viernes, 28 de noviembre de 2014

Buscaré el océano, de Carrie Ryan

Hace un año, me solidaricé con Jorge y su "reto" de lectura poniéndome con Moccia (ya sabéis cómo acabó la cosa por las reseñas que fueron saliendo). Ha vuelto a repetirlo y, en esta ocasión, de su interminable lista de libros que le toca leer para el reto, me he animado con esta novela. No precisamente porque le hubiese gustado, más bien lo contrario. Así que por quitar otro libro de la estantería, como ya hice con las novelas del italiano, me puse con ella. Tampoco tenía otra lectura que me llamase especialmente para que le hiciese caso ni ando muy sobrada de tiempo estos días.

Comentar que otro motivo por el que me animé con su lectura, pensado que no me gustaría y lo sacaría de mi estantería, es que es una de estas sagas que las editoriales han dejado a medias. Así que si a alguien le interesa ponerse con ella, que tenga este detalle en cuenta.


Argumento

En el mundo de Mary hay verdades incuestionables: La Hermandad sabe más que nadie. Los Guardianes protegen y sirven. Los Condenados no se rinden nunca. Y hay que tener mucho cuidado con la alambrada que rodea el pueblo, la alambrada que protege a sus habitantes de los Condenados, zombis hambrientos que habitan en el bosque.

Mary es una de las pocas jóvenes en edad casadera que quedan en el pueblo. Su familia está rota desde que su padre se convirtió en Condenado. Su madre aún cree en su regreso y entre ella y su hermano Jed la vigilan a todas horas. El día que su amigo Harry le dice que va a pedir su mano, a pesar de que a ella quien le gusta es el hermano de éste, Travis, quien a su vez va a pedir la mano de Cass, todo se desmorona. Su madre se ha acercado a la alambrada y ha dejado que la muerdan, quedando Condenada. Su decisión es que la dejen salir al Bosque una vez se transforme. Sus últimas palabras es que vaya en busca del océano del que siempre le hablaba de niña.

Después de eso, Jed se niega a tenerla en casa, Harry no llega a pedir su mano y su única opción es ingresar en la Hermandad. Una vez allí, las verdades dejan de convencer a Mary. Aprende cosas que habría preferido no saber nunca sobre la Hermandad y sus secretos, y sobre los Guardianes y su poder. Y, cuando se rompe la alambrada y su mundo se ve sumido en el caos, aprende cómo son los Condenados y hasta dónde llega su avidez insaciable. 

Reseña

Con los zombis tengo un problema: me fascinan lo mismo que me repelen. Por eso, esta historia que entre medias planteaba un romance juvenil, que en semejante contexto podía ser de lo más emotivo, con una sociedad regida por la mano dura de unas monjas, parecía perfecta para mí, y por eso la compré. Lo cierto es que me ha gustado más de lo que esperaba tras su reseña (¿quizás porque había bajado demasiado las expectativas?) aunque coincido con los puntos flojos que él saca, pero sólo uno me ha molestado realmente. Bueno, dos. Bueno... *ejem*

El primer punto flojo, y el que ha afectado a toda la historia, casi matándola, es su protagonista femenina. Qué desesperación. Os copio lo que Jorge dice de ella porque es tal cual: "una protagonista equivocada que es suma y resumen de todas esas características que tanto odiamos en las heroínas de novela juvenil romántica paranormal; egoísmo, bipolaridad, crueldad, ausencia total de empatía, un orden muy difuso de las prioridades, complejo de superioridad y ese irritante complejo de "patito feo" en las cinco primeras páginas que desaparece para verse acosada por dos guapos, ser la parte central de una intriga que los pondrá en peligro a todos, guardiana de secretos y, sí, alguien que de repente es muy especial". No puedo añadir ni una coma a lo dicho por él. La chica se hace insufrible muy pronto y no deja de serlo en toda la novela.

Y así pasamos al otro gran problema de la novela, el romance. El polígono amoroso que se forma no tiene ninguna lógica en su concepción. Ninguno va a casarse con la persona que ama porque... porque sí, no hay una explicación consistente que resulte creíble. Es absurdo. Y encima lo empeora la protagonista, su forma de ser veleta y su no saber lo que quiere hacer de verdad. Una cosas son dudas, algo que la humanizarían, pero lo suyo no tiene nombre.

En cuanto al tema zombi, como ya dije más arriba, guardo las distancias porque lo soporto en las dosis justas. Por eso aquí no he tenido problemas. Hay únicamente cinco momentos en toda la novela que aportan algo de riesgo auténtico (contadlos, en serio). Más de un tercio de la novela (casi la mitad) están protegidos en el pueblo. Páginas perfectas para desarrollar el tema de sociedad oprimida, asustada, que lucha por el día a día... Pero no lo explota. Y luego, mientras deambulan por el bosque, están protegidos por caminos con alambradas, así que no hay una tensión constante, sólo momentos puntuales de peligro y no demasiado intensos, acumulados principalmente al final. Hasta para mí se queda corta la cosa. 

Otro punto negativo (suma y sigue) es que resulta demasiado fácil que los supervivientes sean todos del entorno de la protagonista. Así, ella sigue siendo el centro y todo gira en torno a sus problemas afectivos (románticos o familiares). Si al menos los secundarios que la rodean aportasen algo... La mejor para mí sería Cass, aún con un par de problemas importantes. Los chicos me han gustado, sobre todo Harry, pero pierden puntos inevitablemente al no mandar por ahí a una chica egoísta y absurda como es Mary. 

Aún con todo eso, la novela no me ha disgustado, que no es lo mismo que decir que me ha gustado. Tiene algunos pasajes bonitos, narrativamente hablando. La prosa roza lo poético en algunos momentos y el ritmo es ágil, lo que siempre ayuda. Las ideas son muy buenas aunque desaprovechadas en su mayoría. Cuando se intenta poner seria planteando dilemas como  "conocimiento frente a seguridad" o "¿merece la pena seguir sufriendo y luchando en un mundo tan cruel?" (algo emo, lo sé, pero es que la protagonista se pasa la novela llorando sus penas, las de los demás importan tres pepinos), es cuando muestra lo mejor de sí. 

Personalmente, me ha enganchado y al acabar me he quedado mentalmente con lo poco bueno que tiene y he dejado a un lado todo lo malo, que ya habéis visto que es mucho. Y no puedo explicaros por qué, porque yo misma me enfado ante mi sensación de haber quedado satisfecha con una historia que hace aguas por todas partes. No es una lectura recomendable para aficionados al género zombi. Ni siquiera para aficionados a las historias de romántica juvenil. De hecho, no es una novela recomendable, a secas. Sin embargo, ha tenido alguna cosita, pequeños detalles que me han gustado lo suficiente para intentar buscarme la vida y conseguir su continuación, pues el desenlace deja la puerta abierta a algo diferente de lo que la novela había mostrado hasta entonces.

lunes, 24 de noviembre de 2014

El gran Gatsby, de Francis Scott Fitzgerald

Antes de que acabe el mes toca el imprescindible del año. Ya sabéis que intento buscar una relación con la lectura del mismo mes del año pasado. Entonces fue Retorno a Brideshead, maravillosa novela que recomiendo de nuevo y siempre. 

No había lectura que me pareciese que casase mejor con aquella que ésta. Ambas son historias sobre personajes muy especiales de clase alta en el periodo entre guerras, pero unos en Inglaterra y otros en Nueva York.

Argumento

Nick Carraway decide mudarse al Este y meterse en la bolsa. Vive en una modesta casita de bajo alquiler adyacente a la mansión más apabullante que jamás hubiera podido imaginar. Allí vive su misterioso vecino, Jay Gatsby. 

Todo el mundo habla de él y corren miles de rumores sobre su procedencia, sus actos y el origen de su inmensa fortuna, incluso se comenta que mató un hombre. Pero Nick no le da ninguna importancia hasta que, sin saber cómo, acaba invitado a una de las opulentas fiestas que da todos los fines de semana y que se prolongan hasta el amanecer.

Reseña

A pesar de mi limitada cultura de esa época, todos conocemos mejor o peor la existencia de los "Felices Años 20" que acabaron de un sólo golpe con el Crack del 29 y la posterior Gran Depresión. La novela se enmarca en esa época alegre, de fiestas continuas, pero también decadente. Ya se sabe, cuanto más alto se está, mayor es la caída.

Sinceramente, no sabía qué me iba a encontrar al empezar a leerla. Evité la reciente película y quizás me empecé a formar una imagen demasiado positiva o idealizada. Lo cierto es que me costó mucho coger cariño a los personajes, empatizar con ellos y disfrutar de las líneas que iba leyendo. Por suerte, me decía, el libro es corto (apenas 185 páginas en mi edición con tamaño de letra aceptable) y en algún momento tendría que conectar con la historia. Si tan famosa es, por algo debía ser. Efectivamente, acabé conectando, pero fue en su parte media-final. Ahí es cuando cobran sentido y valor todo lo que hasta entonces me parecía entre aburrido y superfluo. 

El problema que tengo ahora para poder reseñarla es que, si justamente es el final el que engancha ¿qué os puedo contar? En retrospectiva entiendo por qué se la considera una gran novela, pero su primera parte adolece mucho para el lector que, como yo, desconoce la historia. Si os animáis con ella, tened esto en cuenta. Ahora bien, una vez terminada y tras llevar ya prácticamente un día dándole vueltas, no me queda más remedio que clasificarla como lectura auténticamente imprescindible.

Se trata de una historia que habla de la decadencia de una época, con la superficialidad por bandera, negocios turbios e infidelidades. Es la historia del sueño americano retorcido. Pero también es una historia de amor complejo, de pasados idealizados y de engaños. Y con un final que podrá sorprender más o menos (en mi caso, más), pero emocionará, hará reflexionar y hará que sea una novela redonda.

Uno de los problemas que tuve para engancharme es la narración. El libro va en primera persona pero contado desde el punto de vista de un personaje que en todo momento no deja de ser un secundario de todo lo que ocurre, lo que es bastante desconcertante, sobre todo por la peculiar dosificación de la información que hace. Pero, como la trama en sí, al final cobra todo el sentido y casi parece inevitable que fuese ésa la narración adecuada.

Creo que ya veis por dónde va la cosa. El gran Gatsby es una magnífica novela que nos exige aguantar unos primeros capítulos lentos y aburridos pero que al final tendrán su sentido y valor. Una historia fascinante de unos años decadentes y superficiales con unos personajes que darán muchas sorpresas. Dadle una oportunidad.

viernes, 21 de noviembre de 2014

Cuando la memoria olvida, de Noelia Amarillo

Llevaba queriendo leer este libro mucho tiempo. Lo conseguí en un sorteo en la edición de la desaparecida editorial El Maquinista, pero como era el segundo de la saga Amigos del barrio, lo normal era leer antes el primero. Estuve detrás del dichoso libro no sé cuánto tiempo hasta que otra editorial, Terciopelo, recuperó las novelas de la autora, ésta incluida, en una edición de bolsillo en tapa dura y muy económica. Aunque ya lo tenía, por no romper la colección, me lo compré. Si a alguien le interesa, vendo mi edición repetida aquí (acepto ofertas, es un precio más bien simbólico).

Ya leí la primera parte de la saga, Falsas apariencias, y comenté que dejaría un tiempo antes de coger su continuación para así poder disfrutarla mejor y no saturarme, y aquí os la traigo.

Argumento

En la vida de Ruth no hay sitio para nadie mas… de hecho, ni siquiera hay sitio para ella misma. Cuida su casa, a sus hermanos (aunque son ya adultos) y a su padre (que tiene problemas de memoria). Trabaja en un centro de día para mayores donde no sólo hace su trabajo sino también el de la arpía de su jefa. Para conseguirlo regula sus días en horarios imposibles, controlando exactamente cada segundo aprovechable. 

Su única vía de escape son las escasas reuniones con sus amigas… y pasar algún sábado que otro con un amigo especial que le hace hermosos “diseños de interiores”. 

La vida de Marcos es un cúmulo de experiencias y viajes. Imprevisible, impaciente y visceral hace lo que quiere, cuando quiere y como quiere. Tras pasar varios años en todos los rincones de Estados Unido, y de parte del mundo, decide volver a su país natal, España y asentarse. La falta de previsión, y sobre todo la comodidad, se confabulan para que acabe viviendo en la casa de su madre, una mujer obsesionada por las telenovelas, que vive por y para la ficción. 

De niños eran los mejores amigos y los más fieros enemigos. Pero el destino los separó, para años después volver a juntarlos. Un día agradable se convirtió en una noche de pasión que finalizó en una discusión que los separó y cambió la vida de ambos. 

Ahora vuelven a encontrarse, todo sigue igual y a la vez todo ha cambiado…

Reseña

Noelia Amarillo me gusta mucho como escritora porque, en sus historias, sabe meter aspectos de denuncia social que le dan muchos puntos, ya que nos hace reflexionar en algo más que en los líos amorosos que tienen sus protagonistas. En esta novela, por ejemplo, aparecen los ancianos con diversos problemas mentales. Nos ayuda a entender mejor sus acciones y cómo podríamos tratarlos más adecuadamente. Además, refleja la situación actual de familias que tienen algún mayor a su cargo y no le pueden dedicar el tiempo que se merecen, así como los centros que los atienden y tienen que poner mucho de su parte para sacar cada día adelante, con apoyos económicos en caída libre. 

Es una autora que sabe situar muy bien sus historias en el presente, haciendo que sus personajes y escenarios sean totalmente creíbles y sea muy fácil verlos en nuestra imaginación, además de dotarles de vida y problemas reales y cotidianos que todos podemos enfrentar en cualquier momento, ya sean más serios o más anecdóticos.

La única pega que le puedo sacar a la trama en sí es lo poco creíble que me resultó el encuentro fortuito que tienen en Estados Unidos que supone el arranque de toda la historia. Pensaba que en algún momento se explicaría que fue provocado por una de las dos partes, en principio por Ruth. Sé que es un recurso usado en muchas historias, que a veces, en la realidad, ocurren estas casualidades sorprendentes... pero ha sido un acto de fe demasiado grande, pues hablamos de un país que es casi un continente en sí mismo.

En la valoración de la pareja protagonista, Ruth gana por goleada a Marcos. Es más, éste no me ha gustado (casi) nada. Me ha parecido la mayor parte del tiempo un capullo, con arrebatos de macho posesivo que, si en una novela histórica se pueden aceptar con la idea asumida de que eran otros tiempos, en una historia que se sitúa temporalmente en la actualidad no cuadra. Por favor, que llega a estar "celoso" de Brad, que no es otro que el consolador de Ruth. Por no hablar del momento y la forma en que la arrincona al salir de la exposición y otros pocos más que lo descartan por completo de mi lista de protagonistas masculinos que recordar. Sí, tiene varios momentos muy buenos, pero a mí no me han bastado para "perdonarle" los malos. Me ha parecido un personaje inmaduro, egoísta, caprichoso y con "idas de pinza" que dejan a uno con la boca abierta. 

Por suerte, la protagonista salva la novela ella sola. Seria, trabajadora, abnegada, decidida, con puntos descarados y divertidos, inteligente, sensata... Si se le puede sacar algún defecto es que quiere tenerlo todo tan controlado que no sabe improvisar. Ruth es fantástica y en más de una ocasión deseé que le diese la patada a Marcos de manera definitiva.

A diferencia de la anterior novela de la saga, que era claramente erótica dada la GRAN cantidad de sexo que había en sus páginas, y que llegaba a saturar un poco, en ésta no tengo muy claro dónde englobarla. Hay varias escenas de sexo pero son menos, están mejor dosificadas y la trama, como tal, tiene mayor peso. Supongo que está en el límite entre novela romántica y erótica. Aún así, las escenas son chispeantes y muy intensas. Y si no fuese por lo capullo que me ha resultado Marcos, habría disfrutado mucho más de los preciosos momentos tiernos.

En cuanto a los secundarios, el padre de Ruth, Ricardo, es un encanto que produce enorme ternura. Iris es un diablillo muy divertido y simpático, aunque no me he creído que acepte la verdad sobre su padre así como así. De todos modos, la mejor sin duda es Luisa, la madre de Marcos, una loca (o no tanto) obsesionada con las telenovelas. Las risas que llega a producir esta mujer son geniales. Por último mencionar a Darío y Héctor, hermanos de Ruth y protagonistas de los dos libros de la saga que siguen a éste. Ya tengo ¿Suave como la seda? en la estantería aunque de momento esperará un poco... o tal vez no. 

La escritura de la autora es muy directa, quizás dejando que sus personajes digan demasiados tacos, aunque Ruth los intenta corregir siempre que los escucha, lo que se convierte en momentos muy divertidos. Las páginas vuelan casi sin darse uno cuenta, capítulo tras capítulo, y cada uno va precedido de una o dos citas muy bien elegidas. En definitiva, una lectura fantástica.

Cuando la memoria olvida es una preciosa historia con momentos muy duros al mismo tiempo que los hay divertidos, pasionales, emotivos e intensos. Sería perfecta si no fuese por su protagonista masculino, pero puedo decir que la he disfrutado mucho a pesar de él.

miércoles, 19 de noviembre de 2014

Animes abandonados (4)

Nueva tanda de animes abandonados. Ya dije que en esta temporada de Otoño, al no tener series concretas que despertasen mi interés, acabé probando un número más elevado de lo habitual. Aquí se descuelgan otras cuatro y creo que ya serán las últimas de esta temporada. Creo.

Por cierto, a la lista podría añadir Ookami shoujo to kuro ouji, pero lo cierto es que no quiero abandonarla, sino terminarla y hacer una reseña en la que exprese todo lo que me parece que tiene de horrible, que es bastante.

Gugure! Kokkuri-san. He llegado hasta el cuarto y aquí se va a quedar. El primero me gustó bastante: una niña pequeña, que vive sola (¿padres inexistentes?) y se ve a sí misma como una muñeca o robot sin sentimientos, invoca a un espíritu zorro con una especie de ouija. Éste, en vez de atormentarla, se convierte en su cuidador, intentando que coma sano, limpiando y demás. Tenía un par de puntos y creía que de manera sutil se iba a tratar la personalidad de la chica, el tema del abandono infantil o del bulling escolar... 

Sin embargo, eso que sólo vi en el primer capítulo no ha vuelto a aparecer en los tres siguientes y la serie se ha puesto a introducir personajes a cada cual más disparatado: un inugami, un tanuki y... un alien. Apenas me han hecho gracia los gags y tiene pinta de que va a seguir metiendo personajes absurdos sin contar nada, haciendo que la serie sea cada vez más surrealista y absurda. Si al menos el humor hubiese conectado conmigo... pero no ha sido así, por lo que prefiero dejarla mientras aún guarde el buen sabor del primer capítulo.

Madan no Ou to Vanadis. Otra serie de la que he visto bastantes capítulos, hasta el sexto en este caso. Me gustaba la premisa de mujeres guerreras y que fuese el chico protagonista el que quedase en segundo plano. También tenía un punto positivo por su protagonista masculino, un joven maduro y sensato. Sin embargo se abusa del fanservice (descarado hasta el extremo lo de este último capítulo visto) y todo apunta a la formación de un harem más o menos explícito. 

Aún podría haber dejado pasar esos puntos negativos si no fuese porque me ha empezado a aburrir. La historia ha empezado a ser una serie de batallas liderando ejércitos y no sé si será porque no estoy acostumbrada al género, pero me he perdido. O tal vez porque lo explican de pena y en las light novels en que se basa la cosa quedará más clara (apuesto por esto). Según he leído, sólo el primer capítulo ya adapta 3/4 de la primera novela ¿cómo no van a dejar en el aire explicaciones  que serán importantes para los que no las leemos? Así que ha llegado un punto en que ya no sé quién pelea con quién, ni quienes apoyan a los protagonistas ni por qué van hacia un lado u otro, dónde están las fronteras... Una pena porque pintaba bien al principio salvo por el tema fanservice.

Y para acabar, un par de series de las que sólo he visto su arranque: 


Donten ni Warau. Sólo he visto el primero y aunque no está mal, no me han convencido los protagonistas. Llevo tiempo queriendo ver un anime basado en esa época pero Rurouni Kenshin dejó el listón demasiado alto. Una pena porque encima es un shojo =( Tal vez le dé una oportunidad a los scans si los hay.

Bonjour! Koiaji Pâtisserie. Vistos 3 capítulos de 5 minutos cada uno. Típico otome de toda la vida y ya estoy mayor para la insipidez de su protagonista femenina y los estereotipos de los chicos. Quizás la gracia de la serie está en la directora que parece tenerla tomada con la protagonista, sin venir a cuento.

domingo, 16 de noviembre de 2014

La edad de los milagros, de Karen Thompson Walker

Creo que ya os he comentado que me gustan las películas de catástrofes, ya sean la más buenas (haberlas hailas) como las que sólo producen risas de lo malas que son. Adquirí este libro por ser de esa temática y tener una premisa sutilmente diferente. Lo cierto es que me encantaría verla adaptada, probablemente entraría en la categoría de las buenas películas, y hay muy pocas que realmente lo sean. 

En realidad, en la propia solapa del libro ya se comenta que se han adquirido los derechos para hacerla, y buscando por la red incluso he visto noticia de que tendría directora pero siendo eso lo único que hay, todo apunta a proyecto abandonado en el limbo. Una pena.

Argumento

Me llamo Julia y vivo en una zona residencial cerca de Hollywood. Yo tenía 11 años cuando anunciaron por televisión que la Tierra había empezado a girar cada vez más lentamente. 

Desde entonces, notamos que los días y las noches se iban alargando poco a poco. Mamá dijo que era una catástrofe y el primer cambio que lo confirmó fue la paulatina muerte de las aves. 

Conforme el orden natural se fue alterando, cambiaron también las trayectorias de los afectos. Todo indicaba que la vida sobre la Tierra se iba a volver muy difícil...

Reseña

Las historias apocalípticas siempre hacen pensar "¿Qué pasaría si...?" o "¿Qué harías tú, cómo reaccionarías si...?". Normalmente, en la mayoría de películas que ahora mismo recuerdo, todo son catástrofes que se desarrollan rápidamente. Apenas hay tiempo para reaccionar y se dan medidas desesperadas. Aquí es todo lo contrario. El tiempo se empieza a dilatar, es un declive lento el de la Tierra con síntomas que van surgiendo poco a poco y medidas que los humanos procuran poner para paliar las consecuencias de los cambios.

No sé cuánto se habrá documentado la autora y qué licencias se habrá tomado. La hipótesis que plantea es quizás más aterradora que en esas otras historias donde las cosas pasan relativamente rápido. Aquí nos muestra una lenta agonía contra la que nada pueden hacer los humanos. La única opción es la adaptación, la lucha por el día a día, por intentar seguir adelante asimilando los cambios que se van dando.
"Qué raro empezó a parecernos el reloj de veinticuatro horas, qué perfección tan imposible, con sus dos mitades idénticas de doce horas, tan definidas como las de una cáscara de nuez. Nos maravillaba pensar que hubiésemos podido creer en algo tan simple."
La perspectiva elegida por la autora para narrar la historia es desde una chica de 11 años, a punto de entrar en la adolescencia. Aparte de lo que sucede en el mundo veremos los hechos que van cambiando en su propio universo: amistades, familia y primer amor; y cómo esto se ve afectado por la ralentización. No obstante, se lleva un punto negativo al hablar de ella como si YA fuese una adolescente. Si hubiese dicho que tenía 13 o 14 años me lo habría creído pero 11... Hay reflexiones y hechos que no concuerdan con su edad.

Quizás uno de los puntos más interesantes de la historia es cómo se generan dos formas de encarar la nueva situación: los que siguen el reloj de 24 horas de siempre, la "Hora oficial", lo que supone que haya noches iluminadas por el sol o mañanas a oscuras; y los que prefieren seguir el ritmo natural de vivir de día y dormir de noche aunque se vayan prologando, la "Hora real". Los segundos son minoría, se les empieza a discriminar y hasta acosar para que se marchen.

La mayor pega que le pongo es su falta absoluta de explicaciones. Sí, se cuenta por qué pasan algunas cosas pero no la raíz de todo, la ralentización del giro de la Tierra en su eje. Acepto que en la realidad no siempre se tienen todas las respuestas, ahí están muchas enfermedades que se llevan años estudiando y todavía no se pueden curar. 

Sin embargo, al ser literatura, da la impresión de que a la autora no se le ocurrió una respuesta plausible y prefirió no darla. Puestos a elegir tal vez es mejor dejar la incógnita y el velo del inquietante misterio a una respuesta que nos llevase a soltar un exabrupto. 

El ritmo es lento. Acompaña perfectamente a la sensación de tiempo que se alarga indefinidamente y, personalmente, no me ha molestado. Es más, no me he podido despegar de las páginas del libro. Aunque creo que más de unx lo puede encontrar pesado, así que id con esta advertencia si os animáis con la novela. Por otro lado, la prosa de la autora me ha encantado, con más de una cita preciosa para enmarcar y un estilo que roza lo poético.

La edad de los milagros es una novela preciosa, con algunas escenas duras y tristes, un tono pesimista y una humanidad que quiere seguir adelante día a día, por más horas que éste tenga, con esperanza. He sentido muchas cosas con esta novela y no sé explicarlas todas, es una mezcla de congoja, pena, inquietud y tensión junto a momentos de felicidad, pero todo muy sutil, con una extraña sensación de calma. Y aunque os parezca una tontería, creo que cada vez que piense que quiero que se alarguen los días para hacer lo que quiero/debo, me acordaré de esta historia y me alegraré de que los días tengan siempre sus 24 horas de rigor.

jueves, 13 de noviembre de 2014

Una imagen en el espejo, de Danielle Steel

Si recordáis, ya hace un tiempo caté a esta célebre autora con Relámpago, una novela romántica que no se limitaba a contar una historia de amor, sino que nos hablaba del duro tema que es el cáncer de mama y cómo reaccionan los que rodean a la enferma. Fue una novela que me produjo muchas emociones y me dije que tendría que volver a probar con otra de sus novelas. Y ya le ha llegado el momento. Por cierto, nueva reseña en la que cito a mi querida Arse, ella fue la que me recomendó esta novela y se lo agradezco, ha sido una muy buena lectura =)

Argumento

Nueva York, 1913. Olivia y Victoria son dos hermanas gemelas, idénticas en apariencia pero completamente diferentes en personalidad. Olivia es dulce, hogareña y seria. Desde la muerte de su madre, en el parto de las dos hermanas, ella ha sido la responsable, la que salvaba de aprietos a su gemela. Se ha convertido al crecer en la señora de la casa. Por su parte, Victoria es independiente, defensora del derecho a votar de las mujeres y reticente a formar una familia.

Dos años atrás fueron presentadas en sociedad, causando asombro y admiración en la élite neoyorquina. Su padre decidió retirarse al campo, harto de que tratasen a sus hijas como monos de feria, y ahí siguen cuando unos negocios les hacen volver a la ciudad durante un par de meses. Ambas experimentarán el amor y la decepción a raíz de su vuelta a la gran manzana. Charles Dawson es un joven abogado viudo y padre de un niño pequeño. Toby Whitticomb es un hombre casado, con hijos y con mala fama por sus líos amorosos extramatrimoniales.

Reseña

No sé si la intención de la autora habrá sido la de hacer cierto homenaje a Sentido y sensibilidad de Jane Austen, pero al leer he notado algunas semejanzas, sobre todo en las similitudes y diferencias de las dos hermanas. 

A diferencia de Relámpago, aquí tenemos una historia más centrada en el género en que se engloba. Aún así, aunque el amor tiene más relevancia en la trama, los hechos se superponen a los sentimientos, y es que pasan muchas cosas. La autora centra su historia en unos años muy importantes, cuyos hechos se cruzarán con las vidas de sus personajes. No sólo Charles enviudó cuando su mujer murió en el Titanic, sino que está a punto de saltar la Gran Guerra.

Hablar de la trama es hablar de las gemelas. Sobre ella y sus actos recae todo el pesa de la novela. Las dos hermanas son dos caras de una moneda. Personalmente he sentido más empatía, me he identificado más con Olivia y he sentido más su historia. Sin embargo, es Victoria la que se lleva mis aplausos por su defensa de sus ideales, su fuerza de voluntad y su determinación. Aún así, lo que hace grande esta historia es que los sentimientos que despiertan ambas protagonistas no son estáticos, pues son muy humanas y, como tal, cometen errores, tropiezan y se vuelven a levantar. He admirado la entrega y el sacrificio que es capaz de hacer Olivia igual que me ha enfadado su falta de sinceridad. Victoria tampoco se libra de tener sus puntos flacos con su ingenuidad y egoísmo. Ambas me han despertado muchos sentimientos y la novela es ver dos formas de enfrentar la vida en una época concreta.

El detalle que se menciona constantemente de su enorme parecido físico, que sólo la ama de llaves es capaz de diferenciarlas, hace intuir que llegará el momento en que ambas intercambien sus papeles. Personalmente, la pega que le pongo es que retrasa demasiado la situación. Cuando iba leyendo y mientras veía cómo se desarrollaban los primeros acontecimientos, creí que sucedería en cierto momento y es mucho más adelante que cambian los papeles. El resultado son dos historias diferentes y mucho más interesante la creada por la autora, no cabe duda.

Una pequeña pega que le debo sacar es que, aunque el estilo de la autora es ágil y directo, el principio es un poco farragoso. A la historia le cuesta arrancar al darnos de golpe toda la información referente a la familia de las protagonistas. Una vez se pasa ese bache, las páginas vuelan hasta un magnífico desenlace.

Me he emocionado con esta historia, he reído y llorado. Creo que es un canto en honor a las mujeres, a todas las que luchan y pelean por su futuro, ya sea enmarcadas en un hogar o persiguiendo unos sueños e ideales fuera del esquema tradicional. Una novela muy interesante para reflexionar a la par que se lee una preciosa historia.

lunes, 10 de noviembre de 2014

Gekkan Shoujo Nozaki-kun

Me quedaban un par de animes veraniegos por reseñar (de los que seguí al día, aparte hay otro par que tengo para hacer maratón) y me voy a quitar uno, que tengo la mosca en la oreja por tenerlos pendientes. No quiero que me pase como otras veces y me quede al final sin reseñarlos por dejar pasar el tiempo. En este caso, junto a Ao Haru Ride, ha sido el otro shojo de la temporada y una de las mayores sorpresas.

La serie se basa en el manga homónimo de Tsubaki Izumi quien tal vez os suene por Oresama Teacher (serie que seguí por scans hasta que no hubo más, que era un punto y que tengo que retomar y releer desde el principio). De momento tiene 5 tomos y sigue abierta.

Argumento

Sakura Chiyo está enamorada del serio y maduro Nozaki Umetarou. Se arma de valor y decide declararse un día, aunque lo hace de una manera un poco extraña porque le dice que le "admira". Nozaki entiende otra cosa y le da su autógrafo, creyendo que es una fan. Entonces, Sakura lo intenta de otro modo y le dice que quiere "estar con él". Nozaki la invita a su casa y allí... descubre que éste es un famoso mangaka de shôjos que se apoda Yumeno Sakiko. De hecho, ella sigue su actual serie.

Para poder pasar más tiempo con Nozaki, se convierte en su asistente, aunque no será la única. Pronto conocerá a Mikoto Mikoshiba, inspiración de Nozaki para su protagonista o Hiro Masayuki, el encargado de los fondos. 

Reseña

Soy una shojera y, como tal, adoro un montón de series de este género. Pero eso no quita que en ellas ya se reconozcan demasiados clichés, personajes tópicos, situaciones tipo... A veces viene bien reírse de uno mismo y eso hace esta serie. Gekkan Shoujo Nozaki-kun es una parodia del género. Coge un tópico detrás de otro y le da la vuelta para dar una situación absurda o surrealista.

El humor es algo muy subjetivo y es muy difícil que algo haga gracia a todo el mundo por igual. En este caso, la serie ha conectado perfectamente conmigo, supongo que como lectora del género que se parodia, el reconocer las situaciones ha sido clave. La serie ha tenido momentos muy grandes que me han hecho soltar auténticas carcajadas (las bicicletas del primer capítulo...). También parodia este tipo de series tipo Bakuman sobre la creación de mangas dentro del propio manga, pero como no soy muy asidua al mismo, poco puedo decir.


La pega que le puedo poner es que sabe a poco, pues 12 capítulos no dan para mucho y tiene que ir presentando a la gran cantidad de personajes que van apareciendo. Sumado a esto está el detalle que, una vez presentados, no hay una evolución, es el tipo de serie en que los personajes tardan siglos en dar un paso, sea en el sentido que sea. 

Otro aspecto a mencionar es que, como shojera, en una serie del género espero que el romance haga acto de presencia antes o después. Aquí no aparece. Los personajes lo van esquivando con maestría. De todos modos, tampoco daría tiempo a tratarlo en tan poco tiempo. Si buscáis romance, aquí no lo encontraréis. En futuras temporadas quizás. Creía que iba a echar de menos los acercamientos, y aunque esperaba algo más en el último capítulo (mentiría si dijese que no quería que ocurriese algo), la serie me ha dejado completamente satisfecha.

La mayor virtud que le encuentro es lo pura y simple que es. Tenemos un anime que busca divertir y entretener tanto a chicas como a chicos. Prescinde de fanservice y se toma a sí misma en broma.

La protagonista, Sakura, es adorable. Cae bien, es simpática y divertida. Nozaki, con todo lo serio y maduro que parece, tiene unas salidas absurdas que desencajan a cualquiera la mandíbula. Y los secundarios son a cada cual más particular, especialmente Mikoshiba, un ligón que se avergüenza de las frases cursis que dice. El resto del elenco dan sus mejores momentos cuando están con sus respectivas "parejas", quedando los dos protagonistas un poco como espectadores o secundarios.


La animación es bastante correcta, muy colorida y sin bajones destacables. Aún así, no tiene nada que la haga sobresalir especialmente, es bastante estándar. Las voces están muy bien elegidas y si tengo que poner alguna pega es que ni OP ni ED me han convencido.

Poco más que decir. Echadle un ojo al primer capítulo y si os entretiene, poned el siguiente. Una serie perfecta para pasar unas horitas de risas o, como mínimo, con una sonrisa tonta en la cara. Como ya he dicho, depende del humor de cada uno para que algo haga gracia o no, pero me arriesgo a decir que con Gekkan Shoujo Nozaki-kun vais sobre seguro. Comedia inteligente, parodias por todos lados del género y unos personajes entrañables ¡Quiero más!

jueves, 6 de noviembre de 2014

Esmeralda, de Kerstin Gier

Increíble pero cierto. Toca final de una trilogía. Con Esmeralda me despido de El amor más allá del tiempo, una saga que me ha dado muy buenos momentos. Como dije en la entrada de compras de Octubre, ya lo había leído y ahora le toca reseña para cerrar la trilogía después de tanto tiempo. Al menos la completo en el mismo año en que había leído el anterior, ya es algo. Lo cierto es que había pensado releer los dos primeros (Rubí y Zafiro) antes de ponerme con éste pero me alegro de no haberlo hecho para aumentar un poco la sorpresa al no recordar con claridad todo lo que pasaba.

Me voy a abstener de poner un argumento porque no podría aportar nada que no resultase spoiler para quien no haya leído los anteriores. Así podréis leer la reseña con tranquilidad.

Reseña

Lamento decir que el final de la trilogía ha sido una pequeña decepción. El problema que le he visto es principalmente de estructura con un arranque lento y demasiadas páginas en las que ni se descubre ni pasa gran cosa. Así, el desenlace llega de manera un tanto precipitada y sin tomarse el tiempo necesario para contar con calma cómo quedan las cosas tras vencer al malo. Hay varios flecos que quedan al aire y no me ha gustado, y menos si tenemos en cuenta que el libro tiene casi 500 páginas.

Eso que he comentado no me molestaría tanto si no fuese porque el desenlace ha sido de por sí un poco decepcionante. El "malo", con todo lo inteligente que es, sus capacidades "especiales" y todo lo demás, cae de una manera muy facilona. Me esperaba bastante más. Sobre "quién" era, la verdad es que no me paré a pensarlo. Iba leyendo con el piloto automático y no reflexionaba, pero a poco que uno lo haga enseguida se le descubre. Ya lo dije en la reseña de Zafiro, a esta saga le falta sorpresa, que creía que iban a llegar aquí, e incluso intenta darla en varios momentos y por varios lados... pero al menos conmigo no lo ha conseguido.

En la parte romántica el final me ha convencido algo más pero no del todo. Al fin terminamos de saber qué le pasaba por la cabeza al bipolar de Gideon y hay unas escenas que están realmente bien entre ellos. No se puede negar que ha sido todo bastante previsible, pero al menos ha merecido la pena.

No me entendáis mal, el libro me ha gustado, ha sido muy entretenido y me lo he leído en un par de tacadas a pesar de su extensión. El problema es que iba con altas expectativas de los dos anteriores y el resultado ha sido menor de lo que esperaba y de lo que podría haber dado. Sobre todo de lo que podría haber sido. Lo que no hay duda es que globalmente, como trilogía, consigue una muy buena nota. Los viajes en el tiempo siempre son fascinantes y, salvo en su última parte, la autora lo ha llevado muy bien. 

Tenemos a Gwen, una protagonista divertida, natural, simpática, con Leslie, una amiga que la complementa y ayuda. Tenemos un romance con altibajos que no parte del flechazo inmediato pues ambos se tienen más bien poco aprecio desde el primer momento. Misterio y humor, secundarios interesantes y un ritmo más que decente. Y Xemerius. Elementos suficientes para estar unas pocas tardes entretenidxs y pasando unos maravillosos ratos de lectura.

Me fastidia que el desenlace no haya llegado a ser lo que esperaba, que podría haber sido muy grande, pero me quedo con el buen sabor global de la trilogía y la recomiendo. Como mínimo, os entretendrá.


PD: La nota que le pondría a la trilogía sería un 8,5.

lunes, 3 de noviembre de 2014

Adquisiciones de Octubre de 2014

Tras un par de meses muy tristes en lo que a compras se refiere, éste ha remontado un poco, pero no del todo. Al menos, he vuelto a pisar una tienda para dejarme "los dineros" y poner algo al día. Mi lista de mangas activos no para de crecer y empiezo a preocuparme. De verdad, me tengo que plantear acabar algunas series de una vez por todas.

Para empezar, los dos primeros tomos de Nisekoi, vía un intercambio veraniego. La verdad es que he tenido que ponerme pesada con la chica, pero al final me los envió y eso es lo que importa.


Tal vez recordaréis que hace tiempo hablaba de un súper paquete que me tenía que llegar. De hecho, llegó una parte pero faltaba otra. Bien, pues ya lo tengo todo con incluso un par de tomos de regalo como perdón por el retraso, tomos que me han venido de maravilla para poner al día LIFE. Todo el paquete por 70€, con los dobles gastos de envío incluidos. 


- LoveCom - Completa. Ya tenía los tomos 1 a 10, 12 y 13, pero me salía más a cuenta comprarle a esta chica la serie del tirón y revender aquellos (no preguntéis, ya los he vendido todos), más que comprar los que faltaban. Tanto por mi cabreo con la editorial como por el precio de por sí de esos tomos.
- Sailor V #1. Al menos para cerrar esta serie sólo es un tomo más XD.
- LIFE #14 y #15. 
- Historia guarra de fantasmas #1, #2 y #3. Y con esto me quedan otros tres tomos para acabarla.

Sí, ya sé que no he puesto en la foto LoveCom, pero ya la tengo colocada en una estantería alta y me daba pereza bajarla para hacerle una foto.

Y ya, para acabar, la compra en tienda. Por lo menos, aunque haya empezado varias series sólo en lo que ha venido este mes, sin contar los anteriores, he terminado una trilogía literaria, que para mí son más difíciles de acabar XD.


- El amor más allá del tiempo (3) - Esmeralda, de Kerstin Gier. Fin de la trilogía, y libro que ya está leído, con reseña programada y todo para dentro de unos pocos días.
- Nieve en verano #1 y #2. A pesar de todo lo que tengo abierto, no me pude resistir con las buenas opiniones que está teniendo. Y quería darle mi pequeño apoyo a la recién nacida editorial Tomodomo. Por cierto, secundo las críticas, id a por esta serie, es una pequeña joya =)
- LIFE #16. Puesta al día. A ver cuánto tarda Norma en terminarla, que este tomo salió en Abril...
- Dengeki Daisy #11 y #12. Al día salvo el tomo #6 que tengo pendiente de pillar cuando lo vea en las estanterías.

Y hasta aquí, a ver cómo se presenta Noviembre =)