martes, 29 de septiembre de 2009

Tokyo Magnitude 8.0

Hay animes que se dejan pasar porque te haces una ligera idea de lo que va a ser cuando ves un breve argumento y alguna imagen. A veces esa idea era la acertada y la intuición dio en el blanco, pero otras veces hace que uno se deje en el tintero una serie (película, manga, videojuego, libro....) que es toda una sorpresa. Gracias a eter de La torre del nigromante (ya tardáis en visitarlo ¬¬) y a su fantástica (como todas) reseña de la serie me di cuenta del grave error que era haber pasado la serie por alto cuando la terminé de ver hace unos días. Si no la he reseñado antes es porque he necesitado estos días para poder "alejarme" de la serie.

Argumento: La premisa de la historia es la existencia de un 70% o más de probabilidades de que un terremoto de una magnitud 8.0 se dé en Tokyo en los 30 próximos años. La historia representa qué pasaría si eso llegase a pasar en la actualidad.

Mirai es una estudiante de 1º de secundaria que nada más comenzar las vacaciones de verano debe, por encargo de sus padres, acompañar a su hermanito, Yuuki, a una exposición de robots en Odaiba. Un gran terremoto empieza a azotar Tokyo y su skyline cambiará perdiendo más de un edificio insignia. En medio de la confusión reinante, los dos pequeños conocen a Mari, una repartidora que vive no muy lejos de su casa así que deciden ir todos juntos de regreso a sus respectivos hogares con la esperanza de que sus seres queridos hayan podido sobrevivir no solo al terremoto en sí, sino también a las réplicas que le siguen y sus múltiples consecuencias, como incendios o derrumbamientos.

Cuando leí el argumento me imaginaba que acabaría apareciendo algún tipo de héroe que va saltando de aquí para allá poniendo orden en el caos y salvando a niños y ancianos, o algo así. Para nada. La historia trata del viaje de este trio hacia sus hogares viendo desgracias, muertes, desolación y lo peor y lo mejor de los humanos. Es una serie muy realista y muy cruda.

Mirai al principio de la serie es una adolescente egoista y malcriada, de esas que te encantaría abofetear un poquito pero acabas aceptándola, y según pasan los capítulos, apreciándola poco a poco. Yuuki en cambio es un niño adorable de principio a fin de la serie, cualquiera querría tener un hermanito así. Y por último, Mari es, en contra de la mayor parte de adultos que nos presentaban al principio, una mujer íntegra, simpática y solidaria.

Ni la animación ni el diseño de personajes son una maravilla, pero cumplen y hay escenas bastante impactantes. De todos modos, lo que importa en esta serie es su historia. Otro punto a favor es la brevedad de la serie pues todo pasa en 11 capítulos y tampoco es que diese para más.

Si la queréis ver procurad que el sitio de donde os la bajéis no tenga capturas de cada capítulo ni los títulos de éstos. Yo tuve la mala suerte de auto spoilearme lo que sería el final por unas capturas con muy mala leche que, sumadas al título de los 2 últimos caps, enseguida relacioné lo que pasaba y me chafaron el final ¬¬. Aún así, a pesar de que sabía lo que ocurría, eso no evitó que me pusiera a llorar como una magdalena, así que avisad@s estáis. Es una gran serie de esas que pasan desapercibidas, pero por lo bien llevada que está, merece la pena verse aunque eso lleve a llorar un rato al acabarla.

2 comentarios:

  1. Yo también descubrí este anime gracias al blog de eter! ahora mismo voy por el cap 7! está genial, como duran poquito en un par de dias lo acabo :).

    ResponderEliminar
  2. Bueno, en primer lugar gracias por la mención.

    Es un anime muy... agradable. Es duro, y te saca el pañuelo como pocos (yo creo que desde Kimi Ga Nozomu Eien no había visto uno tan lacrimogeno), pero se agradece mucho la seriedad con la que afronta un tema como un terremoto (y más en Tokyo).
    Curiosamente cuando peor se desenvuelve es cuando se va hacia los tópicos del anime, como la escena de acción de la torre de Tokyo o la chorrada de los robots.

    ResponderEliminar

¿Y tú qué opinas? =D