lunes, 30 de diciembre de 2019

Saboten no Himitsu, de Nana Haruta

¡Última reseña del año! (aunque lo cierto es que la he tenido escrita desde hace bastante tiempo pero la he ido posponiendo por adelantar otras entradas y, en fin, que es ahora cuando sale XD).

Otra serie que no nos llegó en su momento y que, a estas alturas, no vamos a ver por aquí. En este caso tampoco es una gran pérdida porque es un shojo muy del montón, para qué negarlo, pero este tipo de obras a veces apetecen y ahora parece que para que llegue un shojo sólo puede ser la hostia en verso o tener algo muy especial.

El caso es que me dio por releerlo por un motivo muy tonto. En Nagatachô Strawberry la autora, que se ve que aparte de compañera de la Ribon es amiga de Mayu Sakai, le hizo un par de fan-arts. Me picó ver qué tenía descargado suyo y, aunque sé que he probado algunas de sus otras series, ésta es la única que tenía. Ya que estaba, pues reseña al canto.

Argumento

Miku Yamada lleva dos años enamorada de Kyôhei Fujioka, es decir, desde que iban a la secundaria baja. Por entonces ella era una chica que no destacaba más que como la empollona y seria de la clase y él llevaba pintas de gamberro con el pelo teñido de rubio. A pesar de su aspecto, Miku descubrió que era buena persona pero también se dio cuenta que estaba siempre rodeado de chicas más guapas. Decidida, puso su esfuerzo en cambiar para tener alguna posibilidad con la que armarse de valor antes de declararse.

Dos años han pasado y ya en bachillerato está lista para dar el paso y confesarle lo que siente. Sin embargo, justo antes de decir las palabras clave, Kyôhei le pregunta si es que sigue el estilo de una conocida ilusionista que suele llevar maquillaje muy llamativo. Miku le da un puñetazo y decide odiarlo a partir de ese momento, convirtiéndose en una especie de cactus con él, pero no es tan fácil dado que en clases están pupitre junto a pupitre y que, además, los sentimientos no desaparecen de la noche a la mañana.

Reseña

El punto de enganche de este shojo de cuatro tomos del 2004-2005 es la relación tan bruta y divertida que hay entre la pareja. Kyôhei es uno de los chicos más densos que recuerdo haber conocido en la demografía. Tiene una incapacidad absoluta para detectar indirectas y eso, claro, exaspera a Miku. La serie es así al mismo tiempo divertida con puntitos de emoción y ternura pero también de drama. Lo denso que es el chico le hace decir cosas muy insensibles.


Que esta serie hubiese abarcado hasta que empiezan a salir la habría hecho redonda. Bueno, también habría sido más redonda si para que se diese el arranque de la pareja no se hubiesen entrometido un par de personajes. Vale que son los que ayudan a Kyôhei a que se le despierten los sentimientos por ella pero no deja de ser un cliché aburrido.

Una vez empiezan a salir se plantea un interesante dilema alrededor del futuro: Miku es estudiosa y tiene una idea de lo que quiere hacer de mayor, Kyôhei es un despreocupado absoluto. Cómo afronta la pareja dos perspectivas tan distintas es interesante y le da un punto maduro a la serie ¿El problema? Que el final llega de una manera muy abrupta que deja la sensación de cierre en falso y ya no sé si por decisión de la autora o de la editorial, pero el regusto agridulce queda ahí.

En resumen, es un shojo simpático en líneas generales, con cosas exasperantes como que la chica cambie por el chico que le gusta o los tópicos en los que cae para hacer avanzar la trama. Se puede decir que va de más a menos salvo por el toque más maduro del último arco. Para un rato de lectura intrascendente y poco más.

miércoles, 25 de diciembre de 2019

¡Feliz Navidad otro año más!

Llega a su fin este año en el que he cumplido la friolera de una década por aquí, lo que me llena de orgullo y satisfacción, como diría aquél. Debería o podría hacer entrada de balance pero, la verdad, es que no me sale. Ha sido un año bastante raro, más o menos bien en lo laboral pero con un par de malos ratos por la salud de familiares muy cercanos, así que como no tengo ganas de revivirlo, sólo os puedo decir que estoy deseando que acabe este 2019 y que la nueva década entre de manera positiva para todo el mundo.

Espero que os hayan caído muchos regalos esta noche, si habéis sido buenos/as, sino, Papa Noël seguro que os ha traído carbón, que me sé de más de uno que se lo merecería *muajajaja*. Disfrutad con la familia, las comilonas que nos esperan y ese espíritu navideño y amable que todos deberíamos tener durante todo el año. Pasaosolo bien y mis mejores deseos para este próximo año =D

viernes, 20 de diciembre de 2019

Príncipe de la Medianoche, de Ako Shimaki

Nueva reseña que recupero de aquellas que redacté para PSS. En este caso, obra de una de mis autoras fetiche, Ako Shimaki, quien por desgracia ha caído en el olvido de la editorial Ivrea, que hubo un tiempo en que lo sacaron prácticamente todo. Por desgracia, pararon de licenciar sus trabajos justo antes de su obra más extensa y, hasta donde he llegado por scans disponibles, su mejor trabajo: Pin to Kona. Precisamente, podría haber corregido la reseña con este dato pues, hasta entonces, Príncipe de la Medianoche había sido su serie más larga, no obstante, he preferido dejarla tal cual ya que refleja el momento en que la escribí. En cambio sí que he añadido una pequeña curiosidad que es su reedición en 2014.

Datos

Título original: Gekka no Kimi
Autora: Ako Shimaki
Tomos: 7
Fecha de publicación en Japón: 2002 - 2004
Revista: Cheese!
Editorial en Japón: Shogakukan
Fecha de publicación en España: 2006
Editorial en España: Ivrea
Estado actual: Publicación completa
Precio: 6,90 € (#1 a #5) y 7,50 € (#6 y #7)

Curiosidades / Datos extras

- A mediados de 2014 salió en Japón una reedición en formato bunko. Este formato se compone de aproximadamente dos tomos originales por cada volumen de la reedición lo que, en este caso, deja la serie en cuatro tomos de los siete iniciales. Como curiosidad, es la primera (y única hasta la fecha) reedición de una de las series de esta autora.

Argumento

Hace más de 1000 años, el príncipe Hikaru perdió a su madre cuando sólo era un niño. Pocos años después tiene un encuentro casi mágico con una hermosa dama, Fujitsubo, quien ha llegado a palacio para ser la consorte del rey, de forma que sería como una madre para Hikaru. Éste se ilusiona con la idea pero ella confiesa no estar interesada en ese papel porque se siente incapaz. El joven príncipe, decepcionado, intenta por todos los medios acercarse a ella, incluso llega a pedirle que le vea como una hermana pequeña. Al final sus esfuerzos dan resultados y la dama empieza a cogerle cariño. El problema llega cuando se realiza la ceremonia de madurez de Hikaru. Desde ese momento ya no podrá ver más a Fujitsubo como solía hacerlo. La noche antes de la ceremonia va a su encuentro y le confiesa que no soportaría no volver a verla más. Desde ese momento se da cuenta de que el dolor que siente se debe al amor que le procesa como mujer, no como madre. La respuesta de Futitsubo a su confesión es una negativa que parece ocultar sus verdaderos sentimientos.

Al crecer, Hikaru se convierte en un Don Juan con decenas de amantes en las que busca el rostro de Fujitsubo noche tras noche. Sabe que será castigado por ello, pero… ¿Cuándo? ¿En 1000 años tal vez...? Pasada esa fecha vive Hazuki, un estudiante de instituto normal  y corriente que tiene mucho éxito con las chicas pero que por contra a lo cabría esperarse, afirma que no le interesan. Sin embargo, no es más que una excusa para ocultar un extraño problema: cuando está cerca de una chica le tiemblan las manos.

Justo el día que cumple 17 años tiene una extraña visión de él mismo reflejado en un cristal como un joven de la edad media japonesa. Pocos instantes después choca con una chica nueva, Shu, que llega tarde a su primer día de clases. En ese momento, se muestra el encuentro, un milenio atrás, de Hikaru con Murasaki, una joven que es idéntica a su amada Fujitsubo.

Reseña

Príncipe de la Medianoche es la serie más larga de Ako Shimaki, mangaka que destaca principalmente por historias de corta duración. Otra característica general de sus obras es que suelen ser de corte realista, siendo ésta una de las pocas excepciones en su carrera que incluye elementos fantásticos. Por ambos motivos, se trata de una obra bastante atípica en el conjunto de sus trabajos.

Posiblemente el punto más fuerte de esta historia sea su originalidad. El manga está inspirado en la Novela de Genji, una obra maestra de la literatura japonesa y una apuesta arriesgada para ser plasmada en un manga. Por ello probablemente la trama no se centra tanto en los protagonistas de la misma sino en unos personajes actuales que parecen tener algún tipo de relación con los de la novela y lo que les ocurre a unos se ve reflejado en lo que les ocurre a los otros aunando la historia del pasado ficticio con la del presente.

Con esta premisa compleja, el desarrollo de la serie juega con saltos temporales, pasando de contar hechos del pasado al momento actual. También hace uso de intercambios de la personalidad entre Hikaru y Hazuki donde no siempre se sabe con seguridad quién de los dos ocupa el cuerpo del protagonista. Por todo ello, se debe estar pendiente de lo que ocurre si no quiere perderse el hilo argumental. No obstante, el nivel de complejidad es relativo y dependerá mucho del lector y sus circunstancias.

El desenlace de la historia sí que se puede considerar fácilmente como complejo ya que deja abiertas numerosas teorías de por qué existe ese vínculo entre unos personajes del S. XXI con los de una obra literaria de muchos siglos atrás. Hay que prestar mucha atención a las palabras del último capítulo para llegar a comprender en su totalidad la obra para poder disfrutarla hasta la última página. 

La historia está contada desde el punto de vista de los chicos principalmente y da comienzo cuando Hikaru conoce a Murasaki y Hazuki a Shu, siendo estos encuentros los desencadenantes en los cambios de sus vidas. Ambos son personajes que no están acostumbrados a amar. El primero, un príncipe arrogante pero solitario, no ha conocido un nuevo amor real desde que fue rechazado por Fujisubo. Mientras que el segundo, con su problema en las manos, nunca ha sentido interés en el sexo contrario, por ello tal vez, se haya convertido en un chico brusco y poco honesto consigo mismo. Bajo este planteamiento, son los personajes que llevan todo el peso de una historia que parece decidida a hacerles ir por el camino contrario al que les dictan sus emociones. 

En lo que a personajes femeninos se refiere, Murasaki es una joven inocente y muy pura cuyo parecido con Fujitsubo atrae tanto la atención del príncipe que la hace su compañera. Al principio lo trata de hermano hasta que se empieza a enamorar de él siendo el comienzo de su triste amor. Shu es una chica dulce, simpática y alegre, no es un personaje que tenga capacidad de aportar a la historia y simplemente se deja llevar por el guión dirigido por Hazuki/Hikaru teniendo algunos contados momentos en los que sí llega a sobresalir. En cambio, su historia familiar que se entrevé ligeramente podría haber sido de interés aunque la autora decidió dejarlo en segundo plano.

El elenco de secundarios es reducido, destacando únicamente a Hiroshi, amigo de Hazuki y su incondicional aliado en su relación con Shu. Es un personaje principalmente cómico cuya afición es relatar en unos diarios los avances de la pareja como si fuese el escritor de una nueva “Novela de Genji”. Aparte de él hay varios personajes que casi son más extras que secundarios, como Jiro o la madrastra de Hazuki que intentarán interponerse en su relación. Son totalmente planos y no llegan a tener ningún desarrollo.

En lo que a historias extras se refiere, no hay ninguna de gran importancia. Todas las que se incluyen en la serie son de pocas páginas y corte cómico, hasta la dedicada a Hiroshi y su posible amor que es la única que realiza un aporte, al menos, curioso sobre este personaje.

El dibujo de Ako Shimaki en esta serie aún le falta ser pulido para llegar a la belleza que alcanza en obras posteriores pero aún así, el nivel de ésta, su segunda obra, sería envidiable por más de una autora con más experiencia. Unas preciosas ilustraciones en las portadas, adorables escenas románticas y profunda tristeza en cada una de las lágrimas son los puntos fuertes de su estilo que no requiere florituras ni exceso de detalles para plasmar los sentimientos. Por el contrario, hay una gran falta de fondos y las escenas de transición hasta llegar a los momentos cumbre de cada capítulo tienen menor nivel de cuido.

La edición de Ivrea es fantástica como de costumbre. Papel de muy buena calidad, sobrecubiertas, edición de textos… A esto se suma el precio tan bajo de los primeros 5 tomos que salieron al valor original de los tomos estándar aunque los dos últimos ya tuvieron reflejada la subida que los dejó en 7,5 €.

Príncipe de la medianoche es una historia de corte principalmente dramático con puntos cómicos para aliviar la tensión y el desasosiego predominantes. Requiere una lectura tranquila para no perder el hilo de la trama además de para poder disfrutar y recrearse en las preciosas escenas románticas. En definitiva, es una serie que podrá gustar a quienes busquen un shôjo con “algo más”.

domingo, 15 de diciembre de 2019

Nuevo quinteto de cofres

Como dice el título de la entrada, hoy vengo con una nueva tanda de cofres, cinco ni más ni menos. Me ha pillado unos días inspirada en los que el cuerpo me pedía un poco de manualidades.

Para empezar, los dos casi negros. El primero es para Last Quarter, de Ai Yazawa que se suma al que ya había hecho para Historia de un vecindario de la misma autora. Si os fijáis no es negro del todo, tiene una filigrana dorada muy elegante que me parecía que era el que mejor pegaba con ella, al menos de los papeles que tengo por casa. El otro es Kami no Nawa, de Kei Kusunoki, un shojo muy minusvalorado a pesar de lo interesante que es. El papel es negro con rayitas un poco más grises, algo que apenas se aprecia en las fotos. Al ser una obra tan sobria le pegaba un papel así.


Los tres que siguen ya tienen tonos más vivos. El primero de diagonales de varios colores es para Lo nuestro no puede ser, tío, de Kaco Mitsuki. Es un rollo de papel que he comprado recientemente así que es la primera vez que lo uso, no como los dos siguientes que, si conocéis mi blog, lo habréis visto en otros cofres (aquí). El de los cuadrados de fondo rojo es para Private Prince, de Maki Enjoji y el rosado es para Georgie de Man Izawa y Yumiko igarashi, hecho exclusivamente con trozo del rollo que me sobraron de otros cofres y al que ya me quedará como para uno o dos más.


Y para acabar, una foto con todos los cofres que quizás me podría haber ahorrado porque con la mala iluminación que hacía cuando he hecho las fotos apenas se ve nada.


Normalmente los cofres para series de tres tomos son algo tontos y no os recomendaría perder tiempo en ellas, mejor en series más extensas, pero las cajas que he usado para ellos eran así de estrechas y, como al final la cosa es reutilizarlas aprovechando al máximo sus dimensiones, pues han caído para estas series de pocos números. 

martes, 10 de diciembre de 2019

Chitose etc, de Wataru Yoshizumi

Primera reseña que haga de todo lo que se vino en el pasado 25º Manga Barcelona. La vendía Fel de Xian Nu Studio y lo cierto es que estuve a punto de cancelar su compra. Por unos comentarios de Miya, de otras personas y de la misma Fel descubrí de lo que iba la cosa. Por verlo con mis propios ojos tiré de scans y llegué hasta el capítulo 25 confirmándose lo que habían dicho e incluso horrorizándome con cosas nuevas. Con eso era suficiente para no querer gastar mi dinero en una cosa tan horrenda pero la curiosidad malsana, el ver hasta dónde podía degenerar, me hizo animarme a comprarla definitivamente para leer lo que quedaba de serie y que ya no estaba por scans. 

Esta reseña está pensada para hacer sangre de una serie horrible y con elementos de un machismo rancio que me ha dolido por ser de la autora que es. Aviso de que va a estar plagada de spoilers.

Argumento

Chitose Kaneshiro es una alegre adolescente que vive en la paradisíaca Okinawa. Un día conoce a un atractivo chico que la salva de un tipo que supuestamente quería reclutarla como idol, si bien olía a estafa a kilómetros. Yuki es un turista que ha venido de Tokyo a visitar la ciudad junto con un amigo del que se ha separado y con el que no puede contactar porque se ha dejado el móvil en el hotel. Chitose, prendada de lo guapo que es, se ofrece a hacerle de guía turística y parece que la chispa surge entre ellos llegando el momento en que él la besa frente a una preciosa puesta de sol en la playa. Tras despedirse deciden quedar al día siguiente pero Chitose se despierta con un gripazo y no puede encontrarse con él ni tiene forma de contactarle. Sin embargo, la chica no se rinde y decide perseguir a su amor predestinado transfiriéndose al instituto al que éste asiste en Tokyo. Para ello cuenta con el apoyo de su hermano mayor, que ya vivía allí y que la acoge gustoso a cambio de que ayude en las tareas de la casa. De éste es la idea de usar la tarjeta del falso cazatalentos para convencer a sus padres de que la dejen ir para perseguir su sueño de hacerse famosa pues lo de ir detrás de un chico no les habría parecido buena idea.

El primer día de clases, Chitose va en busca de Yuki por todo el instituto con los nervios del reencuentro. Cuando al fin da con él lo pilla abrazándose con una chica ¡Yuki tiene novia, Saaya, y llevan juntos cinco años! Y por si fuera poco, ni siquiera la recuerda...

Reseña

Wataru Yoshizumi es una autora conocida por tener arranques de series un tanto especiales y algo polémicos a pesar de luego tirar a desarrollos más previsibles. Ahí está la mítica Marmalade Boy con el intercambio de parejas de los padres de los protagonistas y la posterior convivencia bajo el mismo techo de todos, o Solamente tú con una joven divorciada con 16 años. Aquí el punto de partida también resulta polémico con una chica que lo deja todo para perseguir a un amor de verano... o mejor dicho, a un amor de un día. 

Aunque es un inicio dudoso, al menos hablaría de una chica decidida y echada "pa'lante", lo que compensaría la estupidez del siglo que es dejarlo todo por un chico con el que no ha estado ni 24 horas. Sin embargo, esa determinación se esfuma cuando descubre que el chico tenía novia con una relación lo suficientemente abierta para permitirse flirteos puntuales. Habría sido interesante que la autora la plantease como "mala", como una chica decidida a "robar" el novio si tan segura estaba de sus sentimientos. El argumento para ello lo tenía: si la pareja necesitaba "descansos" entre sí, el amor entre ambos no podía ser tan profundo ¿no? Pero no, está dolida, triste y hace de tripas corazón para sobrellevarlo, vamos, la típica mártir de shojo buenaza. Al menos podría haber tenido el amor propio de darle la patada por imbécil pero acaba haciéndose amiga de todos los de su club, que ya son ganas de hacerse daño a sabiendas (¿masoquismo?). Por cierto, gente tan rara que todos la besan, incluida Saaya, para demostrarle que el pico que le dio Yuki en Okinawa no era nada especial. Y esto es sólo los primeros dos capítulos. Si esto tuviese un mínimo de lógica, Chitose habría salido por patas y se habría alejado de esa panda de perturbados.

A partir de aquí tenemos el desarrollo más típico y tópico del mundo mundial en shôjos: Chitose sigue enamorada de Yuki quien también empieza a enamorarse de ella pero no "puede" dejar a Saaya por algo a lo que luego iremos. Del mismo modo, Saaya siente algo por un amigo del grupo, Shun, pero tampoco "puede" dejar a Yuki. Así, Chitose y Shun deciden empezar a salir para ver si así se olvidan de sus respectivos amores "no" correspondidos, lo que sólo sirve para que Yuki y Saaya tengan celos y quieran aún más estar con quienes quieren aunque no "pueden". Es decir, cuadrado amoroso forzado de final más que previsible. Otro punto que pierde por desarrollo insulso y manido.


Entremos ahora en el motivo del lío que sirve de excusa para complicar la trama e impedir que las dos parejas que realmente se quieren estén juntas: Misaki. Éste, junto a Yuki y Saaya, estaba ingresado en el hospital por una grave enfermedad cuando los tres tenían unos 12 años. Ambos chicos se enamoraron de Saaya y ella eligió a Yuki a espaldas de Misaki. El chico lo descubrió poco antes de ser operado y... sí, morir. Así que ambos llevan juntos desde entonces por la culpa, porque hace tiempo que dejaron de quererse realmente. Muy sano todo. Por no hablar de estúpido y poco creíble en todos y cada uno de los elementos. Especialmente en la ridícula idea de que deben estar juntos. A ver, si sentían que habían traicionado a su amigo, lo lógico era romper como castigo ya que entonces se querían y eso habría sido lo doloroso en su momento, pero es un castigo en diferido cuando se obligan a estar juntos cuando ya han dejado de quererse ¡¡¡¿qué lógica hay aquí?!!! Y creía que la excusa para el comportamiento del idiota de protagonista de Porque me gustas era lo peor que había parido esta autora...

La cuestión es que siendo Yuki y Saaya dos imbéciles, Shun al menos podría merecer la pena. Es bastante común que los terceros de los triángulos puedan gustar más que el protagonista aunque sepamos que al final la chica no va a quedarse con él. Pues en este caso es mil veces peor: un miserable que aparte de para olvidarse de Saaya quiere novia para follar incluso si la chica no quiere, un violador con todas las letras. Está dispuesto a forzar y manipular a su novia por sexo cuando ella no quiere y no está preparada. 

Ante lo dicho en los dos últimos párrafos ¿cómo debería actuar una protagonista con dos dedos de frente y algo de amor propio? Teniendo en cuenta que es Saaya la que le cuenta la historia decirle que lo supere, que se está aferrando a un fantasma, que se están haciendo daño ridículamente y etc. Pues no. Que contra tanto melodrama y tragedia no puede competir y que si la loca ésta está atando al chico que ama a una relación que sólo les hace daño, ya tal. Y en cuanto a lo de Shun, mandarle a la mierda y que si quiere desahogarse se haga una paja y la deje en paz, que ya bastante tiene con su desamor. Pues tampoco. "Todo sea por olvidar a Yuki". Me dicen que Wataru Yoshizumi ha escrito y dibujado esta bazofia y no me lo creo.

Para colmo, todo este melodrama barato se soluciona de golpe y porrazo gracias a la entrada en escena del hermano mayor de Misaki que les dice a la pareja idiota lo necesario para que despertasen de una vez. Se produce el intercambio de parejas y todos felices comieron perdices. Pues no, porque a la serie aún le quedan como tres tomos más que sólo existen para estirar el chicle pues la trama no daba más de sí. Aparición de dos personajes que sólo están para liarla y más enredos cortesía de Shun que de repente parece que se ha enamorado de Chitose y ya no quiere a Saaya. Todos estos añadidos sólo sirven para demostrar que Chitose es realmente idiota y para tener tres tomos más dando vueltas sin sentido. Incluida la insinuación de un posible romance entre Saaya (tras cortar con Shun) y el hermano mayor de Chitose, que es lo más innecesario del mundo porque ni siquiera sirve de excusa para que Shun recuerde que de quien realmente está enamorado es de Saaya. Qué gasto más inútil de tiempo, dinero y papel.

Con todo, lo que realmente cabrea de esta serie, al menos en mi caso, no son estas vueltas tontas y estos enredos que se sabe que no van a llegar a nada, eso está asumido y pueden llegar a ser divertidos (no es así, pero bueno). El problema es que la autora ha intentado hacer su obra más liberal y le ha salido lo más rancio que ha parido en toda su trayectoria. De tener la oportunidad de tocar el tema del poliamor, las relaciones abiertas y tocar el tema del sexo de una manera más libre ha pasado a retratar un conjunto de relaciones y personajes tóxicos con besos forzados e intentos de violaciones de propina. Encima con una protagonista que perdona y acepta todo dando una visión distorsionada a las chicas jóvenes que lean esta obra de lo que es el "amor adulto". En esta obra se dicen cosas como:

TOMO 2
- (Chitose) No quiero ¡Para!
- (Shun) No pasa nada. No da miedo. Es algo bueno, te gustará. Lo hace todo el mundo.
- (Chitose, en pensamiento) Es inútil, no se mueve un milímetro (haciendo fuerza para intentar escapar). No puedo huir.

TOMO 7
- (Shun) Debería haberlo hecho contigo aunque fuera por la fuerza.
- (Yuki) Sólo con saber que hay otro hombre que piensa en ti ya me pongo celoso. Ojalá pudiera dejarte encerrada en casa.
- (Chitose, en pensamiento) Que Yuki exprese de esta manera que quiere monopolizarme sólo quiere decir que piensa muchísimo en mí.
- (Yuki) Como no haces más que hablar de Shun he tenido que cerrarte la boca (con un beso).
- (Shun) Si no querías que hiciera estas cosas (mostrarse descamisado y agarrarla de la muñeca), no haberte quedado a solas conmigo.

Toda la obra es un despropósito vomitivo y repulsivo. Es un manga rancio y tóxico que sólo tiene un dibujo bonito y la gracia de las palabras inventadas de Chitose con la excusa de que es de Okinawa y allí usan otras expresiones. No hay personaje que se salve de resultar despreciable o estúpido. El melodrama de Misaki y lo que supone para las parejas no es creíble, es ridículo. No hay humanidad en los personajes ni intereses que vayan más allá de los romances. Tampoco hay chispa que haga que nos creamos que están enamoradísimos. No puedo añadir nada más salvo que no esperaba que Wataru Yoshizumi me decepcionara tantísimo.

domingo, 8 de diciembre de 2019

Cronología del BL y yuri en España

Hasta hace poco tenía incluidas estas obras en la entrada de la Cronología del shojo pero, por una polémica de Twitter, me he dado cuenta que de este modo no se visibilizaba bien qué había realmente. Durante años, los BL y yuris no pasaban de ser anecdóticos y en los últimos años la tendencia ha cambiado para justa alegría de sus fans, que ya les tocaba. Tanto por este motivo de verlos por separado como por la contraparte, diferenciar realmente los shojos y joseis que llegan, me ha parecido oportuno hacer la separación. 

Lo cierto es que lo habría mantenido todo en la misma entrada, pero ya sabéis que Blogger a veces haces cosas raras en las entradas muy largas y, por evitarme quebraderos de cabeza, al final me era más cómodo hace entradas separadas, igual que hace años tuve que ir separando las entradas con mis listados de reseñas. Será doble trabajo al tener que actualizar dos entradas en vez de una, pero en fin, es lo que hay.

Para que la evolución resulte más gráfica, he realizado unas tablas para que se vea mejor. He mantenido la línea temporal que tengo en la tabla de los shojos y joseis para que podáis comprar ambas con claridad.

(verde oscuro/claro: series/tomos únicos BL) 
(morado oscuro/claro: series/tomos únicos yuri)

Notas
- Listado realizado gracias a la base de datos de Listado Manga. Un sitio que os recomiendo para conocer fechas de salidas de los tomos, estado de las series, fichas de mangakas y un largo etcétera. 
- En el caso de las series, esta cronología sólo recoge el momento de salida del primer tomo. No hay información de si está completa, cancelada o a medias. Para dicho fin, os recomiendo la web arriba enlazada.
- El tema de la clasificación de algunas series como BL (Boys' Love) es complicado, por momentos ambiguo y hasta cambiante, recordad que hasta no hace mucho se usaba yaoi y que sólo de un tiempo a ahora se ha descartado por las connotaciones negativas que tenía. Aunque hay algunas series que serían shôjos al haberse publicado en una revista de esta demografía (Yami no Matsuei o Bronze) son series míticas dentro del BL por lo que prefiero dejarlas aquí igual que con series publicadas en revistas joseis o seinen. Puede no ser lo más correcto ni lo más objetivo, que sería guiarme únicamente por las revistas japonesas, pero dejadme un poco de manga ancha.
- En cuanto al tema de reediciones de obras publicadas con anterioridad sólo se incorporarán al listado las que supongan un cambio de formato (kanzenban, bunko...) o editorial. Las reediciones que mantengan las características originales no se incluyen.
- Si apreciáis algún error (categoría, recuento, título...), avisad en un comentario. Gracias.

2001

Glénat 
- Zetsuai 1989, de Minami Ozaki (BL)

Total: 1 (1 serie)

2002

Glénat
- Bronze, de Minami Ozaki (BL)

Total: 1 (1 serie)

2003

Glénat
- Yami no Matsuei, de Yoko Matsushita (BL)

Total: 1 (1 serie)

2004

Glénat
- Gravitation, de Maki Murakami (BL)

Total: 1 (1 serie)

2005

La Cúpula
- Casino Lily, de Youka Nitta (BL) [Tomo único]
- Gate, de Hirotaka Kisaragi (BL)
- Play Boy Blues, de Shiuko Kano (BL)
- Tu magia me enamora, de Tarako Kotobuki (BL) [Tomo único]
- Wild Rock, de Kazusa Takashima (BL) [Tomo único]
- Yellow, de Makoto Tateno (BL)

Norma
- Fake, de Sanami Matoh (BL)
- Kizuna, de Kazuma Kodaka (BL)

Total: 8 (5 series y 3 tomos únicos)

2006

Glénat
- Gravitation remix, de Maki Murakami (BL)

La Cúpula
- Mi voz, de Youka Nitta (BL)

Total: 2 (2 series)

2007

Glénat 
- Gravitation EX, de Maki Murakami (BL)

Total: 1 (1 serie)

2008

Ellago (castellano) / Cumio (gallego) 
- Bésame profe, de Kazuma Kodaka (BL)

Total: 1 (1 serie)

2014

Tomodomo
- En la misma clase, de Asumiko Nakamura (BL)
- Seven days, de Rihito Takarai y Venio Tachibana (BL)

Total: 2 (2 series)

2015

Ivrea
- Junjo Romantica, de Shungiku Nakamura (BL)
- Los deseos obsesivos de mi chico, de Hashigo Sakurabi (BL)

Milky Way
- Flores azules, de Takako  Shimura (yuri)

Tomodomo
- Senpai, de Bikke (BL) [Tomo único]

Total: 4 (3 series y 1 tomo único)

2016

Ivrea
- Citrus, de Saburouta (yuri)
- Love Stage!!, de Eiki Eiki y Taishi Zaou (BL)

Milky Way
- En un rincón del cielo nocturno, de Nojiko Hayakawa (BL)
- Puedo oír el sol, de Yuki Fumino (BL)

Tomodomo
- Pájaro que trina no vuela, de Kou Yoneda (BL)
- Sorano y Hara, de Asumiko Nakamura (BL) [Tomo único]

Total: 6 (5 series y 1 tomo único)

2017

Ivrea
- Ten count, de Rihito Takarai (BL)

Milky Way
- Qualia bajo la nieve, de Kanna Kii (BL) [Tomo único]
- Un extraño a la orilla del mar, de Kanna Kii (BL) [Tomo único]
- Un extraño en primavera, de Kanna Kii (BL)

Tomodomo
- Antiguos alumnos, de Asumiko Nakamura (BL)
- Mother's spirit, de Enzo (BL) [Tomo único]

Total: 6 (3 series y 3 tomos únicos)

2018

ECC
- El jefe es una Onee, de Nagabe (BL) [Tomo único]

Ivrea
- Sekaiichi Hatsukoi. El caso de Ritsu Onodera, de Shungiku Nakamura (BL)

Milky Way
- Algo entre nosotros, de Hagi (BL) [Tomo único]
- Tamayura, de Ringo Yuki (BL) [Tomo único]
- You are in the blue summer, de Nagisa Furuya (BL) [Tomo único]

Nowevolution
- Blue morning, de Shoko Hidaka (BL)
- Si me llevaras a una isla desierta, de Yamada 2Chome (BL) [Tomo único]

Tomodomo
- El chico del super, de Junko (BL) [Tomo único]
Jackass! ¡Se mira, pero no se toca!, de Scarlet Beriko (BL) [Tomo único]

Total: 9 (2 series y 7 tomos únicos)

2019

ECC
- Sakura Gari, de Yuu Watase (BL)

Ivrea
- Citrus+, de Saburouta (yuri) 
- Nibiiro Musica, de Kemeko Tokoro (BL)

Milky Way
- Canis. Dear Hatter, de ZAKK  (BL)
- Canis. Dear Mr. Rain, de ZAKK  (BL) [Tomo único]
- Canis. The Speaker, de ZAKK (BL)
- El sueño del cuco, de Kôjirô Narihira y Tamekou (BL)
- Given, de Natsuki Kizu (BL)

Norma
- Color Recipe, de Harada (BL)

Nowevolution
- El caballero y el sádico, de Hideyoshico (BL) [Tomo único]
- Mitsumei. Orden secreta, de Eko Tohtsuki y Elena Katoh (BL) [Tomo único]

Planeta
- Bloom into you, de Nio Nakatani (yuri)
- Girl friends, de Milk Morinaga (yuri)
- NTR Netsuzô TRap, de Naoko Kodama (yuri)
- Octave, de Haru Akiyama (yuri)

Tomodomo
- Merry Checker, deTsuta Suzuki (BL) [Tomo único]
- Smells like green spirit, de Saburô Nagai (BL)
- Vecinos distantes, de Tsuta Suzuki (BL) [Tomo único]

Total: 18 (13 series + 5 tomos únicos)

*Listado actualizado a Diciembre de 2019

jueves, 5 de diciembre de 2019

Ride your wave - El amor está en el agua

Como comenté en la entrada del Jueves 31 del 25º Manga Barcelona, al final del día ya estaba tan cansada que me fui al auditorio para ver esta película y poder descansar en la butaca lo que quedaba de jornada. Está dirigida por Masaaki Yuasa, director conocido por Lu Over the Wall o Night is Short, Walk on Girl. Ya avancé que no me había convencido y, de hecho, en los papelitos que nos dieron para calificarla, le di un 2 sobre 5. Por lo que escuché al salir, soy una nota discordante en las opiniones de quienes la vimos. Además, se ha llevado varios premios, incluido el de Mejor película animada en Sitges. Como en principio se estrenará en salas el 14 de Febrero me sabe un poco mal que mi reseña no muy positiva precisamente sea de lo poco extenso que podáis ver... pero tampoco quiero mentir. Y a lo mejor si os bajo expectativas puede que la disfrutéis más. En fin, al lío.

Argumento

Hinako es una joven bastante desastre que, al empezar la universidad, se muda a una ciudad costera donde había vivido de niña. El motivo es uno muy importante para ella: echaba de menos las olas y poder surfear. El primer día que toma las olas de nuevo es observada desde la estación de bomberos por Minato, un joven que trabaja ahí y que la reconoce como "su heroína" que ha regresado.

Un día, unos gamberros se cuelan en un edificio abandonado para lanzar fuegos artificiales con tan pocas precauciones que acaban prendiendo fuego al edificio vecino, el de Hinako, y ella acaba sin poder bajar, atrapada en la azotea con su tabla de surf. Así se produce el encuentro de la joven con Minato tras el cual inician una relación cada vez más cercana. Sin embargo, la pérdida y el dolor no tardan en aparecer.

Reseña

No he visto ninguna de las otras obras del director y, al parecer, su estilo tiende a incluir elementos fantásticos y un tanto surrealistas lo cual me parece maravilloso siempre que esté bien integrado... pero no me ha parecido que sea el caso. Y esto es solo el primer punto negativo. 

Realmente mi GRAN problema con la película es que salvo ese punto fantástico que no considero que haya sido un acierto, el resto es aburridamente predecible. Cada giro de guión, cada paso se ve llegar muchos minutos antes y no es que una tenga poderes pero está tan repleta de clichés y situaciones y comodines tantas veces vistos que no hay nada que te sorprenda. Es, por resumir, el enésimo melodrama barato con toque fantástico que vemos. Por mucho que el surrealismo, lo irreal y el disparate se intercale en la trama, no sorprende lo más mínimo. Y a partir de aquí, si la queréis ver, dejad de leer porque la voy a destripar.


Para empezar, ese romance que crece entre ellos es muy bonito y está llevado de maravilla. Aquí están todos los puntos positivos que le doy a la película. Es natural y tierno e, incluso, puede pecar de empalagoso pero los ves siendo una pareja simpática que forman un bonito lazo entre ellos por lo que hasta el exceso de azúcar que puede haber no molesta. Sin embargo te hueles que si es que todo va tan bien es porque hay una "banderilla mortal" sobre alguno, en concreto, el protagonista que efectivamente muere de la forma más apropiada para despertar la culpa en la protagonista y hacerla que se aleje del mar y el surf que tanto adora y al que sabemos que volverá para cuando acabe la cinta. 

Tras esto empieza la parte fantástica con el chico convertido en fantasma que se aparece en el agua cuando ella le "invoca" cantando la canción que siempre tarareaban. Momentos de vergüenza ajena de ella hablando al agua de un retrete o con un muñeco inflable con agua con forma de beluga con el que sale de paseo. Y no. De verdad que me gusta la fantasía pero esto es absurdo en mal. Sí, me reí, pero con esa risa de "no me puedo creer lo que estoy viendo".

Y ya lo peor es el desenlace, tan forzado y tan previsible que no me podía creer que fuese a ser tan evidente en el desarrollo. La forma en que se recupera a los gamberros de los fuegos artificiales para hacer lo mismo y liarla igual sin avisar a la policía directamente porque "tenemos que conseguir pruebas primero" no hay quien se la crea. Me cabreó que una chica tan inteligente como la hermana de Minato se empeñase en eso para justificar el final. Por no hablar de la inexistencia de un mínimo de realismo en la gran ola final que debe surfear Hinako. No sé, pero está todo mal.

Tengo la teoría de que estaban en la mente de los creadores las escenas más fantásticas y disparatadas, el crear los momentos en que Hinako interacciona con el Minato de agua, que el guión para ello fue secundario y todo se basó en estereotipos para rellenar y completar el metraje. Curiosamente, creo que sin la parte fantástica o al menos con ésta tratada de otra forma menos relevante, habría sido una muy buena historia de amor, pérdida y superación. La fantasía mal planteada y lo previsible que es el desarrollo se cargaron la trama.

En definitiva, una historia que trata un tema tan universal, delicado y profundo como es la superación de la muerte de un ser querido se convierte en una chorrada ridícula, pretenciosa en sus metáforas, nada sutil y aburridamente predecible. De verdad que no me molesta que en historias trágicas haya humor, o toques de fantasía extraños (ver Nieve en verano), pero lo mal casado que he visto todo en esta película me ha impedido acabar disfrutando de ella.