viernes, 30 de octubre de 2020

La guerra de los mundos (Miniserie BBC)

Hoy varío un poco la tónica de entradas y vengo con una reseña de una miniserie de tres capítulos. Que sea de la BBC y adapte un clásico suele ser garantía de calidad y por eso me animé a verla. Por cierto, ha coincidido con otra adaptación de la misma historia, en este caso de Canal+ que vi el año pasado en Fox. No le hice reseña porque sólo era la T1 y parece que continuará y... porque es un bodrio absoluto que empezaba bien pero degenera rápidamente y, además, cuando aparecen los aliens no te los puedes tomar en serio porque son los robots-perro de Boston Dynamics que habréis visto en infinidad de vídeos. En serio, eso no puede dar miedo. En fin, eso, tenía curiosidad por comparar ambas adaptaciones realizadas casi a la par. Está claro que la de la BBC supera a la otra ¿pero aún así vale la pena? Veamos. 

Argumento

Amy y George forman una polémica pareja para la rígida sociedad de la época eduardiana. Ambos se acaban de mudar a una casa en un pequeño pueblo no muy lejos de Londres. De las primeras amistades que hacen allí destaca el científico Ogilvy, aficionado a la astronomía, en particular a observar Marte. Juntos ven cómo en el planeta rojo se están produciendo unos fenómenos extraños que, desde la Tierra, parecen erupciones volcánicas de una gran intensidad. 

Poco después de esa observación, un enorme meteorito se estrella en un bosque cercano. Éste tiene la forma de una esfera perfecta y atrae el interés de la población. De repente, esa esfera se eleva en el aire y empieza a disparar unas gotas oleosas que hacen arder a las personas. Pero esto es sólo el principio. Una vez se deshace, de donde estaba, surge una máquina inmensa de tres patas. Y no es la única. Ha empezado la guerra de los mundos.

Reseña

Para empezar, debo decir que la novela original de H.G. Wells la tengo pendiente así que no puedo hablar de cómo de fiel es a la misma. La única referencia que hasta el momento tenía (obviando el truño de Canal+) era la adaptación con Tom Cruise de protagonista con la que, evidentemente, coincide en lo básico como por qué pierden los marcianos la "guerra" o los famosos trípodes gigantescos. Pero aún sin saber qué cuenta la novela, está claro que debe ser una adaptación muy "americana" y, claro, situada en el presente. Esta adaptación de la BBC, en cambio, se sitúa en la época del autor, creo que sólo un poco más tarde de cuando fue ideada y eso para mí le da un plus de interés.

Al respecto de la época en que se sitúa, a pesar de la brevedad de la serie, le da tiempo a incluir reflexiones de interés muy relacionadas con el momento histórico y el paralelismo con los marcianos y lo que los ingleses han estado haciendo en otros lugares del globo. También hay debates entre la fe y la ciencia pero más al final y diría que con menos relevancia. Tampoco hay mucho tiempo como para detenerse en estos temas.


Como parece inevitable en todas las películas o series de catástrofes, ya sean naturales, alienígenas o de la raíz que sea, el enfoque es ver cómo sobrevive una familia y/o un grupo particular de personas. Suele pasar que ese grupo tenía, antes del inicio de la devastación, algún problema o drama personal. Pues aquí tenemos lo mismo por la polémica unión de los protagonistas que no está bien vista por nadie. El motivo os lo dejo de incógnita por si os animáis a verla. De todos modos, tampoco resulta tan relevante para la trama. Los convencionalismos sociales pierden su importancia una vez que empieza una masacre.

Hay que tener en cuenta que estamos en un drama de la BBC, no una americanada. El enfoque elegido apenas se centra en las batallas contra estos seres. Se limita a mostrar lo suficiente como para que se vea que la humanidad no tiene nada que hacer contra ellos. Si es algo que dejan claro versiones más actualizadas, ésta, que se sitúa en un contexto anterior a la I Guerra Mundial, más aún. Como decía, esto es un drama, la trama se centra en la pareja, separada muy al principio del inicio de la devastación y con la duda de si podrán reunirse y sobrevivir juntos.

El tono es bastante oscuro y sobrio. No hay alegría duradera ni mucho menos humor. Además, la miniserie también nos muestra el escenario post-guerra y cómo los marcianos han conseguido terraformar tanto la Tierra que la supervivencia de la especie es muy difícil.


No obstante, no puedo decir que sea una obra perfecta y es que tiene un gran punto débil y éstos son sus personajes. Ya he dicho que el drama de la pareja es poco relevante una vez empieza la guerra pero es que para lo que se supone que se aman, tanto para romper con según que normas sociales, no tienen ninguna química. Por separado, Amy, interpretada por Eleanor Tomlinson, está bastante bien y es la única que consigue transmitir algo. George, Rafe Spall, es lo menos carismático del mundo y se pasa la miniserie con la misma cara. Ogilvy, que tiene detrás al gran Robert Carlyle, tampoco está demasiado inspirado pero sus aportaciones no son demasiadas, así que cumple en lo poco que sale. 
Pasando a secundarios, destaca Frederik, el hermano mayor de George, que es interpretado por Rupert Graves y, sin que me apasione su papel, al menos algo más que a su hermano me lo creo. Luego hay algunos personajes que gritan que tienen una bandera mortal sobre sus cabezas por exigencia del guión pero es que, cuando fallecen, no llegamos a sentir nada. Lo dicho, la parte interpretativa es la que se me ha quedado más floja con diferencia.

Otro problema de la miniserie es que es eso justamente, una miniserie. Los tres capítulos saben a poco y no llegan a profundizar todo lo que podrían. A la miniserie le faltan más historias de otras personas (más interesantes a ser posibles), mas lucha por la supervivencia, más de como se llega a la Tierra terraformada... Quizás no mucho, sólo dos o tres capítulos adicionales habrían sido suficientes para redondear la obra.

En definitiva, de las tres versiones comentadas, sin duda me quedo con ésta aunque no sea perfecta. Para ser este tipo de producto, los efectos especiales están muy bien y tiran de ellos lo justo, la estética es estupenda, hay buenas reflexiones de fondo y el guión está bien ajustado. Me fallan los personajes y la longitud para desarrollar mejor la parte reflexiva y tratar más a fondo todo, pero ninguno de estos elementos llega a ser terrible. Si no habéis visto ninguna adaptación, os recomiendo ésta con los ojos cerrados.

domingo, 25 de octubre de 2020

La casa del agua, de Miho Obana

Aunque el género de terror no me gusta, si no son historias muy fuertes, alguna cosa cae. Precisamente, 
he descubierto hace poco que el shôjo de terror es uno de los géneros más destacados en Japón, pero esto se desconoce porque, si se licencia algo, se suele etiquetar erróneamente de seinen. Poniendo mi pequeño granito de arena al especial que se han marcado desde PSS, Pro Shôjo Spain, que si no lo sabéis, ha vuelto hace unos meses, esta vez como cuenta de Twitter y con la idea de hacer vídeos (aquí el canal de youtube) en vez de blog + foro, me he decidido a hacerle reseña a uno de los pocos shojos de terror que tengo. Os dejo los hilos de Twitter que han hecho sobre este tema a modo de especial durante todo el mes de octubre. Como colofón al especial van a hacer un directo en un par de horas así que os animo a estar atentos a las redes porque el guión que han preparado es realmente interesante.

Un último apunte antes de empezar con la reseña y es que este tomo es el Nº11 de la colección Un manga, un romance de la editorial Planeta. Pasito a pasito, y ya van cinco, la voy reseñando con la idea de completarla en un futuro no muy lejano.

La casa del agua

Hiroto Suzuhara tiene 14 años y su vida lleva siendo un infierno desde hace tiempo debido al acoso escolar. De haber sido un buen estudiante al que también se le daban bien los deportes y que además destacaba por su atractivo, hizo todo lo que pudo para empezar a ser ignorado. No obstante, las cosas siempre pueden ir a peor y sus queridos padres fallecen en un accidente. 

Tras el funeral, sus familiares no quieren hacerse cargo de él más que por el dinero de la herencia y él está tan harto de todo que decide suicidarse... pero no puede. En medio del llanto por sus padres, acaba llamando también a su hermano, Masato, que desapareció años atrás y al que casi había olvidado. Con el dinero de la herencia decide contratar a un detective que le pone sobre la pista: su hermano despareció cuando tenía 14 años con su novia, Mako, y una amiga, Miwa. El abuelo de esta última, un botánico, les da más información pero parece desvariar sobre una creación terrible y una casa cerca del lago a la que no pudo volver en un bosque tenebroso. Hiroto irá en busca de la casa misteriosa sin saber que se va a enfrentar a otro tipo de pesadilla distinta a la que estaba acostumbrado.

La casa del agua es una historia corta relacionada con la serie más importante de la autora: El juguete de los niños. En ella, Sana y Naozumi, actores infantiles, ruedan juntos una película de la que apenas tenemos una ligera idea de qué trata. Pues bien, esa película es esta historia corta. Como curiosidad decir que al final de la historia hay unas divertidas "tomas falsas" del rodaje y, además, vemos a Hayama, protagonista de la serie, viendo la película unos años después junto a Sana.

En principio parecería difícil desligar la idea de que se trata de "una película" y leer la obra sin estar pensando constantemente en la serie, pero lo cierto es que la autora consigue que nos olvidemos de que son "actores" porque es una historia que te atrapa. Al menos, salvo cuando recuerdas "el rodaje" de ciertas escenas clave durante la serie. Pero diría que eso es sólo en momentos muy puntuales y que no hay problemas en volver a sumergirte en el relato. Quienes no hayan leído la serie original pueden leerla sin problemas e incluso su inmersión será más completa al no tener en mente "el rodaje".

La trama es un relato de terror bastante ligero, la propia autora dice en un freetalk que quería haberlo hecho más oscuro pero que pensando que saldría en la Ribon tuvo que moderar el contenido. Aún así, hay algunos momentos que generan escalofríos, claro que soy una cagona y mi contacto con el género es casi nulo, por lo que no sirvo de referencia en este tema, pero hasta para mí resulta poca cosa.


Se puede decir que en general está bien estructurada en las 100 páginas (divididas en dos capítulos) que tiene pero que podría haber sumado unas pocas más para profundizar mejor en los personajes y en los hechos que desencadenaron la desaparición de Masato, Mako y Miwa. Quizás el tema de las plantas misteriosas se acaba llevando más interés del que debía y robando un espacio que estaría mejor dedicado a los protagonistas.

Desde luego, si os gustó la serie es una historia imprescindible, a lo mejor no tanto por el relato en sí sino por los extras tan divertidos del final. De hecho, a esta autora se le da mucho mejor el drama y el humor que el terror, aunque si hubiese hecho la historia todo lo tétrica que quería al principio, quizás nos habría sorprendido.

8/10

Pochi

Sayaka Kano tiene 15 años y, a raíz de una encuesta que hicieron en el instituto, ha empezado a ser conocida como la "reina del estrés". Lo cierto es que la chica más ocupada no puede estar entre el consejo escolar, cuidar de su hermana pequeña, ir a la academia de repaso y hacer tareas del hogar.

Un día, de camino a la academia, se le cae su libro a la ribera del río. Mientras lo busca escucha a una mujer llamar a "Pochi" y supone que se trata de un perro, pero lo cierto es que quien acude es un chico e incluso le pone una cadena y éste ladra. Alucinada por la escena, unas horas más tarde se lo vuelve a encontrar. Se llama Tomo Aruga, resulta ser de su instituto, de un curso inferior, y es quien en esa misma encuesta ha salido como la persona menos estresada, así que a él también le han puesto un apodo: "el rey de la despreocupación".

Si os ponéis a buscar información descubriréis que la autora tiene un tomo titulado igualmente Pochi. La historia de ese tomo tiene relación con ésta porque Tomo aparece en ambas. El tomo se compone de dos historias cortas Pochi: La historia de Mike y Pochi, así que vuelve a recopilar la historia corta que ya había publicado aquí, en La casa del agua. Por desgracia, sólo hay scans del principio de dicha historia (las primeras 38 páginas), así que no se puede leer al completo. Yo las he encontrado en inglés aquí y al menos algo de curiosidad sacian.

En cuanto a la historia en sí, aquí la autora toca el tema del estrés al que se somete a chicos y chicas en la sociedad japonesa. En el caso de la protagonista, al hecho de tener que estudiar para entrar en un buen instituto de bachillerato por presión familiar, también tiene que lidiar con tareas de casa y el consejo, tantas cosas que están empezando a pasarle factura. Desde aquí nos parecerá extraño pero sabiendo cómo es dicha sociedad, quizás sí que se hagan test sobre el estado mental del alumnado en los institutos para intentar frenar las tasas de acoso y suicidio. Lo indignante (y esto es lo más realista del asunto y lo que más me creo) es que después del resultado del test, el tutor no hace nada por ayudar a Sayaka: no le sugiere dejar el consejo de estudiantes para quitarse una carga, no habla con sus alumnos para que la ayuden a llevar otras tareas... Se limita a reírse porque es muy divertido que una chica de 15 años tenga el nivel de estrés de una adulta.

En el lado opuesto a ella está Tomo, que se convierte en un buen amigo de Sayaka. Su peculiar historia y por qué es "Pochi" es de lo más dramática, aunque quizás es un poco extraña y más por lo poco que parece importarle todo al chico, ya le va bien con las cosas tal cual son. En comparación a los problemas tan realistas de Sayaka, lo de él resulta más irreal aunque ya se sabe que la realidad siempre supera la ficción.

Una historia corta, de unas 60 páginas, que toca temas psicológicos como el estrés o la desconexión de la realidad por el dolor. La he releído para escribir la reseña y, aún después de tanto tiempo, me sigue emocionando y sacando la lagrimita.

8/10

Conclusión

Un tomo formado por dos historias, a cada cual más interesante. Desde luego, si sois fans de la autora deberíais incluirlo en vuestras futuras compras, sobre todo por el interés de conocer esa famosa película que ruedan Sana y Naozumi además de por los geniales extras. Y, por otro lado, si no la conocéis, es una buena carta de presentación de lo que ofrece en sus historias y nada como un tomo único para ello.

martes, 20 de octubre de 2020

Adiós a la interfaz vieja de blogger

Pues al final se ha consumado el cambio. 
Quienes os limitéis a leer blogs quizás no lo sepáis ni os hayáis dado cuenta, pero lo cierto es que se ha producido un cambio tremendo en la interfaz de quienes creamos entradas, una interfaz que llevaba casi sin modificaciones desde que me abrí este espacio. Desde este verano habían empezado los cambios pero existía la opción de volver a la versión antigua, algo que, por lo que he leído, hacíamos todo el mundo. Sin embargo, a principios de mes, esta opción ha desaparecido y, aunque temporalmente hubo un truco que sirvió para reutilizarla, ya hasta esa opción ha desaparecido. Nos toca comernos con patatas esta nueva interfaz con la que nadie está conforme.

El cambio en principio parece menor, simplemente tiene ahora un estilo "más visual", pero lo cierto es que está siendo terrible. A la hora de manejar entradas ha desaparecido la opción de avanzar por páginas de 100 en 100 entradas. Ahora, según vas bajando, se van cargando hasta el infinito. Si quieres ir a una de tus entradas más viejas, o te mueres bajando o a través de las etiquetas se puede llegar un poco antes. Pero hasta esto es peor. Antes clickeabas en un desplegable de la lista de etiquetas y buscabas la que te interesaba. Ahora la tienes que escribir. Muy práctico, claro.

La funcional interfaz vieja

La actualización disfuncional

No obstante, lo peor está en la creación de entradas. Sobre todo por un interlineado que va a su aire y por una colocación de imágenes que hacen lo que les da la gana cuando en el original con arrastrar la imagen donde querías era suficiente. Ahora hay que especificar que se quiere alineada a un lado o en el centro. Mi consejo, por lo que he estado probando al hacer esta primera entrada con la nueva interfaz, es poner el estilo de entrada "Normal". Creo que esto soluciona buena parte de los problemas principales.


Espero que vayan corrigiendo los problemas que hay porque esta nueva interfaz es lo menos funcional del mundo. Sabemos que los blogs ya no dan los beneficios que daban antes pero este maltrato y esta forma de ignorar las quejas que ha habido en foros y redes sociales es insultante. Si esto os está afectando, os animo a seguir esta cuenta de Twitter, al menos para estar al día de posibles actualizaciones y novedades.

A pesar de todo, mi intención es seguir haciendo reseñas y espero cogerle el truco a esta basura de nueva interfaz pero miedo me da cuando me plantee actualizar los blogs de Yuu Watase o Ako Shimaki con la de imágenes que toca cargar en la mayoría de entradas. Seguiremos informando en caso de novedades destacadas.

jueves, 15 de octubre de 2020

Late x ti, de Nana Shiiba

Un tomo más de esta autora que reseño. Y es que hace obras tan simpáticas y sencillas que en momentos tan liados como en los que estoy, siempre apetece algo de su estilo para desconectar un rato.

Algo a decir antes de empezar es que se trata de un tomo único que está formado por una única historia, no es un recopilatorio de oneshots, que no sé por qué pensaba que iba a serlo antes de empezar a leerlo. He hecho recuento y en realidad la cosa está más o menos pareja. Ivrea nos ha traído hasta la fecha cinco tomos recopilatorios, tres tomos de historia única y una única serie "extensa" con la friolera de dos tomos. Desde luego, no es una autora que se prodiga en desarrollos complejos. Si tenéis curiosidad por sus obras licenciadas, podéis echarle un ojo aquí

Argumento

Mirai Nakagase es delegada de su clase y la alumna que ayuda y es admirada por todo el mundo en el instituto, algo que la llena de orgullo y satisfacción. Su único problema es que parece tener un imán para hombres inútiles: su padre fue despedido, su hermano es un nini y no hay chico que se interese en ella que valga la pena. Pero el peor está aún por llegar.

Un día, su tutor le pide que vaya a casa de Riku Tenma, un chico de su clase que sólo ha ido el primer día y, desde entonces, no ha vuelto por el instituto. Al decir las palabras mágicas de "eres la única en quien puedo confiar", Mirai acepta el reto gustosa. Pero la cosa será más difícil de lo que pensaba porque el chico es todo un hikikomori, una persona que se encierra en casa y abandona la vida social. La chica no piensa darse por vencida tan fácilmente y le dice que hará lo que sea para ayudarle a superar sus problemas y así consigue arrastrarle al instituto. Lo que no se esperaba es que éste la defienda de unos gamberros manejando una escoba con gran destreza ¿Por qué un chico tan habilidoso en el kendo se acabó convirtiendo en un hikikomori?

Reseña

Las historias de esta autora siempre tienen un estilo muy similar variando en determinados detalles que las hacen diferenciarse entre sí. Salvo la espantosa Durmiendo entre lobos, se caracteriza por enfoques dulces y simpáticos con algún momento en que te toca el corazoncito. Bueno, pues esto es lo que tenéis aquí, ni más ni menos. 

El punto especial de esta obra es tener de protagonista a un chico hikikomori que es muy bueno en kendo. La trama tiene un toque de misterio por saber por qué un chico así acabó sin querer salir de su habitación. La respuesta a la pregunta puede convencer más o menos pero la resolución no hay duda de que peca de facilona para la complejidad del tema. Personalmente, creo que el tema hikikomori no está bien aprovechado. Además, me choca y no me parece muy congruente el problema que le lleva a encerrarse, aunque es cierto que no conozco demasiado este fenómeno. Sin entrar en spoilers, se trata de un asunto familiar, así que encerrado no se aleja de aquello que le genera la ansiedad, sino todo lo contrario. Tenía entendido que el encierro siempre era desencadenado por la presión social en un país tan exigente como Japón y, para huir de esa sociedad, se quedan en su burbuja hogareña y segura. Pero ya digo, esto podría ser así tal como sale en la serie porque tampoco conozco el fenómeno a fondo ni las causas que lo original y, aunque no sea lo común, puede ser realista.

Sea como sea, lo cierto es que el tema hikikomori sólo sirve de punto de partida de la trama porque pronto se olvida y Tenma deja de tener problemas para salir de casa. No hay duda de que le podría haber sacado mucho más partido centrándose en ello en lugar de en el kendo. No obstante, también resulta interesante que toque este deporte tradicional, acercando un poco la obra al género spokon. De aquí podría haber tirado para realizar una serie más extensa.

La mayor baza de este tomo es su protagonista femenina. Mirai es fuerte y decidida. No se deja amedrentar y siempre está dispuesta a ayudar. Es de las protagonistas más espabiladas e interesantes que ha hecho Nana Shiiba. Una pena que los roles de género sigan tan marcados en Japón que una chica así, que tampoco tiene nada excesivamente rompedor, sea calificada por la propia autora de "marimacho". En cuanto al chico, Tenma, pues ya os imaginaréis que su carácter es tímido, asustadizo y apocado, al menos al principio. Tiene una buena evolución aunque quizás demasiado rápida, claro que eso se debe a la longitud limitada del tomo único.

La relación entre ambos es muy mona y, sobre todo, me parece que es muy positiva, tanto para ella como para él. Por parte de Tenma es evidente que Mirai le supone un enorme apoyo y le da el empuje que necesitaba para avanzar. Por parte de ella, gracias a él acaba aceptando mejor a su padre y hermano y viéndoles sus puntos fuertes, aunque creo que esto se debería haber tratado algo más. De todos modos, lamentablemente me ha faltado más sentimiento entre ambos y los momentos románticos no me han conseguido emocionar. Creo que funcionaban mejor como amigos que como pareja aunque a la larga pudiese saltar la chispa.

De secundarios no hay mucho que decir. El único destacable es Motoi Kajitani, un gamberro que se empieza a interesar en Mirai aunque está claro que nunca tiene posibilidades como parte de un triángulo amoroso. Aparte acaba apareciendo la familia de ambos pero los de ella no aportan gran cosa y los de él tienen más relevancia al final, así que no puedo añadir nada sin entrar en destripes importantes.

En definitiva, un shojo sencillo que tiene dos elementos poco comunes de base: la problemática de los hikikomori y el kendo. Es entretenido, tiene buenos puntos cómicos que te sacarán la sonrisa y personajes interesantes. Para lo corto que es, en realidad toca muchos temas como los ya dichos o los de familia y, quizás por ello, al final no profundiza bien en ninguno, algo que se habría resuelto sumando al menos un tomo más. También decir que la parte romántica es la más floja y que, por esto mismo, puede ser un tomo perfecto para leer algo de shojo si os apetece una historia de instituto no centrada en el romance.

sábado, 10 de octubre de 2020

Phantom (OVA)

Hoy traigo una reseña de unos OVAS que vi hace bastantes años aprovechando que he pillado un reshare (por si os interesa, en torrent y con varios extras, desde aquí). Tenía el vago recuerdo de que me parecieron muy buenos y quise poner a prueba esa impresión. Es algo que a veces sale bien y la obra envejece de manera digna y otras que no, y el resultado del revisionado o la relectura dan ganas de llorar y de querer quedarte sólo con los recuerdos, por borrosos que fuesen. Diría que éste es un caso intermedio, no es tan bueno como lo que recordaba pero ha aguantado bien el paso de los años.

Antes de empezar, quiero hablar un poco de la obra porque me he puesto a investigar tras el revisionado y hay bastante tela que cortar, algo que no hice en su momento. Los OVAS son de 2004 y se basan en una visual novel, es decir, un videojuego de rutas con diferentes finales según lo que se haga durante éste. Un nombre pronto llama la atención: Gen Urobuchi que seguro que os suena por haber estado detrás de series como Madoka MagicaAldnoah.ZeroPsycho-Pass o Fate/Zero. La visual novel, Phantom of Inferno, salió en el año 2000 y, sucesivamente, en años posteriores, se relanzó en diferentes medios, una de esas veces en 2004 para PC y supongo que estos OVAS fueron una forma de publicitarla. También he descubierto que estos OVAS sólo adaptarían el primer capítulo del juego, se ve que con cambios, y que un remake más completo como serie anime de 26 capítulos se realizó en 2009 con el título Requiem for the Phantom (lo acabo de descubrir disponible para descarga desde aquí). Con esta imagen más completa ya podemos pasar a la reseña en sí.

Argumento

Un joven estudiante japonés que ha conseguido entrar en una prestigiosa universidad se va a pegar el viaje de su vida para celebrarlo haciendo turismo en Los Ángeles. Sin embargo, sus problemas empiezan pronto, cuando el taxista, ya fuese por mala fe o por no entenderle, le deja en una zona bastante degradada. Allí presencia un tiroteo. Desde lejos, alguien dispara a una serie de personas y él, como testigo desafortunado, es el siguiente. Lo que llama la atención de la francotiradora, pues es una chica joven, es que el chico enseguida descubre desde dónde ha disparado y es capaz de esquivar su tiro.

Finalmente, la francotiradora le alcanza en un callejón pero justo antes de acabar con él, un tipo de pelo canoso la detiene y, en vez de matarlo, le inyecta unas drogas. Cuando se despierta, el chico no recuerda ni su nombre ni nada sobre sí mismo. Y es que al ver que tiene potencial le han eliminado todos los recuerdos. Ahora tendrá que elegir: o muere ahí mismo o se convierte en un asesino en serie para la mafia. De momento acepta seguir el entrenamiento al que le somete la joven, Ein, "uno" en alemán, también conocida como Phantom, la mejor asesina de la organización. A él le dan el nombre de Zwei, "dos" ¿Podrá llegar a asesinar fríamente y convertirse en un segundo Phantom?

Reseña

El punto de partida es realmente interesante y te abre muchos hilos para desarrollar la trama. La pega es que estamos ante tres OVAS que no llegan a sumar 80 minutos, así que lamentablemente todo se centra en una sola línea argumental: la relación entre Ein y Zwei. Por el camino se queda descubrir y profundizar en esa misteriosa organización de asesinos. Ni siquiera hay demasiado tiempo para tocar la evolución de él de joven normal a asesino a sangre fría o para conocer a la chica y cómo llegó ella a esa situación, apenas nos dan unos flashbacks que saben a poco. Así, los personajes quedan planos y sin alma a pesar de lo intenso que es todo por lo que pasan.

El tono de los OVAS es oscuro y dramático. No hay momentos de humor tonto o de alivio de tensión. El segundo capítulo es el más "tranquilo" al hacer de nudo y permitir desarrollar algo a la pareja protagonista y el lazo que empiezan a establecer. No diría que es una historia romántica porque le falta emoción para ello pero mejor desarrollado, daba para obra que pusiese los pelos de punta.


Por supuesto, la profundización en secundarios es otro punto inexistente a pesar de que lo poco que vemos de ellos te dan ganas de saber más. El doctor chiflado es el más cliché y menos interesante pero Claudia, una de las jefas de la organización y Lizzie ¿su guardaespaldas?, una mujer negra y muy fuerte, tendrían mucho más para rascar.

En cuanto a la animación, lamentablemente, es lo que peor ha envejecido. En 2004 ya había cosas mejores que lo visto aquí. Las escenas de acción no tienen ninguna fluidez, la forma en que salta la sangre cuando se dispara a alguien es tan exagerada y tan cutre que da risa y las caras de los personajes cambian continuamente. Las expresiones tampoco quedan bien plasmadas y si no fuera por lo duro que es todo, no se sentiría nada por lo mal que están dibujadas. Sinceramente: la animación y dirección tan malas que tienen estos OVAS se cargan todo lo bueno que tenía la trama para ofrecer.

Quisiera comentar una curiosidad y esto es al respecto de la música. Resulta que tenía Gekkou, su opening, guardado como mp3 y cuando en aleatorio me salía en el reproductor, no recordaba de qué serie era, pero es un tema que siempre me ha gustado mucho. El ending, I myself am hell, también está bastante bien aunque prefiero el otro.

En definitiva, una obra de acción y drama con una premisa interesante y un desarrollo aceptable de aquello en lo que se centra. Sin embargo, deja demasiadas cosas en el aire y con demasiados agujeros de guión, sobre todo en el desenlace. Se puede ver perfectamente sin pensar que hay más de la trama que contar porque por sí solos estos OVAS funcionan, hasta que los he revisionado y he investigado, yo tenía esa impresión. Aún así, es evidente que se podía contar lo mismo mucho mejor sobre todo con una animación más decente y con más tiempo.