miércoles, 30 de diciembre de 2020

Acabo el año con Full Metal Panic!

Se acerca el final de este año tan raro, un 2020 que nos ha dejado una pandemia a escala mundial que no se veía desde hacía un siglo y una consiguiente crisis económica que a ver hasta dónde llega. En lo personal puedo decir que tengo la suerte de que nadie de mi entorno haya pillado el maldito virus, pero en cuanto a situación económica, ya es otro cantar. Había empezado a asentarme y tener trabajillos y todo se ha parado. En fin, qué os voy a contar cuando esto está siendo generalizado y al menos yo puedo contar con el apoyo de mis padres.

Para al menos sentirme un poco útil y estar ocupada con algo, he vuelto a ponerme con las novelas de Full Metal Panic! Lo cierto es que siempre que estoy de bajona regreso a ellas, no sé muy bien por qué, pero me llenan, me reconfortan, me emocionan y me permiten evadirme como pocas historias lo logran. Supongo que todo el mundo tiene una obra que le general esto, pues ésta es la mía.

Empecé releyendo Dancing Very Merry Christmas, que pegaba para las fechas que se acercaban. Además de eso, le di una nueva revisión y añadí varias ilustraciones a la galería final de la novela. Cuando la terminé, quise volver a leer Continuing on my own, pero en vez de hacer sólo eso, he preparado su corrección y adaptación, al igual que la anterior. Os dejo el enlace a la sección:


Aviso que en las notas de corrección de COMO me ha salido una divagación bastante importante y cabreada al respecto del destrozo y los cambios absurdos que hicieron en el anime Invisible Victory. Volver a ver esos cuatro capítulos que adaptan esta novela, salvo el primero (y de éste también tendría alguna pega que poner), ha sido un dolor enorme. No me lo tengáis muy en cuenta.

Por cierto, no pudo chocarme más leer este párrafo en la novela en estas circunstancias en que estamos (no es spoiler): "Haciendo un paralelismo, era algo como un terremoto, por ejemplo. Normalmente son pequeños. Sin embargo, cada tanto, un “gran terremoto” sucede. Es imposible predecir con precisión un gran terremoto. Uno puede estimar la probabilidad y luego esforzarse para reducir el riesgo, pero no se puede saber exactamente cuándo va a suceder. Igual que las grandes caídas en las bolsas de valores o las epidemias a gran escala". Ay... 

No, no es que el autor, Shouji Gatoh, fuera una especie de visionario pero sí tenía razón en que ha sido algo que no se vio venir. Seguramente, el hombre ni recuerde a estas alturas que escribió esa línea en concreto. Y ya, para ilustrar un poco la entrada al hilo del tema os dejo el dibujo que hizo la ilustradora, Shiki Douji, con motivo de los confinamientos. Me encanta ese Sousuke que va a salir con su máscara antigás. Esa da protección FFP8 por lo menos, ¿no? XD


Sobre si voy a seguir corrigiendo las siguientes novelas, pues seguramente sí. No sé si en breve o dentro de bastante más tiempo. También, no me olvido de mi promesa de traducir del italiano la segunda novela de relatos cortos en un futuro indeterminado. Seguid el blog y así no os perderéis nada ¿no? ;D

¡Que paséis una feliz Nochevieja y que el 2021 entre millones de veces mejor de lo que se va el 2020!

viernes, 25 de diciembre de 2020

Yoroshiku Master, de Sakura Tsukuba

¡Feliz Navidad! Ya va quedando menos para despedir este maldito y extraño 2020. En esta ocasión, como hay tan poco que celebrar (de hecho, según redacto estas líneas a principios de Diciembre, aún no sé si para cuando salga la entrada estaré preparándome para ir a casa de mis tíos a comer o seguiré en pijama y bata durante todo el día) en vez de hacer la típica entrada he preferido hacer una reseña. Al menos es una reseña en parte acorde al día... pero también al año tan raro que llevamos y es que, como leeréis ahora, la serie es de lo más rarita.

Antes de entrar en materia, hablemos un poco de la autora. De Sakura Tsukuba no nos ha llegado ninguna obra y eso que durante unos años (la verdad sea dicha, gracias a los grupos de scans) tuvo cierto renombre en los foros del momento. Lo curioso es que algo tuvo que pasarle a la autora porque de hacer unas primeras series con un éxito notable, ésta de la que hoy os hablo es la última que hizo (y además el final es abierto) para dedicarse a hacer, a partir de entonces, sólo historias cortas, un tomo único titulado Sora no Oto en 2013 y desaparecer en 2015. Quizás es que se pasó a hacer BL con otro seudónimo como han hecho otras autoras, pero a día de hoy, no sé en que andará o si dejó el mundo del manga del todo. Me picó la curiosidad y quise saber qué había hecho de nuevo desde que le perdí la pista pero voy a seguir con la misma intriga

Argumento

Aunque está acostumbrada a la soledad, Kurumi va a tener que pasar la Nochebuena sin compañía porque su padre trabajará esa noche y sus amigas ya tienen sus respectivos planes con novio o familia. 

Por distraerse, la chica decide salir a dar un paseo por la ciudad. Mientras cruza por un paso de peatones se choca con un chico muy atractivo y, de repente, una correa aparece atada en un extremo al cuello de éste y a la muñeca de la chica en el otro. El chico grita emocionado que la ha encontrado y que es su "ama". Éste se presenta como Kaito, tiene 17 años, es un reno y ella es "Mamá Noël". Por supuesto, la chica le toma por loco y cuando le dice que se convierta en un reno tal como le ha pedido para que la deje en paz... lo sorprendente es que realmente ¡se convierte en uno con su cornamenta y todo! 

Cuando Kurumi se despierta tras desmayarse del susto está en la casa de Kaito rodeada de sus familiares. Éstos le explican con más calma que todos son renos y que cada uno tiene a una persona en el mundo que es su respectivo "Papá Noël". Una vez se conocen, lo cual no siempre sucede a lo largo de toda su vida, el reno hará todo lo que le ordene, ya sea convertirse en el animal como volar. Aunque lo habitual es que sólo se vean en Nochebuena para cumplir su tarea de repartir regalos, a partir de entonces, Kurumi tendrá un contacto habitual con Kaito y su familia.

Reseña

La serie consta de tres tomos pero lo cierto es que se nota que su primer capítulo estaba planteado como una historia corta para un especial navideño de la Lala DX y no creo que tuviese en mente llegar a los tres tomos. Además, como he dicho más arriba, lo cierto es que el final no es tal y la serie queda abierta. Ya no sé si porque se la cancelaron, la autora tuvo algún problema por el que ya sólo se dedicó a historias cortas o qué, pero es así. De hecho, leyendo las tiras con comentarios de la autora al final del tercer tomo, dice cosas como "Gracias a vosotros, Yoroshiku Master ha llegado al tercer volumen", "Sigo trabajando en ella aunque sea muy lenta" e incluso "Nos vemos en el próximo tomo". Por tanto, si lo que os cuento en la reseña os interesa y tenéis ganas de darle una oportunidad, id con la idea de que se queda abierta.

Otro elemento que habla de que no tenía muy bien (o nada) pensada la trama a largo plazo es que la línea temporal es muy extraña y los capítulos alternan las fechas navideñas con, sorprendentemente, capítulos en pleno verano. También hay alguno en Primavera y otro para Halloween, pero son puntuales. Esto debería implicar que el tiempo pasa rápidamente pero lo cierto es que tenemos que hacernos a la idea de que no pasan los años aunque se alternen las estaciones. Este tipo de cosas me mosquean pero, en fin, la serie es lo suficientemente simpática como para pasarlo por alto y disfrutar con lo que nos ofrece.


Además de esto, la estructura de la serie son capítulos casi independientes entre sí, sin apenas continuidad entre ellos. Algún mini-arco de un par de capítulos por la aparición de nuevos personajes... pero eso es todo.

Pero entremos de una vez en la trama. Como mínimo, no se puede negar que parte de un concepto original dándole una curiosa vuelta a la idea de Papá Nöel y sus renos. En lugar de haber sólo uno, hay cientos por todo el mundo que tendrán dicho rol que cumplir una vez se encuentren con su correspondiente reno. Esto hace pensar que habrá muchos que nunca se encontrarán. Además, jugando con esta mitología que inventa la autora crea la hipótesis de los renos "negros" o de aquellos que se quedan sin su Santa. Había muchas posibilidades aún por descubrir en esta serie.

Por otro lado, la componente romántica se basa en la unión entre una chica humana normal y un ser fantástico. Si pensamos en esto se nos vendrá a la mente historias con, sobre todo, vampiros y hombres lobo y otras criaturas fantásticas en menor medida ¿pero un reno de Papá Nöel? Desde luego, eso es nuevo. Además, algo a lo que le da vueltas es si los sentimientos de Kaito pero también de Kurumi nacen de ese lazo del destino que es la correa (invisible para el resto del mundo) que les une o tienen sentimientos puros de amor. Sea como sea, la verdad es que hacen una pareja muy mona, con un Kaito que se desvive por ella y una Kurumi que se preocupa por él pero es demasiado tímida para aceptar sus avances. La verdad es que son adorables.


Según avanza la serie, van apareciendo diversos secundarios, la mayoría con una aportación que se limita al capítulo en cuestión y que suelen ser niños que la pareja protagonista acaba ayudando a cumplir algún deseo. Pero también están los que quieren cortar su relación a modo de prueba aunque no de la habitual forma de tirar por los celos. Como ya he dicho, la estructura tan episódica no da espacio a profundizar demasiado en subtramas y todo se resuelve en un único capítulo.

A destacar estaría la pareja formada por Rihito, un hermano de Kaito y Tateyama, el Papá Nöel con el que se encuentra, que forman un dúo muy divertido y que, por desgracia, no llegamos a conocer demasiado y eso que tenían mucho aún por exprimir. Mi idea de que la autora puede haberse acabado dedicando al BL con otro nombre viene porque estos dos, la verdad, tienen mucha química y quizás es una posibilidad que habría explorado de haber continuado la serie.

Poco más puedo añadir. Se trata de una serie corta e inacabada muy sencilla pero muy tierna. Los personajes son adorables, el dibujo es muy mono y te da un buen rato de entretenimiento así que poco más se puede pedir. Eso sí, es necesario leerla con el piloto encendido y no pararse a pensar en lo indudablemente extraño de la trama así como en el flujo temporal inexistente. 

domingo, 20 de diciembre de 2020

[Meme] MangaTag: Escenas de mangas

Hace tiempo que no me pongo a hacer uno de estos memes o como tag, como sea, y Luisita, de Shine like a star, me lo ofrecieron. Ellas lo tienen hecho en base a doramas, que es como está planteado originalmente, pero como saben que desde hace tiempo no los veo, me sugirieron que fuera de mangas y esto ya sí que lo puedo hacer. 

Las reglas son sencillas: 14 escenas y no vale repetir obra. Aviso de que habrá spoilers aunque intentaré que sean los menos. Vamos allá.

1. ALGUIEN MINTIENDO: Peach Girl
Sae se pasa la serie mintiendo así que lo difícil no es encontrar una escena sino elegirla. Por ejemplo, nada más empezar la serie (y así no caigo en spoilers), Momo y ella van de compras y a la primera le gusta un bolso. Por consejo de Sae, que le miente diciéndole que era horrible, no lo compra. Al día siguiente aparece Sae con él en clases y todo el mundo alaba su buen gusto.

2. ALGUIEN BORRACHO: Random Walk
Touwa, el ex-hermanastro de Yuka que le da clases particulares, la acompaña mientras ésta llora por haber roto con su último novio. La chica le ofrece una lata de lo que creía que era simple mosto pero resulta que era vino y éste se emborracha rápidamente con ella.

3. ALGUIEN LLORANDO POR DENTRO: Strobe Edge
La pobre Ninako, después de declararse a Ren y ser rechazada, sufrirá durante bastante tiempo por ese amor no correspondido y, como no quiere molestarle con sus sentimientos y quiere mantener su amistad, la chica llevará su procesión por dentro aguantándose las lágrimas. Realmente no sé si se refiere a este tipo de escena este punto, pero es lo único que se me ocurría.

4. DURMIENDO JUNTOS: Time Stranger Kyoko
Kyoko, en su calidad de princesa, duerme junto a sus dos guardaespaldas, Sakataki y Hazuki, desde que era una niña. Que así pasa lo que tenía que pasar y una noche Kyoko nota que alguien la besa... ¿cuál de ellos? ¿Y en qué cabeza cabe que esa norma se mantuviese con ella ya de adolescente?

5. UNA TRAICIÓN O DECEPCIÓN: Carta al futuro
Rino había confiado en su primer novio y se había acostado con él. Sin embargo, quedó embarazada y éste no sólo le dijo que abortase sino que en realidad tenía otra novia y ella había sido un simple pasatiempo. Una historia y un tomo que te retuerce por dentro. Ojalá nos hubieran llegado más historias de esta autora.

6. UNA DECLARACIÓN DE AMOR: Fushigi Yûgi
Al final del primer tomo, Miaka sigue a Tamahome a la ciudad y acaban rodeados de malhechores. Tras derrotarlos fácilmente, Tamahome perderá la posibilidad de hacer negocios allí, así que Miaka le pregunta por qué hace todo eso por ella y se le declara. Si no habéis leído la serie, os dejo que descubráis cómo sigue a partir de ahí. Sólo decir que menudo final de tomo, que aún me emociona leerlo. Qué le hago si la nostalgia es fuerte en mí con esta serie.

7. UN VIAJE (A ALGÚN LUGAR O EN EL TIEMPO): Clover
Suu desea salir de su jaula porque quiere ir a un sitio muy concreto: el Parque de las Hadas, un parque de atracciones abandonado. Para ello le ponen a Kazuhiko de guardaespaldas porque hay mucha gente detrás de esa chica.

8. UNA PELEA O BATALLA: Fruits Basket
Kyo y Yuki se pelean cada dos por tres. En una de esas ocasiones en que le cabrea especialmente, Yuki manda a Kyo a volar hasta el estanque de la casa de Shigure. 

9. UN REENCUENTRO: Kanata Kara / From far away
Haciendo lo que consideraba mejor para ambos, Izark deja a Noriko con una vieja amiga. Sin embargo, la separación no dura mucho y se reencontrarán pronto. Me abstengo de decir nada más porque esta serie debéis buscarla y leerla, sea como sea, es una maravilla.

10. UNA FIESTA O CELEBRACIÓN: Caramel diary
Para celebrar que a Hana le han ofrecido que haga su primera serie manga después de varias historias cortas, Yumi, Taro y Jiro organizan una fiesta. Curiosamente, todos los dulces tiene sabor a caramelo ya que la protagonista adora ese sabor.

11. UNA ESCENA EN LA DUCHA: Happy Marriage?!
Chiwa entra en el baño mientras Hokuto está dentro para lavarle la espalda y para hablar de por qué anda tan serio. Entonces le cuenta que su padre está ingresado en un hospital y que le han ofrecido hacerse cargo de un importante negocio en su lugar, pero eso implicaría estar más tiempo de viaje y verse menos, por eso andaba dudando de qué hacer. Chiwa le anima a que coja ese trabajo y acaban teniendo sexo en el baño.

12. ESCENA EN LA QUE APAREZCA UNA MASCOTA: Manos entrelazadas
Patrás es el perro mascota de Koh. Al principio de la serie, mientras le saca de paseo y tras espantar a unos cuervos que había hurgando en la basura, Koh ve a su primer amor, Yukako, gracias a los tirones de correa que estaba dando Patrás.

13. ESCENA EN LA PLAYA: Marmalade Boy
Cómo olvidar la escena del primer beso entre Yuu y Miki, cuando él, deprimido por lo que había descubierto, se puso a mirar el mar al atardecer mientras reflexionaba. Miki le hizo compañía y al fin se declararon lo que sentían. Eso sí, a la mañana siguiente ambos estaban resfriados.

14. ESCENA DE ALGUIEN VENGÁNDOSE POR AMOR: Kaikan Phrase
No estoy muy segura de este punto así que, después de estrujarme la cabeza, voy a poner lo único que se me ha ocurrido aunque no sé si era la idea. Cuando Ralph, hermanastro de Sakuya, entra en escena para fastidiarle en su relación con Aine y en la música, éste se marcha a Nueva York con la idea de ganar el favor del poderoso padre de ambos y así planea su venganza.

Pues hasta aquí. Si alguien se anima a hacer el meme/tag, que me avise, a ver qué escenas encuentra.

martes, 15 de diciembre de 2020

Happy Marriage?! de Maki Enjoji

La serie que hoy os reseño se la compré en inglés a Nagore en el (aún llamado) Salón del Manga de Barcelona de 2015. Como digo en la entrada enlazada, había perdido la esperanza de que Ivrea volviese a apostar por la autora después de haber terminado con bastante esfuerzo Private Prince, de sólo cinco tomos, así que cuando me surgió la oportunidad, no la desaproveché y para casa que se vino. La había leído por scans completa, diría que un par de veces al menos, así que era una compra segura. Ahora, aprovechando que la bajé de la estantería donde la tenía para hacerle una foto con el resto de mis mangas extranjeros para el #ShojerosPorElMundo de PSS (tenéis mis fotos aquí y el directo que hicieron aquí), le he dado una nueva relectura y he pensado que ya que estaba le podía hacer una reseña.

Por introducir un poco, la obra consta de 10 tomos publicados en la revista josei Petit Comic entre 2009 y 2012 y tuvo una adaptación a dorama japonés que estaba (no sé si sigue todavía) en Amazon Prime.

Argumento

Chiwa Takanashi compagina dos trabajos para pagar las deudas del inútil de su padre: por la mañana es una oficinista en la gran compañía Mamiya y por la noche es "Chiwawa", una acompañante de hombres pervertidos en un bar de copas. Todo sea por poder conservar la casa con jardín que su querida abuela tanto cuidaba.

Una noche, en el local, es solicitada por un hombre muy guapo y serio que nada tiene que ver con los que suelen acudir al sitio. Éste es grosero con ella y la hiere en su orgullo por lo que Chiwa le lanza encima la bebida y le dice que se largue. Siendo un VIP, la chica acaba despedida, así que tendrá que buscar un nuevo trabajo. A eso le estaba dando vueltas a la mañana siguiente cuando en el trabajo es llamada por el mismísimo Presidente de la compañía. Hokuto Mamiya resulta ser, para su sorpresa, el hombre de la noche anterior. Pero no quiere despedirla, todo lo contrario, tiene una propuesta aún más alucinante: le pide que se case con él. El motivo no es que tuviera un flechazo la noche anterior sino que su abuelo, Director de la empresa, trabajó cuando era joven para la abuela de Chiwa y ésta le ayudó a formar el imperio que ahora tiene. Al saber que los descendientes de su respetada y también querida Yuko están pasando por dificultades económicas, el anciano quiere ayudarla a cambio de que se case con su nieto. Por supuesto, Hokuto no está encantado con la idea pero por ganarse el favor de su abuelo para acabar siendo Director en un futuro acepta esa loca propuesta.

Chiwa y Hokuto firman los papeles de matrimonio sin mayor ceremonia y, por hacer ver al abuelo que formarán una pareja de verdad, la chica se muda al piso de su ahora marido ¿Dos extraños que se unen en semejantes circunstancias podrán ser felices juntos? 

Reseña

A veces, una relectura sale bien y otras veces regular. Hay las menos en que algo que te gustaba, por haber madurado, lo ves con otros ojos y el resultado es terrible. Pues por desgracia esto último es lo que me ha pasado con esta obra, que no sé cómo en su momento (y por varias veces) fui capaz de dejar pasar comos si tal cosa ciertos hechos. Pero vamos por pasos antes de centrarme en eso.

Para empezar, la serie tiene una premisa que es muy poco original, sobre todo si se han leído más joseis y/o novelas románticas adultas. Se junta por un lado el cliché del "matrimonio por interés o concertado" con el de "relación entre jefe y empleada". El primero es más común en historias con enfoque histórico, la verdad es que se hace raro en una historia contemporánea, pero bueno, nada que objetar si se lleva bien y está justificado como sucede aquí: a ambos les viene bien esa unión por sus respectivos motivos, así que adelante. Además, la autora le mete bastantes puntos cómicos y pronto hay ahí una tensión sexual que te motiva a seguir leyendo para saber cuándo y cómo se liarán de una vez. También se incluye otro cliché muy usado: el del protagonista masculino que tiene un triste pasado con ciertos misterios que querremos resolver, de ahí otro elemento para seguir enganchados otro capítulo más, y otro y otro. En cuanto al tema de la relación entre jefe y empleada, en este caso, salvo para alguna escena tópica como quedarse encerrados en un almacén, no le saca demasiado partido.

Sin embargo, toca empezar a hablar de lo que me ha hecho torcer el gesto y esto es Hokuto y el machismo de la obra, especialmente el del personaje. El hombre es celoso y controlador y ya sabemos que es casi imposible librarnos de estos rasgos en los protagonistas de este tipo de historias, pero no ayuda pensar en lo de "mal de muchos...". Además, es un guarro incapaz de mantener la casa mínimamente limpia y que Chiwa llegue más que como su esposa, como su criada, a limpiar el piso, es un tanto indignante. Además de eso, no sé por qué, teniendo en cuenta por lo que ha pasado la chica, que ha trabajado mucho y desde muy pronto por el padre irresponsable que tiene, la autora se empeña en hacerla tan debilucha que se desmaya cada cierto tiempo. No es creíble y es un recurso facilón para hacer avanzar la trama. 


A pesar de lo dicho, durante los primeros cuatro tomos todo es llevadero y no hay nada especialmente horrible. Sin embargo, al empezar el quinto tomo, Hokuto se enfada porque ella quiera empezar a trabajar en otro sitio con mejores condiciones porque es la empresa de un ex. Lo de que los maridos debían dar permiso creía que ya lo habíamos superado (en todo caso, se reconcilian, él entra en razón y ella empieza a trabajar ahí). 

Al margen del tema de la relación entre ambos, el resto del manga va sobre Hokuto, su drama familiar y su aspiración para llegar a lo más alto de la empresa buscando resolver cierto misterio alrededor de la muerte de su madre. Chiwa se limita a estar apoyándole, no tienen ambiciones ni sueños propios y si quiere trabajar es para pagar los gastos de su padre sin cargar con ellos a su marido. En realidad, es muy rancio lo que se cuenta a la que te paras a pensar en ello porque la chica no vive para sí misma en ningún momento, es primero una hija responsable y luego una esposa abnegada. Incluso cuando en cierto momento Hokuto le pregunta qué la hace feliz ella responde que él lo sea. Se nota que le gusta su trabajo y lo hace no sólo por pagar los gastos de su padre pero carece de ambición, aficiones o intereses más allá. Me acuerdo por ejemplo de Midnight Secretary cómo ahí Kaya disfrutaba de su trabajo y se sentía realizada y respetada por él, o cómo, en Private Prince, Miyako adoraba la investigación histórica hasta el punto de llegar a ignorar a Wil. Ya sabemos que el machismo de Japón está muy marcado aún y todavía nos podemos dar con un canto en los dientes con el hecho de que ella no deje el trabajo para ser simplemente ama de casa como sabemos que ocurre y que, de hecho, vemos en otras mujeres que salen en la serie de manera puntual.

De todos modos, lo peor es que a partir de ese momento ya comentado hay cierto in crescendo de violencia por parte de él: agarrarla del brazo con fuerza, un puñetazo en la pared, tirar una cerveza... y darle una bofetada en el tomo 7 y otra en el 8. Son escenas que pasan como si nada, la reconciliación llega en seguida y se olvida sin darle una vuelta al tema, como si no hubieran pasado. No sé por qué la autora empezó a meter estos momentos porque hasta el tomo 5 todo se había desarrollado con alguna que otra pelea pero nada tan feo como lo de aquí, simples discusiones por discrepancias en una pareja recién casada y que no se conocían hasta entonces. Es todo tan "porque sí" que, por ejemplo, en la segunda y última bofetada, Hokuto se enfada porque ella sigue pensando sólo en el trabajo de él aun cuando acaban de espantar entre él y otro hombre a alguien que la estaba siguiendo y amenazando. Es tan innecesario y tiene tan poco sentido... No sé por qué la autora dibujó estas escenas que no aportan nada salvo empañar un manga que, sin ser una maravilla, estaba siendo bastante entretenido. Es más, aún con todo lo celoso, posesivo y orgulloso que es Hokuto, veo muy fuera de su personaje su forma de perder los estribos y llegar a eso. En fin, que da igual, ya sea simple cagada de la autora o porque lo leo mal y realmente el personaje actúa acorde a como ella lo ha creado, el caso es que ahí están estas situaciones que son molestas, incómodas y hasta dolorosas de leer sobre todo porque precisamente no tienen ninguna trascendencia, ni son repudiadas y ni si quiera pide perdón. 

Las personas somos seres con contradicciones y debo reconocer que aquí caigo en una muy grande. A pesar de lo dicho, no puedo evitar que subjetivamente me guste la serie. Hay muchos momentos monos, divertidos e interesantes. La trama de fondo de la familia de Hokuto, sin ser el colmo de la originalidad, tiene su intriga y lees la serie con ganas de saber los oscuros secretos que esconde la familia Mamiya. No obstante, como es obvio, no puedo obviar esos momentos violentos que la autora se podría y debería haber ahorrado porque destrozan su obra. Si eso, podéis probar los primeros cuatro tomos y saltar al último para conocer el desenlace.