domingo, 3 de octubre de 2010

Maldito Karma, de David Safier

Pues sí, ya me lo he leído, de hecho, vuelvo a sacar pecho con mi capacidad lectora diciendo que cayó en una tarde-noche *jojojojo*

Desvaríos aparte, será mejor que me centre en el libro. Como resulta que ahora estoy en el portátil porque el Windows de mi PC murió, algo tengo que hacer mientras carga una cosa y otra, ya que el pobre tiene sus años y va renqueando bastante, no sé si va a aguantar otro año de tute en la uni =/ Pues a lo que iba, mientras carga, juego un poco al Dissidia que reseñé el otro día, pero un poco, para no saturarme. En eso me giro, me fijo en el libro que ya había colocado en la estantería y me digo “va, para variar de tanto juego, probemos a ver qué tal está” y así, cayó. Hecha esta… estúpida introducción, pasemos al libro en sí XDDD

Argumento: Kim Lange es la presentadora de televisión alemana del momento, pero en su papel como madre, esposa y compañera de trabajo deja mucho que desear. De hecho, debe dejar a su pequeña el día que cumple 5 añitos para asistir a una entrega de premios donde puede resultar ganadora de la categoría de Mejor presentadora de TV. Eso, y además, acostarse con Daniel Kohn, un atractivo presentador que compite con ella por el mismo premio. 

Ese día le ocurren 5 cosas malas, y así de terribles serían las cuatro primeras que deja en el último lugar… su muerte. Sí, Kim muere de la manera más absurda posible: le cae encima un lavabo de una estación espacial que se acababa de desintegrar en un 98%, siendo ese lavabo parte del 2% restante que se dispersó por numerosas partes del país, incluida la azotea del hotel donde se hospedaba esa noche, que iba a ser su gran noche, y donde salió a refrescar su cabeza tras engañar a su marido, Alex.

Lo que podría haber sido la novela más corta de la historia con la muerte de su protagonista nada más empezar, no queda ahí y cuando Kim se “despierta” y se ve a sí misma convertida en una minúscula hormiga que habita en un hormiguero que hay en el jardín de su casa. Buda, que se presenta ante ella como otra hormiga, le explica que, pese a lo que ella se puede imaginar, había sido lo suficientemente mala persona para acabar reencarnada en un insecto. Kim quiere recuperar su vida, y para ello le tocará acumular buen karma… y lo debe hacer antes de que su marido rehaga su vida con su antigua mejor amiga, Nina.

Éste es uno de esos libros curiosos que no sabes muy bien qué te van a deparar, y luego, te dan la gran sorpresa. Es un libro muy divertido, tiene algunos momentos cómicos que son brutales y lo mejor, te hace reflexionar sobre muchos temas: la vida, la muerte, las creencias, las relaciones, cómo influimos en los demás…

Si hay algo que no me ha gustado de este libro ha sido un cierto machismo que queda velado. A ver si me explico. Kim es una periodista de éxito y, obviamente, tiene mucho trabajo, y por ello, descuida a su familia. Llega un punto en que hace cosas mal y en su trabajo es un tanto cruel, pero no puedo evitar pensar que “Buda” la castiga demasiado, en el fondo, por su éxito. Como si el haber llegado a la cima fuese en sí mismo algo malo y no me parece justo. Ella se ha volcado mucho en su trabajo y su marido se nota que se siente frustrado por tener que quedar relegado a un papel de “amo de casa” y, aunque no recuerdo que el libro lo explicase, el motivo por el que su matrimonio se empezó a ir al traste fue, muy probablemente, a consecuencia de ello. Y es por lo mal que iba la relación que Kim se acabó acostando con Daniel. Vale que le pareciera atractivo, pero no se lo habría tirado si con Alex fuesen bien las cosas. ¿Me explico? Vale que es el punto de partida de la historia, pero no me cuadra el comienzo: Kim está a punto de ganar un gran premio, es un momento muy importante para ella ¿por qué deben celebrar el cumpleaños de la niña sí o sí? ¿No podrían haber ido los tres juntos a la fiesta y celebrar las dos cosas a la par? Las cosas no son blancas o negras, si Kim va a la entrega de premios es también parte de su trabajo, le duele mucho separarse de su hija. Sé que estoy dándole muchas vueltas, pero me parece que es, al final, una forma de hacer que Kim quede como la mala y vuelvo a decir, no me parece justo. Es el punto de partida de la historia, así que se ve que debía ser así, pero no, a mí no me ha cuadrado eso.

Sí, Kim acumuló mal karma al engañar a su marido y al ser una mujer que pisoteó a mucha gente para llegar al puesto en que se encuentra. Todo lo demás me parece injusto, pues Alex tiene también su parte de responsabilidad como la otra mitad de la relación, y como el padre de una niña que, cada vez más, hacía sentirse fuera de lugar a la madre. Planteo esta pregunta: ¿Si se intercambiasen los papeles de la historia… él habría sido TAN castigado por haber sido TAN malo?

Y bueno, pasando a otros aspectos del libro, éste te hace ver las cosas desde varias perspectivas animales, la dura vida en un hormiguero, animales que acaban en centros de experimentación para medicinas… Para saber cuáles son todas las reencarnaciones por las que pasa Kim en su periplo particular para volver a ser humana, deberéis leer el libro.

Luego, hay otro par de aspectos negativos, más concernientes al autor en sí, el primero es que habla mal de la diabetes, demostrando que no sabe de qué va la enfermedad. El segundo queda muy velado y hay que pararse a analizarlo para verlo (yo lo he “descubierto” al leer un par de reseñas) en el que parece plantear el aborto como algo malo sin dar pistas de la situación de esa decisión. Lo primero lo pasé por desconocimiento, hasta que no leí el comentario de una persona que tiene esa enfermedad no vi el error, en realidad, bastante grave. El segundo, ni me paré a pensarlo, no lo interpreté mal, la trama estaba en su clímax final y esa apreciación pasa totalmente desapercibida, si bien es cierto que puede estar patente la ideología del autor. Otra forma de verlo haría referencia a lo retrograda que es la posición, precisamente, de la iglesia católica en este aspecto. Sea como sea, no es algo importante en la trama y hay que tener el chip adecuado en funcionamiento para poder detectarlo sobre la trama principal.

Ya he hablado bastante sobre Kim ¿no? Es una mujer fuerte, decidida, cabezota, mordaz cuyo mayor problema es que apenas se preocupa de los demás. Su marido, Alex, al contrario que ella, es muy buen hombre y lo pasa realmente mal tras su muerte. En eso, entra en escena Nina. Ésta había sido la mejor amiga de Kim desde el instituto y tenían muchas cosas en común, incluso, enamorarse del mismo hombre que, obviamente se acabó quedando con la que sería su esposa. Claro que ahora que ha muerto, Nina tiene vía libre para sanar su corazón y quedarse en su familia.

Casi se me olvida nombrar a un magnífico secundario que le da mucha salsa al libro, se trata ni más ni menos que de la reencarnación (también en hormiga) de Casanova, el famoso mujeriego italiano. El pobre lleva atrapado en un círculo de reencarnaciones en hormigas más de 100 vidas y, la aparición de Kim será el detonante que necesitaba para salir de dicha espiral. Sus anotaciones a pie de página a modo de “De las memorias de Casanova” me sacaban siempre una sonrisa o una risotada. Es un personaje genial, y se le echa mucho en falta en los pasajes en que no aparece.

Lo mejor es que la trama no se queda solo en las sucesivas reencarnaciones de Kim en diferentes animales, y llega un punto en que la historia da un giro muy interesante hacia el último tercio del libro. Cambia todos los esquemas y da nuevos dilemas sobre los que pensar así como encarrila por completo la trama hacia su final. Dicho sea de paso, no me lo esperaba, estaba segura que iba a acabar de una manera y que no lo hiciese me gustó mucho, pero al mismo tiempo, lo vi un tanto forzado, poco creíble, claro que la historia en sí es totalmente increíble XD

Esta es una de esas reseñas que salen de vez en cuando en las que parece que el libro (o lo que sea) no ha gustado porque se han recalcado más los puntos negativos que los positivos, y no, realmente el libro me ha gustado mucho (sino, no lo habría leído en una tarde-noche por mucho que yo sea capaz de leer rápido). Es muy divertido y también hace reflexionar sobre muchos temas, por lo tanto, lo recomiendo para pasar un buen rato y darle vueltas al coco, sin pararse a pensar en lo que yo he considerado como puntos negativos para poder disfrutar más de la lectura.

Acumulad buen karma comentándome la reseña ¿vale? =D (de lo contrario os convertiréis en hormigas *muajajaja*)


Edito (19 de Septiembre de 2014): Ya ha pasado bastante desde que redacté la reseña. No la voy a cambiar porque es mi impresión del momento. Pero ha llovido mucho desde entonces, yo he madurado algo más y he aprendido, y quiero decir ahora que no le pondría esa nota al libro y que, probablemente, no lo hubiese terminado por los puntos negativos que ya comentaba entonces. El libro es trementadamente machista, y lo veo ahora mucho más claro. Por no hablar de la moralina barata que enmascara detrás del humor absurdo. Ahora mismo, casi estoy indignada conmigo misma porque en su momento me gustase.

4 comentarios:

  1. Estaba leyendo tu reseña y fue llegar a lo de la diabetes, cabrearme y mandar el libro a tomar viento.
    ¿Recuerdas qué decía el autor?
    Porque para meter la pata tan grave tiene que ser bien idiota, por hablar de lo que no sabe sin consultar en Internet mismamente antes ò_ó.
    Me alegro al menos que vieras el comentario de esa persona para que comprendieras cómo es la enfermedad en realidad y no te quedaras con una idea equivocada, como mucha gente quedará si lo lee ¬¬.
    (en serio, ese hombre me ha cabreado, y mucho ò_ó)

    ResponderEliminar
  2. @PaGe: pues ponía... "una serie de gente que se había pasado la vida hinchándose de dulces", refiriéndose a enfermos de diabetes.

    ResponderEliminar
  3. Qué... *suspiro* ò_ó.
    Si supiera qué es tenerla... Me extraña que nadie hubiera puesto el grito en el cielo por esa falta de todo. Al menos tú ya sabes que no es así ^^.

    ResponderEliminar
  4. Hola, es la primera vez que escribo y me ha gustado tu blog, me resulta sorprendente lo rapido que lees!! Yo desde que tengo internet, consola, y tele en el cuarto a penas leo, no soy capaz de ponerme.. y eso que siempre he leido bastante (aunque no a tu nivel) jeje

    Tambien he visto que eres de Malaga como yo, y eso me ha animado a escribir aquí ^^

    A ver si me paso por aqui mas a menudo, espero que se solucionen pronto tus problemas ;)

    Un saludo

    ResponderEliminar

¿Y tú qué opinas? =D