domingo, 8 de enero de 2012

Promesa, de Keiko Nishi

Acabo de leer en Misión Tokyo la noticia de que Juanjo Sarto ha fallecido. No es que le conociese, pero sí que todas las personas a las que nos gusta el shojo le debemos que, gracias a él como editor de Planeta, llegase el primer título de este género a España (a excepción de la inacabada Candy Candy por parte de Bruguera). 

Por su valentía a la hora de dar un paso adelante en un mercado aún inexistente le dedico a su memoria la reseña que hice de Promesa, de Keiko Nishi, para PSS. Como coincidió con el hiatus que aún dura no hubo ocasión de subirla pero la dejo aquí para que conozcáis un poco más esta obra tan especial y, si os surge la oportunidad, os recomiendo que os hagáis con ella. 

Datos

Título original: Promise
Autora: Keiko Nishi
Tomos: Tomo único
Años: 1990 (Japón), 1995 (España)
Revista: Desconocida
Editorial en Japón: Shogakukan
Editorial en España: Planeta deAgostini
Estado actual: Publicación completa. Descatalogado
Precio: 995 ptas (aprox. 6€)

Curiosidades / Datos extra

El tomo Promesa supone una curiosidad en sí mismo, algo único y excepcional por varios factores:

- El tomo consta de dos historias cortas: Promesa y Desde que te has ido. Originalmente se publicaron en Japón en el tomo recopilatorio Mizu ga Kooru ni Naru Toki, de Keiko Nishi
- En América, la editorial Viz editó un tomo llamado Four shoujo stories en el que se recopilaron estas dos historias con They were eleven, de Moto Hagio, y The changeling, de Shio Sato. La editorial tenía el permiso de editar las historias por separado pero no todas juntas en tomo. Creían que una vez lanzado no habría problema aunque sabían que si les hubiesen preguntado, Shogakukan se habría negado. Como consecuencia, los editores japoneses obligaron a retirar el tomo una vez había salido a la venta.
- Las dos historias de Nishi salieron también de la mano de Viz en un tomo único de título Promise y dicho tomo es el que vio la luz en España siendo por tanto una licencia desde América y no desde Japón.
- Dicho tomo supone el primer shôjo licenciado en España sólo detrás de Candy Candy de Yumiko Igarasahi por parte de la editorial Bruguera.

Argumento

Promesa
Reiko Kitajo es una adolescente que ha descubierto que su madre va a volver a casarse mientras ésta y su pareja, que tiene un hijo en su misma clase, estaban buscándole un regalo en unos grandes almacenes. Dice no molestarle que su madre rehaga su vida pero desde que se enteró no deja de darle vueltas y acaba por llegar tarde clases, conociendo en esa mañana a un joven que la rescata de un acosador de tren. A partir de entonces, ella y el chico misterioso se encontrarán varias veces despertando un fuerte sentimiento de nostalgia, un recuerdo olvidado de alguien que también la ayudó de pequeña, mientras estaba perdida y que desapareció dejando detrás de sí únicamente una rosa.

Desde que te has ido
Michio Kurosawa es un profesor de química casado que tiene una aventura con Mika, una mujer directa, sincera y alegre que no tiene nada que ver con Manami, su esposa, sosa y apática. Sin embargo, cuando un terremoto haga acto de presencia en la vida de los tres el dilema de Michio se resolverá.

Reseña

El gran valor de Promesa va más allá de lo que narra pues en sí mismo es una pieza de coleccionista. Y, aún así, las dos historias que cuenta son dos pequeñas obras de arte, altamente emotivas y de una marcada profundidad. Unas historias que cuentan con una narrativa que aún hoy es difícil de encontrar en el mercado español a pesar de lo que se ha diversificado.

Para empezar, en las solapas del tomo, Juanjo Sarto, guionista de cómics, novelista y editor de manga de Planeta deAgostini, habla del paso tan valiente que dieron a la hora de publicar una historia shojo, un mercado inexistente, pero lo valoraron y a pesar de las reticencias que otros tenían sacaron el producto por cuatro buenas razones: el creciente interés de las chicas en el manga, la apuesta por chicos que también lo comprarían, la recomendación de este trabajo por parte de numerosos fanzines y porque los que sacaban mangas más o menos románticos no se atrevían a anunciarlos como tal. Una visión de futuro que anticipaba todo lo que vendría algunos años después.

A continuación viene una introducción de Matt Thorn, un especialista en shôjo reconocido mundialmente. Una breve historia del shôjo y una presentación de Keiko Nishi y su estilo que resulta perfecta para preparar al lector a aquello a lo que se va a encontrar, especialmente para aquellos que a mediados de los 90 aún no habían probado nada de esta demografía y, por tanto, no sabían qué se iban a encontrar o la importancia que dicho género había alcanzado en Japón.

En lo que respecta a las historias, tanto Promesa como Desde que te has ido están ubicadas en el mundo real pero cuentan con cierto enfoque fantástico. Por un lado, Promesa empieza con el dilema de Reiko sobre su futura familia, no está nada convencida de que su madre se vuelva a casar. No parece tener nadie en quien confiar hasta que aparece un joven que es puro misterio. Es una historia cargada de nostalgia, de tristeza. El lector conoce al chico desde el principio gracias al recuerdo que la protagonista ha olvidado y sabe que hay algo muy extraño en él hasta que al final todas las piezas encajan en un desenlace melancólico y muy emotivo.


Luego, Desde que te has ido, es una historia adulta, alejada de adolescentes de instituto. Todo transcurre entre el piso que comparte Michio con su amante una vez al mes y los recuerdos de éste sobre su esposa, a la par que ésta vaga buscando algo en medio del caos de un fuerte terremoto, el elemento que aporta la magia representada en el destino y la fatalidad.

En muy pocas páginas se presentan unos personajes realistas y complejos. Cargados de sentimientos, muestran sus miedos e inseguridades, sus deseos, no son necesarios cientos de capítulos pues con gran maestría Keiko Nishi los desnuda para saber cómo son en apenas unas decenas de páginas.

El dibujo es simple, trazo irregular y poco detallado, por lo que, si bien va perfectamente acorde a la obra, aquellos lectores a los que el dibujo les influencia sobremanera a la hora de valorar una serie, no serán capaces de apreciarlo si buscan un estilo detallado, de trazo limpio y claro. Aún con lo burdo que pueda resultar, es innegable la expresividad que consigue darle Keiko Nishi a los personajes, siendo, en definitiva, el estilo idóneo para lo que narra. También se debe tener en cuenta el factor del tamaño del tomo, pues es solo un poco más pequeño que un A4 (un folio normal) por lo que los dibujos salen a mayor escala del que fueron pensados originalmente en Japón para tomo estándar.

La edición tiene poco que ver con la actual de los tomos. Como ya se ha dicho su tamaño superior, cercano al A4 y su falta de sobrecubiertas reemplazadas por unas solapas en la tapa blanda lo hacen un producto curioso en este sentido. El papel es el habitual de Planeta aún hoy en día, la traducción es buena y la edición de textos está incluso mejor que algunas series actuales.

Promesa es un gran tomo. Tiene mucha importancia como elemento de la historia del manga en España y especialmente, del shôjo por lo que es indispensable para todo aquel con ansias de coleccionista. Pero reducir su valor a un mero objeto de coleccionista sería olvidar que tiene detrás dos grandes historias, de lecturas pausadas, emotivas y maduras. De hecho, el tomo sorprende por su madurez y plantea qué habría sido del mercado manga español si hubiesen continuado con esa línea de productos.

Lo que no hay duda es que ya han pasado muchos años desde que este tomo vio la luz en España y empieza a ser hora de que las editoriales recuperen ese carácter valiente que tuvieron los editores de Planeta para volver a traer no solo alguna obra más de Keiko Nishi sino de otras autoras que han quedado en el olvido a pesar de su indudable calidad narrativa.

3 comentarios:

  1. Un tomo que debería estar en todas las estanterías!!!

    ResponderEliminar
  2. Y yo todavía sin leerlo... juro que este año me lo leo, y más después de tu reseña y al de Deirdre ò_ó

    En serio, me siento super hereje ;_;

    ResponderEliminar
  3. Yo me lo lei en ingles...pero vete tu a saber donde encuentro yo este tomo ahora T_T

    ResponderEliminar

¿Y tú qué opinas? =D