domingo, 23 de febrero de 2014

Cuando tú llegaste, de Lisa Kleypas

Por fin llegó la hora de catar a esta autora de la que tan buenas reseñas he leído siempre. Me apetecía leer algo de romántica histórica y me dije que ya tocaba ver si a las maravillosas críticas que suelen tener sus obras, se sumaría la mía. Efectivamente, aquí va otra lectora más que encantada con las horas de deleite literario que me ha proporcionado esta preciosa historia.

Esta novela es la primera parte de una bilogía conocida como Jugadores o Tahúres del Craven's, supongo que dependerá de la edición para un título u otro. También tengo el segundo por casa y creo que va a ser mi próxima lectura por eso de acabar la mini saga. Además, estoy deseando conocer la historia del protagonista de Sueño contigo, que en esta primera parte ya nos lo ha presentado la autora y resulta un tipo encantador con un pasado tortuoso que se merece a alguna chica que le cure las heridas. También decir que hay un relato corto incluido en la antología ¿Dónde está mi héroe? que espero poder encontrar antes o después.

Argumento

Lily Laswson no es como las típicas damas de buena familia. Ella maldice, fuma, habla de política, va de caza a horcajadas con pantalones, apuesta y entra sin problemas en clubs exclusivos para hombres. Además, le encanta montar escándalos que ruboricen a la alta sociedad de la ciudad durante semanas. Sin embargo, oculta sus tristes secretos con mucho celo salvo a su buen amigo, Derek Craven.

Ahora Penelope, la hermana menor de Lily, va a casarse y ésta sabe con total seguridad que ese matrimonio es de conveniencia, ya que está enamorada de otro hombre mucho más adecuado para ella. Después de confirmar, de primera mano, la frialdad, arrogancia y dureza de la que tiene fama el prometido de su hermana, está dispuesta a salvarla de ese desastroso enlace. Lily se presenta en casa de Lord Alex Raiford, lugar en el que toda su familia estaba pasando una temporada, para conocerse mejor, antes de la boda. Pero quizás esta vez la apuesta de Lily es demasiado alta y no pueda ganar a su rival. La suerte está echada.


Reseña

((Esa portada... en serio... Así cualquiera menospreciaría el género. Por suerte la cosa ha evolucionado con el tiempo...))

Lo maravilloso de esta historia es que parece una más dentro del género. Incluso se puede pensar que no aporta nada nuevo. Tenemos un hombre y una mujer, cada uno con una triste historia detrás (más ella que él en este caso), que se conocen por unos motivos u otros, surge la atracción, antes o después, con peleas y tensión sexual por medio, pero que a pesar de todo, acaban viviendo felices y comiendo perdices. Sí, es lo de siempre. Al menos, eso parece.

Sin duda, lo que marca aquí la diferencia es la protagonista, Lily. No es una mujer cualquiera. Hace lo que le viene en gana ignorando todo convencionalismo o norma impuesta a las mujeres de su época, 1820. Es más libre que nadie. Pero también está muy sola pues alguien le quitó lo único que realmente quería: su pequeña Nicole cuando apenas tenía dos añitos. Desde entonces, ya han pasado dos años sin dejar de perseguir la pista del secuestrador. Pero es una niña de la que nadie sabe de su existencia, por lo que sus movimientos y posibilidades de pedir ayuda están muy limitados. 

Así pues, Lily es una mujer que se mantiene firme y lleva sobre sus hombros mucho más de lo que nadie puede llegar a imaginar tras una fachada de alocada y extravagante, capaz de saltar al Támesis por su sombrero a pesar del agua helada. Es una magnífica protagonista, de esas adelantadas a su tiempo que siempre me gustan en este tipo de historias.

La contraparte masculina, Alex, es el prototipo de hombre frío, terco, arrogante y serio que esconde un inmenso corazón.  Lleva un par de años arrastrando el dolor de la pérdida de su amada y lo único que busca ya en el género femenino es una esposa tranquila y obediente, que le dé descendencia, y con la que envejecer sin sobresaltos, aunque no haya amor real por medio. Es un hombre encantador cuando se le conoce aunque por momentos queda eclipsado por Derek.

La relación de ambos desde el primer momento está abocada al desastre absoluto. Tienen tanto carácter y son tan parecidos que difícilmente serán capaces de dar su brazo a torcer en cualquier mínimo aspecto. Pero por eso mismo, y gracias a la pluma y buen hacer de Kleypas, van dando pequeños pasos que les acaban acercando de una manera natural y sin prisas, ayudándose mutuamente cuando llegue el momento. Es un desarrollo perfecto de la pareja, donde las cosas suceden cuando deben hacerlo.

Aparte de la trama romántica de la historia, queda la intriga de saber qué paso con la niña, quién se la llevó y por qué. Esto mantendrá en vilo al lector que no podrá separarse de las páginas del libro pues es realmente lo único que no tiene por qué tener un desenlace claro y feliz. Puede serlo o no, y si queréis saber la verdad, tendréis que leerlo. Sea como sea, el ponerse en la piel de Lily en esas circunstancias hará que la comprendamos mejor y que sintamos todo su dolor, su miedo y sus esperanzas. 

Además, otros elementos que se incorporan son el humor, con más de un punto que sacará la risa del lector, y el tema de los juegos y apuestas, algo que, creo, es poco habitual en el género. Así, Kleypas crea una historia muy equilibrada que no llega a abusar del drama, aunque haya momentos en que las lagrimitas amenacen con aparecer. 

Y para redondear la novela tenemos varios personajes secundarios de lo más interesantes. A destacar principalmente Derek, el amigo de Lily y propietario de la casa de juegos más famosa de Londres. Sólo lo que se da a conocer ya aquí, anticipan a un protagonista de la segunda parte de la bilogía que hará las delicias de cualquiera. Me queda esperar que las expectativas se cumplan. Se completa el elenco con la dulce y obediente Penelope, el amable y honesto Zack y Henry, el hermanito de doce años de Alex, un crío de lo más espabilado y simpático.

En definitiva, Cuando tú llegaste es una novela de romántica histórica redonda, perfecta y más que recomendable. Se ciñe a los prototipos y esquemas del género sin innovar gran cosa, pero nos presenta unos personajes maravillosos, especialmente la protagonista. Merece muchísimo la pena que le deis una oportunidad pues es una historia inolvidable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Y tú qué opinas? =D