domingo, 31 de enero de 2016

Tres relatos de Edgar Allan Poe

Llega el final de un mes con muy pocas entradas, algo que no sé si cambiará en Febrero, pero por lo pronto no quiero acumular tan pronto un retraso en el reto de los Imprescindibles del año

Desde que empecé estos retos, en 2013, todos los años lo he comenzado leyendo alguno de los relatos de este hombre. Aunque ya no hay ninguno concreto que salga en las listas que uso para elegir lecturas, no quería romper esta especie de tradición de iniciar el año con alguna de las fantásticas historias de este hombre. Como han sido muy cortas las que he seleccionado, he preferido hacer una entrada conjunta y comentar un poquito de cada una.

El corazón delator

Al igual que me pasó con El cuervo, este relato ya lo conocía en parte gracias a un capítulo de Los Simpsons. Es un relato de locura asesina, perturbador e intenso. Como breve resumen puedo decir que el protagonista, que tiene los sentidos, como el oído, muy desarrollados, siente un extraño odio por el ojo azul y velado (¿por una catarata?) de su padre (o del que se entiende que es su padre... aunque sólo se refiere a él como "viejo", lo que deja muy ambigua la relación entre ambos). Aunque sabía por dónde iban los tiros, es un cuento corto y muy intenso. Posiblemente el mejor de los que he leído del autor hasta la fecha.

9/10

El tonel de amontillado

Me llamó la atención el título, un relato con el que iba totalmente a ciegas en la lectura. Me sorprendió que fuese bastante parecido al anterior. En este caso, el protagonista planea una venganza contra quien le ha generado una afrenta. Si del anterior se puede hablar de un personaje trastornado, alguien con claros problemas mentales, en éste sorprende la frialdad y lo premeditado de la acción, así como lo terrible de la ejecución. De pequeña, la idea de acabar como el final del relato me generaba pesadillas. Impactante y sobrecogedor. También muy bueno.

8/10

El gato negro

Y cerramos la entrada con este último relato que acaba teniendo también cosas en común con los anteriores, aunque aquí se suma una componente sobrenatural sutil que, cómo no, busca poner los pelos de punta. No es un relato fácil de leer ya que incluye dos de las acciones que más repulsa me generan: feminicidio y violencia contra los animales, así que preparad el cuerpo si os interesa: perversidad y cierto sadismo van de la mano. 

Aquí no hay la excusa psiquiátrica del primer relato ni tampoco está la frialdad del segundo; el acento se pone en el alcohol ya que el protagonista se acaba convirtiendo en un borracho cada vez más violento, y ya imaginaréis por dónde van los tiros. Quiero entender esta historia como un alegato en contra del alcohol, aunque desconozco si ésa era la intención del autor.

8/10

2 comentarios:

  1. Yo de este autor solo he leído "El corazón delator", y "El cuervo" lo conozco un poco también por "Los Simpsons", pero no tengo pensado volver a leer nada más. Hace poco intenté leer un libro de relatos, y no pude pasar del primero, porque no me enteraba de nada. No puedo con ese estilo tan complicado que tiene. Este autor no es para mi.

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya, es una pena, tiene historias muy interesantes =/

      Eliminar

¿Y tú qué opinas? =D