jueves, 28 de agosto de 2014

El coleccionista de relojes extraordinarios, de Laura Gallego

Hacía bastante que no leía y reseñaba un libro de Laura Gallego. Todos los que hasta el momento han caído en mis manos me han encantado y me da un poquito de miedo ir por los dos más recientes, que han tenido críticas no muy favorables. Así que antes de ir con ellos he optado por este libro del que realmente no sabía nada y que me ha sorprendido para bien.

Como curiosidad decir que tengo el libro de la edición especial que sacó no hace mucho Círculo de Lectores con ilustraciones de Zuzanna Celej. Debo reconocer que me gustaron más las de Matilda, que aquí las que hay ni son tan bonitas ni han captado cómo me imaginaba yo a personajes y escenarios. Y ahora que sé que Corominas ilustró la portada de su reedición...

Argumento

Jonathan, su padre Bill y su madrastra Marjorie visitan una ciudad española como regalo para el joven que se siente fascinado por el país. En la zona antigua de la ciudad pretenden ver un museo de relojes, propiedad de un misterioso y carismático Marqués, pero cerró hace años. La persistencia de Bill lleva al mayordomo a dejarles pasar y, cuando pregunta el motivo del cierre, el Marqués les hace pasar a otra sala. 

Cuando entran en lo que el Marqués llama la Sala de los Relojes Extraordinarios, a pesar de sus advertencias, Marjorie toca uno de ellos y su alma queda atrapada en su interior. El Marqués le dice a Jonathan que sólo tiene doce horas antes de que el reloj devore el alma de su madrastra, y que sólo con el fabuloso reloj Deveraux logrará salvarla. 

El reloj Deveraux está en algún lugar de la Ciudad Antigua, así que Jonathan emprende una búsqueda desesperada que lo llevará a los límites de la realidad, conociendo a personajes de lo más especiales... y escalofriantes… Al menos Emma, una joven que parece la única persona normal de aquellos con los que se cruza, le ayudará a moverse en ese laberinto fantástico en que se ha convertido la ciudad.

Reseña

Al leer esta novela he sentido ciertos déjà vu. Es una aventura fantástica con tintes oscuros que me ha recordado a las dos lecturas de José Antonio Cotrina que he catado hasta la fecha. Es un ambiente fascinante, sin centrarse en alguna ciudad en concreto (aunque he leído que la inspiración para escribirla le llegó en Toledo), que mezcla realidad y fantasía.

Nos encontramos ante prácticamente un cuento, pues el libro, en mi edición, apenas llega a las 185 páginas y tiene ilustraciones y márgenes importantes que ajustados darían unas pocas páginas menos. Se lee de una vez, engancha y sorprende. Uno no se da cuenta y ya ha llegado al final. Esa brevedad impide profundizar en los personajes o conocer todos los misterios que esa ciudad fantástica esconde. Sin embargo, va acorde a la duración real de una historia que transcurre en apenas medio día. La sensación de que se agota el tiempo, que pasa sin hallar respuestas, nos agobia igual que a su protagonista que no encuentra el maldito reloj.

Si os tengo que decir con qué me quedaría, sería con las magníficas reflexiones que hace Laura sobre el paso del tiempo, la inmortalidad, la muerte y el deseo de vivir. Hasta cuela de pasada un mensaje contra la tala de árboles y la deforestación. Además, en esta historia, la autora desborda imaginación y aparecen toda clase de seres, por no hablar de todos los relojes que se nos presentan, a cada cual más fascinante. Quizás la aventura en sí de Jonathan sea menos interesante frente a lo que va descubriendo, pues es bastante previsible su desenlace en lo que se refiere a salvar a su madrastra... aunque no en el cómo se desarrolla.

Precisamente, mi pega al libro está en el desenlace porque la historia coge unos tintes trascendentales o épicos que le van un poco grandes a la trama que se había desarrollado hasta entonces. Pero es una percepción personal que no empaña el conjunto, ni mucho menos. Además, lo explica todo y le da sentido a toda la historia, así que no tengáis muy en cuenta este punto.

Que no os eche para atrás el toque más infantil que dicen que tiene o su brevedad, lógica pues todo sucede en apenas medio día. Es una lectura muy interesante y adictiva, con reflexiones y un aire oscuro para nada infantiles. No ha superado a mis lecturas favoritas de la autora, que en comparación me ha resultado algo más floja, pero me ha encantado igualmente y os la recomiendo para pasar una tarde entretenidos y, quizás, dándole vueltas a la cabeza con los temas que trata.

12 comentarios:

  1. Este lo tengo a la espera para leerlo algún día, junto con otros muchos de la autora. Hasta ahora todos los que he leído de ella me han gustado, así que supongo que este también me gustará.

    Besitos

    ResponderEliminar
  2. A día de hoy aún no he leído un libro de Laura Gallego que no me haya gustado. Este no lo he leído porque me pareció algo "infantil" pero si dices que no, pues nada tocará leerlo ;)
    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A priori sí que es algo más infantil, por la edad del protagonista más que nada, pero si te gustaron otras historias de Laura, creo que es casi seguro que te gustará igualmente ^^

      Eliminar
  3. Yo lo leí por primera vez hace unos años, cuando era más pequeño, y me enganchó una barbaridad. Y el año pasado creo, le hice una relectura y me encantó. Lo malo es que mi edición es del Barco de vapor, no la preciosa de círculo;-;
    Buena reseña:)
    Besos desde ¿Realidad? no, libros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La de Círculo no es taaaaaaan bonita. O a lo mejor es que esperaba más de las ilustraciones =/

      Eliminar
  4. Tengo pendiente leer algo de la autora desde hace muchísimo tiempo. La verdad es que esta obra, por su brevedad y ese tinte oscuro que dices que trae consigo, me invitan a pensar que es el libro ideal para iniciarme con ella.
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una buena opción. También te recomendaría La emperatriz de los etéreos o la bilogía Alas de fuego y Alas negras ^^

      Eliminar
  5. A mí el final esperanzador, con todo el asunto de Emma y la moneda me dejaron un buen regusto. Tanto es así que es lo que más recuerdo de la novela xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de la moneda al final fue un bonito detalle, sep ^^

      Eliminar
  6. Esta mujer es una de las mejores narradoras que tenemos en nuestro país, he leído prácticamente todos sus libros y, justamente este, es de los que me faltan porque estuvo un tiempo descatalogado^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, me acuerdo que cuando empecé con ella muchos me recomendastéis sus obras. Espero que lo pilles, seguro que también te gusta ;)

      Eliminar

¿Y tú qué opinas? =D