domingo, 22 de marzo de 2015

Lo que fue de ella, de Gayle Forman

Parece que la terapia de choque que realicé con Canciones para Paula ha hecho efecto ya que me ha vuelto el ánimo de leer. Así que fui a por uno de los libros a los que más ganas tenía. Tal vez ahí haya estado el problema: demasiadas expectativas. Ha resultado un chasco de importantes proporciones, casi épicas.

Antes de entrar a la reseña en sí, decir que este libro es la continuación de Si decido quedarme, así que tendrá spoilers del mismo (de hecho, la mera existencia de este libro es un spoiler de por sí). Aquél me maravilló y supongo que esperaba que estuviese a la altura, como algunos me habían dicho. Lástima =(

Argumento

Han pasado tres años desde que Mía, tras el trágico accidente, dejó su ciudad natal en la Costa Oeste para iniciar su nueva vida en Juilliard, el prestigioso conservatorio de Nueva York. Y también tres años desde que abandonó a Adam sin darle explicaciones. La idea de perder a Mía supuso para Adam un auténtico tormento, que cristalizó en un puñado de desgarradas canciones que los catapultaron a él y su banda, los Shooting Star, a la fama. 

Ahora, convertido en una estrella de rock, con una novia famosa y acosado continuamente por fans y periodistas, Adam vive sumido en un estado de permanente hastío y confusión. Hasta que una noche, en Nueva York, su camino vuelve a cruzarse con el de Mía, convertida ya en la excepcional chelista que prometía ser. El inesperado encuentro se prolongará hasta el amanecer y les brindará la ocasión de abordar lo que ocurrió realmente en el pasado y lo que el futuro podría depararles.

Reseña

No quiero que penséis que es una mala novela. No lo es (al menos, por la inmensa mayoría de reseñas que he leído, para mucha gente ha sido una maravilla), pero no ha conseguido conectar conmigo. Mi mayor problema con ella es que es, en una palabra, prescindible. Personalmente, no me ha aportado nada a la historia de Mia y Adam y me parece que todo es una vuelta de tuerca que deja las cosas más o menos igual que estaban pero retorciéndolas por el camino, generando un sufrimiento injustificable por más que la autora crea haber dado razones de peso. Los motivos de la ruptura se llegan a explicar, sí, pero no me los he creído. Me parece que se ha forzado la situación sin mucha lógica por el mero hecho de tener así otro libro que vender. Y puede sonar duro, pero es lo que me ha parecido desde sus primeros capítulos y hasta que lo terminé. 

Pero es que, aparte de ser un libro innecesario, los protagonistas se han desdibujado de lo que eran y se han convertido en... idiotas, egoístas y egocéntricos. Todo se limita a que ella, tras la durísima rehabilitación en la que Adam la apoya permanentemente, le rechaza sin decirle una sola palabra, simplemente deja de responder sus llamadas y mails, y él entra en un torbellino de drama superlativo olvidándose de su propia promesa a Mia en el hospital. No me he creído ni la crueldad absurda y ridícula de ella, por más que se explique en el libro, ni la incapacidad de él por dejar atrás el pasado en TRES añazos (si no me equivoco, más tiempo del que ellos estuvieron juntos). De ahí que no me creo el libro y me parece que todo él es prescindible por haber forzado un drama sin sentido.

Y para rematar, con el desaguisado que lía la autora, aunque el final es más o menos el que se esperaba, carece de sentido con todo lo que sucede durante buena parte del libro. Todo él apunta en un sentido y el desenlace resulta irreal, tópico, facilón, manido y carente de la magia de su predecesor. Casi lamento que esta historia sea su continuación. Ojalá hubiese sido una novela independiente. Por comparativa, mientras que Si decido quedarme era una historia rica en matices y temas, donde el romance sólo era una parte más, aquí todo se centra en una relación de pareja que, en un principio, era el precioso idilio de unos adolescentes y que pasa a convertirse en una relación insana que no deja avanzar a ninguno de ellos. Me ha parecido un libro mucho más pobre de contenido y eso que tiene algunas páginas más. 

Aún así, tiene varias cosas buenas. Para empezar, se condensan los hechos en una única noche-madrugada-mañana de manera plausible y sin notarse precipitación. Ambos se tienen que ir de gira justo al día siguiente, así que sólo tienen esa noche para poner sus asuntos pendientes en orden. Pero es que aún habría sido menos tiempo si, desde que se encuentran, Adam hubiese hecho las preguntas que lleva años arrastrando sin respuesta. Casi exaspera su contención. Pero bueno, esto lo aceptamos para que diese tiempo a que se produjesen algunas escenas especiales.

Desde mi punto de vista, lo mejor que tiene la novela son los flashbacks que realiza. Tanto de la época anterior al accidente como de la posterior, que explican cómo ha llegado Adam al estado en que se encuentra tras la ruptura. Son las partes que me han recordado a la esencia del libro anterior. 

Eso sí, la pluma de la autora es una delicia, narra de maravilla y sabe tocar la fibra sensible. A pesar de no estar convenciéndome, ha conseguido que se me salten las lágrimas en un par de momentos y es que, aunque no me ha llegado igual que su predecesora, es una historia que sabe buscar la emoción.

Hay un par de detalles menores que no puedo dejar pasar sin comentar porque me han mosqueado bastante. Por un lado, cansa que vuelva a darse el tópico de un famoso que es incapaz de disfrutar de su fama, que peca de violento y que acaba llevándose mal con los miembros de su banda por ser un idiota. Es demasiado cliché. Por otro lado, y esto ya es SPOILER: resulta que Adam, aparte de unos cuantos ligues de una noche con sus primeras groupies, se llega a echar novia. Todo bien ¿pero por qué Mia no puede? Ambos siguen sufriendo, pero sólo es ella la que mantiene el "celibato". Me parece un tópico machista que echa para atrás. El tal Ernesto podría haber sido perfectamente un ex o incluso un novio actual, y no que quedase todo en el típico malentendido que sirve para despertar celos en Adam. FIN DE SPOILERS. Sé que son dos aspectos menores, pero si ya estaba teniendo problemas con el libro de manera global...

En definitiva, que si de mí dependiese, arrancaría los capítulos que van dedicados al pasado de ambos y los incluiría en la primera parte de la bilogía para completar así algunas lagunas que quedaron por conocer de su romance. No me ha convencido la trama de esta continuación, la autora ha mareado la perdiz de manera cruel e innecesaria y sólo puedo ver un motivo económico detrás. Aún así, reconozco que me ha emocionado gracias a la maravillosa pluma que tiene y a algunos momentos preciosos. Pero, sinceramente, esperaba otra cosa. No me ha gustado ni lo que fue de ella ni lo que fue de él.

6 comentarios:

  1. A mi me entretuvo bastante pero si es cierto que cuando lo comencé me lo tome ya como algo totalmente distinto, tenia mas interes en Adam que en Mia xD y me hubiese gustado que explicasen mas sobre los motivos de ella para hacer lo que hizo.

    ¡Un besito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Explicados están, pero como excusa, es una mierda =__=U

      Besos! =D

      Eliminar
  2. Supongo que algún día leeré este libro, pero sinceramente, no me llama demasiado así que tampoco me corre mucha prisa.
    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A muchísima gente le encantó, por lo que he visto, mi opinión es minoritaria, así que no me atrevo a decirte que lo descartes =/

      Eliminar
  3. Lo leí hace un tiempo y no estuvo mal, aunque la película me resulto más entretenida que el libro.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entonces te refieres a Si decido quedarme ¿no? o_O

      Eliminar

¿Y tú qué opinas? =D