domingo, 3 de septiembre de 2017

Bodas de sangre, de Federico García Lorca

Ya que estábamos con la relectura de Noches de baile en el infierno y para este reto se pide leer una obra de teatro o poesía, qué mejor que recuperar a este gran autor con una obra que ya me tocó leer de manera obligatoria en el instituto, una de las pocas que no me resultó insufrible (y es que, ay, qué dolor suelen ser siempre estas lecturas forzadas y qué mal son para la afición después). Recuerdo que en su momento nos mandaron hacer un señor trabajo que sé que me quedó muy bien y que me habría encantado tener ahora para hacer esta reseña.

Al ser una relectura que, además, me la he destripado a mí misma al leer las múltiples notas aclaratorias que ya anticipan lo que va a pasar, la sorpresa no existía. Os animo y advierto a leerla una primera vez sin pararos en explicaciones y ya, luego, le dais una segunda vuelta fijándoos en éstas. En cuanto a la reseña que sigue, intentaré que no cuente nada que os pudiese quitar el disfrute de su lectura.

Argumento

El Novio quiere pedirle la mano a su Novia, para lo que primero habla con su Madre, una mujer que aún guarda mucho dolor por la muerte de su otro hijo a manos de un familiar de la ex-pareja de la Novia, Leonardo.

El Padre de la Novia accede a esa boda. Todo parece perfecto salvo porque la Novia, aunque da el sí quiero, tiene algo que le impide ser feliz con ese casamiento. Ese algo llevará a que el día de su boda acabe manchado de sangre.

*Nota: Los personajes de la obra no tienen nombre, salvo Leonardo.



Reseña

La obra es muy corta, tanto que incluso este breve argumento ya dice demasiado, pero algo debía poner para quien no sabe de qué va. Al ser una obra de teatro, más dinámica porque priman los diálogos, las acotaciones descriptivas, que serían las que aportarían información adicional de escenarios, vestuario y demás, son muy justas, quedando mucho a la imaginación. Eso sí, se cumple con esta historia que lo bueno, si breve, dos veces bueno.

Además, es importante destacar que muchos fragmentos del texto no van en prosa sino que Lorca recurre a la poesía, ese arte que tan bien dominaba, para darle un aire más lírico y profundo a ciertos pasajes señalados. 

Decir que es una joya es decir una obviedad. El autor era un genio y captó como nadie la esencia de la tierra andaluza, una tierra que quema, dura, que marca a la gente. Además, la historia que aquí desarrolla está basada en hechos reales, en un crimen que se produjo en Nijar (Almería), lo que de por sí ya le da un extra de fuerza y, claro, realismo.

Con todo, la historia no se limita a ser un relato de unos hechos dramáticos que podría resultar sórdido y meramente morboso, sino que el autor le aporta un sentido trágico, en toda la extensión de la palabra. Para ello recurre al simbolismo, a elementos que serán premonitorios, a un sino imposible de evitar. En mi edición hay numerosas páginas explicativas de la obra, de su creación y las representaciones que tuvo en España, Argentina o Nueva York con diferente éxito. Algo que recalcan mucho es que Lorca enlaza su obra con las tragedias griegas, dotándolas de una irrealidad mágica que el teatro ya no poseía. Este análisis, una vez leída la obra, parece bastante certero. 

Lo que sí quiero advertir a quien lo vaya a leer es que la realidad que retrata es la de un mundo rural y machista. No es en la trama general en donde está lo peor, sino en ciertos detalles que hablan de la vida de la mujer en este contexto.

Poco más puedo añadir. Estamos ante una tragedia que, bien representada, debe dejar al público pegado a sus asientos. La carga de sentimientos que arrastra es brutal, sobre todo en un desenlace que, no por previsible, con los detalles premonitorios que van cayendo, es menos impactante. Reconozco que ni la poesía ni el teatro son lo mío, pero es imposible no rendirse ante este hombre.

1 comentario:

  1. Una de mis eternos pendientes (lo leí en el instituto, pero eso no cuenta :P). Tiene que caer en breve, sí o sí. Me alegro que lo hayas disfrutado tanto.
    Un saludo, Annabel =)

    ResponderEliminar

¿Y tú qué opinas? =D