martes, 7 de enero de 2014

Kyoukai no Kanata

A pesar de todos los retos literarios a los que me he decidido a participar este año, la primera reseña de 2014 va a ser para un anime, en concreto, la serie más reciente de KyoAni de la pasada temporada de Otoño. No he seguido muchas series pero aún caerán un par de reseñas más... no tan positivas como la de hoy, ya lo aviso.

Tras la entretenida Free!, una serie de natación, amistad y puro fanservice para chicas (y a mucha honra! ya tocaba!) volvieron a usar de base unas light novels de corte más serio y de más acción de lo que acostumbran. Y aquí el resultado.

Argumento

A pesar de su apariencia humana, Akihito Kanbara es mitad youmu y posee la habilidad de regenerarse rápidamente, por lo que no sufre heridas y es inmortal. 

Un día, Akihito conoce a la recién llegada Mirai Kuriyama cuando la chica parece estar a punto de saltar desde lo alto del tejado de la escuela. Lo que no se espera es acabar con una espada de sangre atravesándole el cuerpo. Mirai pertenece a un clan despreciado y maldito por poseer la habilidad de manipular la sangre, algo único incluso entre los miembros del mundo espiritual. 

A partir de ese extraño primer encuentro, la relación de ambos será clave para el devenir de los sucesos perturbadores que empiezan a ocurrir.

Reseña

Una magnífica sorpresa. Eso ha sido la serie. No iba con grandes expectativas pero la serie me ha gustado mucho. Aunque tiene un par de cositas que son discutibles y que luego comentaré, he disfrutado de la serie semana a semana.

Para empezar, lo mejor que tiene es una trama que se va volviendo más enrevesada y compleja según avanza, con un más que interesante giro de guión en los capítulos 9-10 (de 12 que son en total). Es de esas cosas que explican muchas de las extrañas acciones y decisiones de los personajes al comienzo de la historia, permitiendo que las cosas encajen a un nivel que no era fácil de prever. Al final llego a la conclusión que los mejores anime son aquellos que tienen de base unas light novels.

Lo más extraño que ha tenido es el humor, recurriendo a unos gags muy peculiares a los que a uno le cuesta acostumbrarse: el fetichismo de Akihito con las gafas, el de Hiroomi con las "hermanas menores", la repetición constante por parte de Mirai de la frase "¡Qué poco molas!", lo ridícula que es la madre de Akihito... Por no hablar del ABSURDO capítulo 6 que rompe el guión serio en que estaba la trama inmersa para meter un ridículo baile de idols *suspiro*. Menos mal que es sólo ese capítulo y que yo recuerde, después de él, los personajes no le hacen ninguna referencia, como si nunca hubiese pasado.

De todos modos, todas esas bromitas al final sirven para lo previsible, que es aligerar tensión y dejar que el exceso de drama que todos los personajes esconden no les ahogue. Así que se perdona. Sobre todo cuando la historia avanza y se va descubriendo la verdad, especialmente de los dos protagonistas.

En cuanto al desenlace, aunque está más o menos cerrado, lo cierto es que han quedado infinidad de preguntas en el aire sin respuesta sobre éste. Además, es una historia que se podría explotar muchísimo más con todos los secundarios y los secretos que esconden. Las light novels se siguen publicando, así que posibilidades de una segunda temporada hay de sobras. Personalmente, si no la realizan no lo lamentaré en exceso porque he quedado satisfecha a pesar de las múltiples dudas que quedan y de que no niego que me gustaría saber qué más le pasa a la parejita y sus amigos.

Pero no quiero dejar pasar los dos o tres problemas que le he visto. El primero son las ya mencionadas preguntas que quedan en el aire sin responder, por lo que es una serie que como introducción al mundo creado en la historia, está muy bien, pero queda coja. El segundo es el cierre tan poco creíble y "a lo fácil" que tiene la relación compleja que guardaban Mirai y Sakura. El paso del odio acérrimo al cariño incondicional no tiene sentido. Y ya, el tercer problema que le veo es el poco partido que se le ha sacado a los secundarios con todo lo que podrían haber dado de sí.

Y cómo olvidar mencionar la magnífica animación de la que han hecho gala los de KyoAni, con un diseño colorido y variado de sus personajes, con efectos muy interesantes en el uso de los hechizos y unas batallas dinámicas y muy bien llevadas. Y a esto se une una buena banda sonora, con un Opening y un Ending pegadizos, y un buen trabajo de doblaje. Vamos, que en los aspectos técnicos, sin ser yo una experta, no le puedo poner ninguna pega (que seguramente tendrá, pero yo no soy capaz de sacar, no es mi campo).

En definitiva, Kyoukai no Kanata es un anime muy recomendable por sus dosis de entretenimiento y misterio. Tiene sus puntitos de comedia y romance que acaban ayudando a la historia para que no se vuelva demasiado oscura. Visualmente es magnífica, el estudio ha hecho un trabajo muy bueno. Lástima que queden tantas preguntas en el aire y tanto potencial desaprovechado. 

9 comentarios:

  1. Yo me he quedado con un cap de relleno que hacen un grupo de música/baile... después de ver eso la dejé de ver jajajaja pero ahora que tengo vacaciones quizás la retome después de leer tu reseña :)

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese cap de relleno es tan épico y TAN prescindible... Ojalá se lo hubiesen ahorrado, la verdad ^^U

      Eliminar
  2. Creo que es la primera crítica que habla bien de este anime... tenía pensado no darle una oportunidad pero si dices que salvo por esa parte " desaprovechada " y algunas cuestiones sin resolver el anime merece la pena tendré que echarle un vistazo,

    Un abrazo!!


    Jeanne

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sorpresa! =O ¿Malas críticas? Yo es que apenas sigo blogs otaku, la mayoría hablan de manga, muy pocos todavía reseñan algún anime, así que no sabía que hubiese opiniones negativas. A mí, la verdad, me gustó mucho, así que te animo a que le des esa oportunidad ^^

      Eliminar
  3. Pues no pensaba verlo, pero ya he leído alguna crítica positiva, así que le daré una oportunidad después de los exámenes -.-

    Aunque sí que me gustan los secundarios complejos y no me gusta eso de que el amor complejo de repente deje de serlo.

    Lo que más me llamaba del anime era el diseño y la animación que pintaba bien como has afirmado tú.

    Probablemente la vea cuando acabe Kuroko o Log Horizon, así me veo un shojo.


    Un saludo. Guay la reseña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno... shojo... no creo que entre en esa categoría, la verdad. Aunque haya un poco de romance, eso no es motivo para que lo sea, y menos con lo poco que tiene...

      Eliminar
  4. Ya sabes que estamos completamente de acuerdo… A pesar de que mi cerebro me dice constantemente las cosas negativas que tiene este anime la verdad es que a mi corazón le encanta! jijiiji!
    Yo me lo pasé genial viéndolo, y al final eso es lo que cuenta… Aunque lo del episodio 6 no se lo perdono! XD

    pd. En la (patética) traducción que yo seguí Mirai decía todo el rato "¡Qué desagradable!"! jajaja!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no sé qué es peor o mejor, si "tu" traducción o la "mía" de esa frase XD Al menos, se capta la idea ^^U

      Eliminar
  5. Pues no la tenía en el punto de mira, pero parece que te ha gustado bastante, me encanta el dibujo que tiene y me llama bastante el argumento, así que seguramente le de una oportunidad. Aunque quizá lo de que se quedan algunas cosas un poco al aire me tira un poco para atrás, pero por tu reseña parece que a pesar de eso merece la pena :)

    Saludos!

    ResponderEliminar

¿Y tú qué opinas? =D