viernes, 5 de diciembre de 2014

The dead-tossed waves, de Carrie Ryan

Voy a hacer algo que no he hecho desde Los juegos del hambre: reseñar una trilogía completa del tirón. Porque yo lo valgo. No, es coña, os cuento. Me leí Buscaré el océano hace unos días y no me convenció demasiado, pero aún así me dejó cierta intriga por su continuación. El problema era que las dos novelas que completan la trilogía no parece que vayan a salir en español, pero navegando un poco di fácilmente con ambas fan-traducidas con un nivel más que decente. Si os quedasteis con la intriga y queréis saber cómo acaba esta trilogía es una buena opción si no os animáis con el inglés. 

Mientras buscaba, también leí la sinopsis de la segunda y resultó que la protagonista era otra chica. Mi curiosidad y mi alegría (ya sabéis que Mary me pareció un personaje horrible) fueron de la mano y empecé a leer. Y me enganché tanto que la leí al completo y ya llevo un par de capítulos de la última novela de la trilogía. Así que antes de terminarla, y para que no se me líen ambas en la cabeza, hago una parada para reseñar ésta.

Argumento

Gabry lleva una vida tranquila, segura en su pueblo junto al mar y tras la Barrera. Se contenta con dejar que sus amigos sueñen con la Ciudad Oscura remontando la costa mientras observa desde lo alto del faro. Todo lo que ella ha conocido es su hogar, y todo lo que necesita para ser feliz.

Aún así, una noche, sus amigos la convencen para saltar la Barrera y llegar a las ruinas del parque de atracciones. Catcher, el chico que le gusta, se queda con ella en el tiovivo mientras los demás van hacia la montaña rusa. El deseo de que el tiempo se pare mientras la besa se esfuma cuando son atacados. Los que no mueren o son infectados, son detenidos por la Milicia por romper la norma de no saltar la Barrera. Ella es la única que escapa con el remordimiento de que Cira, su mejor amiga, esté encerrada a la espera de juicio, pero sobre todo, con la losa de haber dudado un momento crucial que supuso que Catcher fuese mordido.

Reseña

Algo que sí que tuve que reconocerle a la primera parte de la trilogía es que me enganchó, por más que me pareciese mala en varios aspectos. Aquí mejora algunos pero otros puntos flojos los mantiene.

Empezando por lo bueno, lo mejor que tiene es librarnos de Mary como protagonista. Ésta sigue apareciendo y tiene un papel importante pero los años han pasado y ahora es una mujer adulta, lo que no quita que siga actuando de manera egoísta y a su bola. Gabry, en contraste, es una chica más realista, más creíble en este mundo. Tiene miedo y sólo desea una vida segura. Es una cobarde que, no obstante, le sigue la corriente a sus amigos y a regañadientes tendrá que aprender a ser valiente. Duda y mete la pata, pero resulta mucho más realista. Y sobre todo, madura a lo largo del libro, crece como personaje, y se cuestiona su mundo. No es perfecta porque también es egoísta, preocupándose casi en exclusiva por lo que ella misma siente y a veces se excede con el melodrama, como cuando descubre su relación con Mary. 

La trama como tal se vuelve algo más compleja al aparecer la Milicia, los Reclutadores o los Soulers (creyentes que ven en los zombis una resurrección), además de mencionar "Ciudad Oscura", la última capital humana. La pena es que la autora siga sin sacarle partido a todo lo que crea en este mundo.

Uno de los aspectos más interesante que tiene es el enlace entre las tres novelas a través de sus personajes y las historias de todos ellos. Sigue siendo reduccionista al hacer que todos giren en torno a la protagonista de esta novela o su predecesora, pero al menos aporta la sensación de que hay más gente a considerar en el mundo. Y debo reconocer que sentí bastante los momentos en que descubrimos lo que fue de aquellos que sobrevivieron SPOILERS (de ambas novelas): Me dio pena la muerte de Cass aunque me consuela que llegase a vivir con Harry. O la dura vida de Jacob, perdiendo a su mujer en el parto y luego la desaparición de las niñas, seguida de su más que previsible muerte al ir a buscarlas. Pero quizás donde más estuve a punto de llorar es en el momento en que se cruzan con los restos de Travis... menudo momento y eso que su muerte en el primer libro me dejó bastante indiferente, pero esa imagen de las flores marchitas junto a sus huesos... FIN DE SPOILERS. Sabiendo quién protagoniza la tercera novela, me parece bastante original que cada libro vaya escrito en primera persona desde una voz femenina diferente cada vez.

La losa que vuelve a pesar en esta segunda parte es un nuevo triángulo amoroso. Gabry, como Mary, vuelve a pecar de veleta e indecisa. O al menos no me he creído lo que dice sentir. Parece que tira más hacia uno u otro dependiendo de las circunstancias del momento, no de sus sentimientos. Pero no sólo repite un tópico que carece de auténtico interés en un mundo post-apocalíptico, sino que encima está mal llevado pues los dos chicos no llegan a tener una personalidad concreta y por sus acciones tampoco se definen realmente. Al menos actúan con más lógica que sus predecesores.

También decir que para los fans de los zombis, aquí siguen sin dar muchos sustos. Al comienzo de la historia parecía que la trama iba a ser más tensa, que iban a tener más importancia, pero al final se pueden contar con los dedos de una mano las veces que presentan algún riesgo para los protagonistas. De nuevo vuelve a ser al final donde se concentra la (casi) única acción.

De todos modos, si hay algo que fastidia la novela (sin contar el triángulo amoroso) es su ridículo comienzo. Por muy adolescentes que sean ¿Quién en su sano juicio saltaría la barrera protectora por diversión sabiendo que es probable que haya zombis en el parque de atracciones? ¿Lo han hecho otras veces y no ha pasado nada, pero justo la vez que va la protagonista son atacados? Ah, es que la chica era gafe. No, si lo han hecho otras veces y no ha pasado nada es porque lo dice la autora, no porque sea creíble.

Tengo que reconocerle a los que han hecho la traducción un trabajo bastante correcto, con algunas faltas, pero lo suficientemente bueno como para seguir apreciando la preciosa (aunque redundante) prosa de la autora.

Algo mejor que el libro anterior, incluso más adictivo gracias a una protagonista mucho menos odiosa. Lo malo de la novela es que sigue forzando romances poco creíbles, repite esquemas vistos en la primera parte (el "misterio" de los números romanos) y desperdiciando un mundo muy interesante, del que podría sacarle mucho más jugo. Aún así, plantea nuevas posibilidades, se hila a la perfección con la anterior a pesar del enorme salto temporal, está mejor estructurada y tiene algunos momentos impactantes por los que merece la pena darle una oportunidad. No es una gran novela, pero entretiene y tiene un final que incita a ir por el siguiente libro de la saga nada más acabar éste.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Y tú qué opinas? =D