viernes, 18 de marzo de 2011

Los tigres de Mompracem, de Emilio Salgari

Y tercer libro y último de las vacaciones, aunque en realidad, lo acabé ya empezado el cuatrimestre hace apenas unos días. 

Este libro lo recordé cuando me pasaron el meme de Literatura entretenida y me dije que debía releerlo después de años, pues no recordaba gran cosa más allá del hecho que fue un libro que leí al menos dos veces y que me encantaba. Eso también lo motivó una serie de dibujos animados basada en la historia, y aunque hoy me parecen algo cutres, en su momento me tenían enganchada. Al final de la reseña incluyo uno de los openings (me refiero a los dibujos que hicieron en la RAI italiana, hay otros dibujos con personajes en forma de animales humanizados que nunca he visto).

Argumento: Sandokán, conocido como el temible Tigre de Mompracem es el líder de los piratas que gobierna los mares de Borneo. Años atrás sin embargo, fue un príncipe de un pequeño reino que iba ampliando su territorio y su poder, pero las conspiraciones de ingleses y holandeses junto al sultán de Varauni acabaron con su familia y su reinado. Con odio por la raza blanca llegó a la isla de Mompracem y acabó ejerciendo la piratería reuniendo a un enorme grupo de sanguinarios piratas que le son totalmente fieles.

Una noche de fuerte tormenta espera el regreso de su fiel compañero, Yánez, un portugués al que aprecia como a un hermano, que debe volver con noticias. Cuando por fin llega le habla de la Perla de Labuán, una hermosa chica de origen europeo de cabellos de oro que hechiza a todo el que la ve. También le cuenta que los ingleses se están fortificando en dicha isla, lo que despierta el odio de Sandokán.

Decidido a ver con sus propios ojos a la Perla, a la mañana siguiente pone rumbo a esa isla con un par de barcos llenos de aguerridos piratas. Sin embargo, esa expedición será el principio del fin del Tigre de Mompracem y sus cachorros.

Releer esta historia me ha quitado unos pocos años de encima, qué recuerdos. Eso sí, ahora lo veo todo con otros ojos y no me emociona tanto como entonces. Recordaba una serie de aventuras y una bonita historia de amor, y aunque lo tiene, hay algo que me ha matado y son los diálogos. Os pongo en situación. Hace años (unos 10 al menos, qué sé yo), cuando me leí esta historia, aún no había leído nada más de corte mínimamente romántico, así que, me imagino, di por sentado que toda historia de amor tendría esa forma de expresarse. Sin embargo, ahora leo ciertos diálogos y me dan vergüenza ajena. Sandokán llega a soltar cada perla que me ha dado risa. Pero seamos realistas, la novela es de 1883 y tampoco es cuestión de comparar el lenguaje que se usa hoy en día con el de entonces. Solo quiero dejar claro este punto para quienes se animen a leerlo, que no os llevéis un susto. La historia no es menos adictiva, ni menos emocionante por cómo hablen.

La trama es, no obstante, de aventuras. La componente romántica, si bien es la que mueve al protagonista buena parte del libro, es secundaria y la mayor parte de los capítulos transcurren entre batallas, viajes por mar, persecuciones… Es una trama adictiva y nunca se sabe qué va a ser lo siguiente que va a pasar. A pesar de que ya había leído el libro, muchas de las cosas me han sorprendido como la primera vez, no sólo porque no las recordaba, sino por el impacto que tienen. Por ejemplo, el capítulo de la lucha entre dos animales de la selva, aunque es breve el pasaje, es brutal.

Sandokán es un personaje de los que no se puede uno olvidar fácilmente. Es un hombre muy valiente, fuerte y decidido, capaz de toda clase de actos heroicos y con un corazón grande y generoso como pocos, por más que sea un fiero pirata. Sin embargo es un temerario y eso le pone en peligro a menudo. Yánez es su gran amigo, harían cualquier cosa el uno por el otro, y es el único capaz de inculcarle cierto sentido común a su valeroso compañero. Cuando ambos están juntos es cuando se dan los mejores pasajes del libro a mi parecer.

Marianna, la Perla de Labuán, es una jovencita preciosa, cautivadora, pero que tiene realmente muy poco peso en la historia. A pesar de su estatus no es una chica que se deje hacer y tiene potencial para mucho más, lástima que no fuese explotado por el autor. Lo mismo se podría decir de la trama romántica, pues Salgari desarrolla perfectamente todo lo que a aventuras se refiere, pero el enamoramiento de los protagonistas, no te lo llegas a creer pues no le dedica las páginas adecuadas, y así queda tan desaprovechada como la chica protagonista.

Sin duda, este libro aparte de contar una gran aventura, es un mensaje contra el colonialismo de aquellos años ya que Salgari se pone del lado de unos rebeldes piratas que resisten a los ingleses. Para ello recurre al uso de personajes que existieron en la realidad.

Y ahora, resulta que me he llevado una gran sorpresa cuando, buscando en internet la fecha de la publicación, he descubierto que el libro forma parte de una saga de novelas llamadas “Piratas del sudeste asiático” siendo el 2º volumen de un total de 11. Os dejo en este enlace de Wikipedia la información. Me gustaría leer alguno más de la saga, pero he sabido que en alguno de ellos pasa algo bastante triste... y se me han quitado un poco las ganas (odio los putos spoilers)… En cualquier caso, éste se puede leer de manera independiente ya que tiene un buen final que queda abierto a la posibilidad de más aventuras, pero en caso no querer conocerlas, no pasa nada. Yo llevo más de 10 años pensando que era un libro independiente, así que… XD

Bueno, en conclusión, Los tigres de Mompracem es una fantástica novela de piratas de corte clásico. Una de esas historias que se recuerdan por años (miradme a mí) y que se disfrutan cada vez que se vuelve a leer. Creo que hay clásicos que no se deberían olvidar por mucho que lo que se lleve ahora sean las novelas más actuales de corte juvenil-romántico. Dejad por un momento a los vampiros y hombres lobo tan cansinos y disfrutad de una aventura de verdad por un rato, seguro que la disfrutais =D

Y por si no tenéis posibilidad de comprar el libro, lo podéis leer desde Wikisource. Hay diferencias de traducción con la novela que yo tengo, pero está entero y no creo que haya grandes variaciones. Por lo que he estado viendo, la traducción que hay ahí no tiene esos diálogos tan rebuscados que tienen mi versión, así que os la recomiendo. Si os animáis espero que me contéis vuestras impresiones =D

Sobre la serie de animación, creo que no fue emitida en España, así que no sé si a alguien le sonará. Yo la vi hace años cuando teníamos el satélite que pillaba entre otros los canales italianos de la RAI. A pesar de que se notan los años, me parecen mucho mejores dibujos que la basura que les ponen ahora a los niños.



3 comentarios:

  1. Alaaa me lo apuntóo!
    Yo veia los dibujos de Sandokán, pero el de la versión animal *__*
    Que guaaays!!
    Buena reseña ;)

    ResponderEliminar
  2. OMG, mi madre veía esa serie!! XDD. Yo nunca le presté mucha atención, así que me ha sorprendido mucho ver que pertenece a este libro.

    La verdad es que pinta súper bien (a pesar del tema de los diálogos y lo desaprovechados que están algunos personajes), y no me vendría mal para cambiar de aires (me estoy desintoxicando de juvenil, xD). Así que me lo apunto a ver si se puede conseguir en las librerías (ya sabes que no soy de leer en el ordenador).

    Muchas gracias por la reseña wapi!! Mola ver las impresiones de esos clásicos que marcaron nuestra infancia.

    Un besote!! :)

    ResponderEliminar
  3. Nunca me había parado a mirar la sinopsis de ninguno de los libros de Sandokán, pero la verdad es que parece bastante interesante. Aunque en ciertas cosas te haya decepcionado un poquito, creo que sí le echaré el ojo (me alegro de haber hecho la pregunta al aire en twitter jaja)
    Me lo apunto ;P
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar

¿Y tú qué opinas? =D