miércoles, 17 de octubre de 2012

Vacaciones en el Infierno

Con el comienzo tan agitado de las clases, que tras acabar la segunda semana ya estoy hasta arriba, el mejor libro que podía coger para leer en los ratos muertos era éste por ser una recopilación de relatos cortos. Era el único que me faltaba de esta “trilogía”. Ya os reseñé el de Amor en el Infierno y supongo que, para no dejarlo colgado, me releeré el de Noches de baile en el Infierno y así reseñarlo también. Me costó dar con este último hasta que gracias a Libros Compartidos se vino a casa.

Para que resulte más fácil de reseñar iré comentando cada relato después de su sinopsis, junto a una valoración global del libro al final. Iré siguiendo el orden que aparece en el libro, que no coincide con el de lectura.

En el crucero – Sarah Mlynowski
Kristin y Liz son dos amigas que deciden pasar una semana en un crucero. Ambas se han puesto de objetivo que ahí tenga lugar la primera vez de Kristin. Allí conocen Hailey, una chica que la lanzada de Liz enseguida incorpora para formar un trío de amigas. Ésta ha leído una noticia de un periódico poco fiable que asegura que hay vampiros en los cruceros. Y puede que haya alguno en el que están ellas…

El tercer relato que leí porque era la última autora de las cinco que participan en este libro de la que ya había leído algo, en su caso, Gimme a call

Mantiene bastante su estilo fresco, desenfadado, pero también unas chicas bastante insoportables durante buena parte de la narración.

Esta historia tiene el problema de dejar para el final la parte fantástica. El tema de los vampiros va y viene sin mayor importancia hasta el desenlace que, al menos, es una grata e interesante sorpresa. Yo no me lo esperaba porque la autora juega muy bien las cartas de sus palabras. Puede que alguien más avispado que servidora lo viese venir, pero a mí se me escapó. Eso es lo bueno, lo malo es que seguramente no lo vi venir porque el relato se me estaba haciendo bastante insufrible gracias a las chicas: la indecisión y tontería de Kristin, el “putón” de Liz y Hailey haciendo de voz de la conciencia, como si una fuese el demonio y otra el angelito de la mente de la protagonista. El final salva un poco el relato que estaba haciendo aguas como el Titanic.

Digamos que en una valoración con nota, éste en concreto lo suspendería porque sólo el final no puede salvarlo y porque, una vez conocido el desenlace, parece que todo lo demás no termina de cuadrar con la trama.

Tu novia no me cae bien – Claudia Gray
Como todos los años, Cecily Harper debe ir con su familia a pasar unas vacaciones con el resto de amigas de su madre y sus respectivas familias. Madre e hija forman parte de un aquelarre de brujas que deben reunirse todos los años sin que los respectivos varones de cada una de las familias se enteren de lo que son. Allí tiene que soportar a la odiosa Kathleen que, para colmo, este año aparece con Scott, su novio, un chico fantástico en todos los aspectos posibles y que Cecily no entiende cómo pueden estar juntos.

El último relato que he leído. La verdad es que el título no me llamaba la atención aunque la autora sea bastante famosa (no he leído nada suyo).

Diría que es un relato “correcto”. Está bien estructurado, administra bien las pocas páginas de las que dispone, la historia se desarrolla adecuadamente e incluso, tiene una pequeña sorpresa al final. Está bien, pero es fácilmente olvidable, no aporta nada y no despierta ningún sentimiento. Aunque es una historia simpática no llega a sacar una sonrisa. Es, por concluir, muy chorra. Globalmente, está bien y la protagonista cae bien, lo que son sus mayores virtudes, pero ya está, no hay nada más.

La ley de sospechosos – Maureen Johnson
Charlie y Marylou son dos hermanas que viajan a Francia para conocer a uno de sus parientes franceses. Las cosas no van según lo esperado por trabajo de éste, y en vez de quedarse en París como pensaban, su pariente las envía a un pueblecito, a una casita perdida en el campo, diciéndolas que en unos días se les uniría. Un día de extremo aburrimiento, Charlie decide salir a dar un paseo y llega a la casa de un hombre que empieza a hablarle de la Revolución Francesa y le cuenta una historia que resulta ser una maldición: cada persona que la escuche matará a otra muy allegada para después suicidarse.

Cuarto relato de la lectura de una autora totalmente desconocida para mí. Escribe bastante bien y sabe crear sobre todo la atmósfera de tensión continua que es lo más atractivo del relato.

En este caso, aunque hay un elemento fantástico, la historia tira más hacia temas de psicología, hacia lo oscuro de la mente humana, la locura. Tiene un muy buen desarrollo (aunque al relato le cuesta arrancar más páginas de las debidas), no se sabe qué es lo que está ocurriendo en realidad, quién es bueno y quién malo (ni siquiera si la misma protagonista está o no loca). A pesar de ser breve transmite muchos sentimientos de angustia, duda y tensión por lo que me parece el segundo mejor relato del libro. No diría que es el mejor porque habría preferido que todo quedase más claro, deja demasiada indefinición, lo que por un lado está muy bien, pero por otro hay demasiadas teorías posibles.

La casa de los espejos – Cassandra Clare
La madre de Violet se acaba de casar y se van de luna de miel a Jamaica, junto a su padrastro y su hijo, Evan. La villa donde se alojan está junto a una paradisiaca playa desierta, pero a pesar de haber más casas, todas están vacías salvo una llamativa casa rosa llena de espejos. La dueña de dicha casa es una imponente mujer y Evan enseguida cae bajo sus encantos. A partir de ese día, con la excusa de arreglarle el coche, Evan va todos los días a verla. Lo más extraño de todo es que cada vez que regresa tiene peor aspecto.

El segundo relato en leer que, siendo de la autora de la saga de Cazadores de Sombras, tenía unas expectativas que se han quedado un poquito chafadas. Sólo un poquito, creo que podría haberle sacado mucho más partido a la historia, pero el resultado no lo puedo clasificar de malo.

A este relato le ha pasado un poco lo mismo que al de Claudia Gray: es correcto, está bien estructurado (etc), pero le ha faltado despertar sentimientos. Bueno, algo de sentimiento más sí que desprende. Además tiene un gran punto a su favor porque trata un tema que, por desgracia, sigue estando de plena actualidad: el maltrato a las mujeres.

La parte fantástica me ha recordado un poco a la versión en zonas cálidas del cuento de La Reina de las Nieves. El mayor problema que le veo es que el relato iba ganando interés, prometía mucho, pero el desenlace me ha parecido bastante flojo en comparación al resto de la historia. Un poco al revés que el caso de “En el crucero”. Una pena que se quede al final en un tercer puesto de mi valoración.

No existe lugar seguro – Libba Bray
Poe y su grupo de amigos estaban haciendo un viaje previo a la universidad por Europa cuando en la guía vieron un itinerario alternativo, de temática oscura, sobre los pueblos de la Europa del Este y sus maldiciones. Finalmente se decidieron por Necuratul, un pueblecito que cuenta con la historia de que, cada año, realizaban un ritual por el que entregaban al demonio el alma de un niño a cambio de  prosperidad y protección para el pueblo.

El primer relato que leí del libro porque, desde que disfruté de la trilogía de “El círculo secreto” (o “La orden de la Academia Spence”), tenía ganas de volver a probar algo de la autora. Ha superado mis expectativas, es con diferencia el mejor relato del libro.

Cuando se piensa en una historia que va dentro de un recopilatorio con título “En el Infierno”, lo que te esperas es justo lo que tiene este relato. No necesita recurrir al romance, el cual en realidad escasea bastante en casi todas las historias, la contraportada engaña bastante en ese sentido. Es una historia oscura, de terror no demasiado light pero tampoco muy fuerte. El punto exacto. Es un relato impactante, con sorpresas continuas… estoy escribiendo estas líneas y vuelvo a tener miedo. Los personajes son geniales, están bien perfiladas sus personalidades. El desenlace es cerrado para la trama que ocupa pero te deja con ganas de que la autora lo recuperase para hacer una continuación. En definitiva, como ya he dicho, lo mejor de este libro de relatos.

Hablando ahora globalmente del libro en sí, se ha quedado muy cerca del de Amor en el Infierno aunque un poco por debajo porque en éste, las dos primeras historias me han parecido demasiado flojas. De Cassandra Clare esperaba un poco más dado que, a pesar de que su historia no es mala, ni mucho menos, me ha faltado algo. Sólo las dos últimas, especialmente la última, han tenido un buen nivel. Sabiendo lo que aportan, a poco que os gusten los relatos cortos, yo probaría a darle una oportunidad, aunque sea sólo por el de Libba Bray.


6 comentarios:

  1. Yo me negué a comprarlo por temor a que fuera una caca xDDDDDDDDDDD No me termina de convencer, pero quizás algún día lo lea a ver qué tal xD

    ResponderEliminar
  2. Hace mucho que lo leí, la verdad, y algunos detalles no los recuerdo. Lo que si que retengo es que la última historia, la de Libba bray, fue la que más me gustó. Coincido contigo. Además, me caló tanto que como a ti, me sigue dando escalofríos al recordarla xD
    También me gustó la de Maureen Johnson, aunque no la recuerdo mucho.
    Y como ya te dije por twitter, la primera se me quedó grabado delo poco que me gustó pese a tener un final impactante.

    ResponderEliminar
  3. Buf... solo he leído "Noches de baile en el infierno" y ya tuve bastante U.U

    Besotes

    ResponderEliminar
  4. No he tenido oportunidad de leer ninguno de los libros de relatos, la verdad es que por las autoras -y sabiendo que hay historias de ellas que me gustan- lo leería, pero luego las opiniones que he leído hasta el momento son que ni fú ni fá, así que, me abstengo por el momento, que tengo mucha lectura pendiente. ¡Un beso! ^^

    ResponderEliminar
  5. Tengo Noches de baile en el infierno y me pareció entretenido. Al ser un libro de historias cortas es normal que unas te gusten más que otras.

    Que el relato de Cassandra Clare te pareciera flojo me recuerda a que yo me compré Noches de baile en el infierno por Stephenie Meyer y fue el relato que menos me gustó XDD

    Esas cosas pasan XD

    ResponderEliminar
  6. A ver, que te comento cada historia:

    En el crucero: No sabía que era la autora de Gimme a Call, y parece ser que esta mujer tiene predilección por las protas insoportables ¬¬

    Tu novia no me cae bien: Bueno, las historias de Claudia Gray en general son todas muy sencillitas. Yo de ella si he leído dos libros de la saga Medianoche y son adictivos (el primero incluso sorprende), pero no resaltaría nada en particular.

    La ley de sospechosos: Uno que más o menos parece que merece la pena, salvando esos detallitos que no quedan muy claros. Pero tiene muy buena pinta :)

    La casa de los espejos: Vaya, con este sí que me llevo un chasco. Pensé que hablarías maravillas sobre él y que sería el mejor de todos. Y mira que la sinopsis es bastante atractiva y el tema del maltrato es un punto a su favor. Qué penita >__<

    No existe lugar seguro: Y este sí que me ha picado muchísimo (sabes cómo dejarnos con las ganas, ¿eh? XD), pero no me voy a pillar el libro solo para leerme este relato, sinceramente, xD. La verdad es que no suelo leer novelas de terror, y no porque no me gusten (disfruto de una película de terror como disfruto de un parque de atracciones. Me aterran las alturas (tengo vértigo) pero adoro las atracciones más peligrosas. Y me gustan las historias de terror, aunque al final acabe traumatizada y con miedo a dormir por las noches, XD), sino porque simplemente no me da por leerlas.

    ¡Un besote wapi!

    ResponderEliminar

¿Y tú qué opinas? =D