lunes, 18 de noviembre de 2013

Tengo ganas de ti, de Federico Moccia

Os doy permiso para que me llaméis masoquista. Os doy permiso para que me deis con UN PALOOOO en la cabeza. De verdad, lo entendería perfectamente. Reconozco que hay que tener valor para, después de la mierda que me pareció Tres metros sobre el cielo, volver a probar con un libro de Moccia. Más aún, con su continuación. Más aún, con tan poco tiempo entre uno y otro. Pero bueno, como llevaba precisamente varias lecturas buenas reseñadas recientemente en el blog, esto empezaba a ser muy monótono. Y para qué mentir, la reseña de Moccia  me dio más visitas que todas las otras juntas, además de comentarios XD. Ya dije con aquel que necesitaba espacio en mis estanterías, y lo mejor era empezar a deshacerme de los libros que más probablemente no me iban a gustar, o no querría mantener para futuribles relecturas.

Argumento: Step vuelve a Roma dos años después de marcharse y de permanecer en Nueva York para intentar olvidar el dolor.

Sí, ya está, ése es todo el argumento que necesitáis conocer. Como no tengo ganas de pensar mucho qué contar y qué no por miedo a posibles spoilers, la reseña sólo la recomiendo a quienes se leyeron la primera parte y a quienes no les importe que destripe ambas novelas. Así que eso... ¡¡ALERTA SPOILERS!!

Varias personas (ahora no recuerdo quiénes) me dijeron que la segunda parte era PEOR que la primera, y si ésa ya me pareció mala, pensaba afilar los cuchillos para hacer esta reseña. Pero no, al revés, me ha parecido mejor que su antecesora. No digo que me haya gustado, pero me ha parecido superior en varios aspectos, pocos, pero alguno hay.

Entiendo perfectamente que a quienes le gustaron la primera parte, ésta les resultase horrible. Para empezar, es totalmente prescindible con el planteamiento que tiene. Un desencanto completamente normal. Es decir, si vas a contar la segunda parte de un gran amor que se tuerce y acaba mal, lo lógico es enmendarlo, subsanar los problemas de esa relación, madurar y evolucionar. Pero no, para Moccia esa lógica literaria no existe. En cambio, sí que le doy un punto a favor por darle cierta lógica realista: hay historias que acaban mal, pero acaban y la vida sigue. Y ésta es la principal virtud que le veo a la novela.

Por seguir ya con lo "bueno" que tiene esta novela frente a su predecesora, la trama aquí cierra uno de los temas más delicados de aquella: la relación entre Step y su madre. ¿Lo malo? El desarrollo melodramático y telenovelesco. No era necesario que fuese todo tan dramático y previsible. Al menos es un punto a favor que se suma a que las bandas y las carreras de motos desaparecen. 

Pero quizás, lo más importante a destacar, de esta novela en particular, son ante todo sus personajes. Entre otras cosas porque en lo que a argumento se refiere es MUY floja y realmente no pasa gran cosa en todas las páginas que tiene.

Empezando por el protagonista, Step, que vuelve siendo el mismo capullo machista que me parecía al principio, pero con el añadido de la autocompasión. No cambia nada, no madura aunque Moccia nos quiera hacer creer lo contrario porque le pone a trabajar. Pero trabaja porque su padre lo ha enchufado en un curro de ayudante de diseñador gráfico en el que no hace prácticamente ni el huevo. Sigue siendo el mismo chulo que arregla más de una situación con la violencia, que engaña a su hermano y le roba alegremente 2400€, que... Al menos, se olvida del tema de las "bandas"... ya ves tú qué maduración.

La siguiente es Babi. La gran sorpresa del libro. Su peso en la novela es prácticamente nulo, y sus apariciones sólo reflejan que se ha convertido en una niñata egocéntrica y en toda una zorra. ¿Dónde está la Babi de la anterior novela? No es que me cayese bien, pero este cambio no es normal, y me parece una jugarreta de Moccia para que las lectoras (ellas especialmente) la odien. Es una forma repulsiva para quitársela de encima como si nunca hubiese tenido un mínimo de personalidad, valor, o sentimientos. Muy mal, Moccia, haces trampa de una manera descarada. Así no.

Y claro, el papel de Babi pasa a ocuparlo Gin. Una chica que sí que reconozco que hace mejor pareja con Step, que su historia en común tiene más sentido y hay más afinidad. Además, es una chica muy carismática, simpática, decidida... tiene numerosas virtudes por las que cae bien y se hace apreciar. Sin embargo, todo se viene abajo cuando se descubre que es una acosadora en potencia hacia el final. Por favor, que hasta siguiese a la madre de Step y se cruzase con ella por "casualidad" para saber más de él... ¿no es algo... preocupante? ¿En serio alguien puede pensar que eso es bonito? ¡¡Que es para llamar a la policía y poner una orden de alejamiento!! Pero a Step le parece maravilloso. Estupendo. Viva el sentido común.

Y ya, en cuanto a secundarios, la sorpresa viene de la parte de la familia de Babi, su hermana, Daniela y su padre, Claudio. Para la primera, Moccia crea una trama que toca un tema MUY delicado y lo hace de manera superficial, irrelevante, apenas aparece en un par de capítulos tras saberse. Y las reacciones de la gente a su alrededor son totalmente irreales. Es todo lo contrario a un buen ejemplo para las jóvenes que puedan leer esta historia. Y en cuanto al padre, me resulta bastante machista que su adulterio quede gracioso, sea liberador para él y pueda seguir con una nueva vida, pasando de su familia, mientras que la madre de Step queda "divinamente" castigada por su error pasado. Mal de nuevo, Moccia, muy mal.

Y ya, hablando del desenlace, me ha parecido que Moccia vuelve usar su estrategia de final indefinido, semi-abierto a una continuación que, al menos de momento, no parece llegar (menos mal). Vuelve a ser una historia de amor romántica que queda trágicamente cortada por, otra vez más, la estupidez de Step. Si con Babi fue la violencia que no era capaz de evitar, con Gin es liarse con aquella de una manera totalmente incoherente y estúpida. Vuelve a acabar la historia sin saber con quién acabará y como el héroe trágico que ha perdido "al amor de su vida" y a otra persona muy querida (Pollo en aquella, su madre en ésta). Step es un mártir. Con dos *piiiiii*. Es decir, que ha vuelto a acabar igual que entonces, con lo que, para colmo, uno se pregunta para qué era necesario este libro.

Fin de SPOILERS

El principal problema que le vuelvo a encontrar a la escritura de Moccia es que rellena páginas por rellenar, estirando el chicle, repitiendo ideas, contando cosas que no interesan nada al lector... Sí, se marca algunas frases bonitas, pero éstas se pierden entre un exceso de empalagoserío, redundancias y aburrimiento. Porque la novela aburre. 477 páginas son demasiadas para lo que al final cuenta. Eso sí, como en la anterior novela, he vuelto a saltarme parrafadas y páginas porque era horrible la lectura. Por no hablar de una narrativa caótica que salta de un punto de vista a otro volviendo majara al lector que a veces no sabe quién demonios habla.

Concluyendo ya, Tengo ganas de ti me ha parecido algo mejor que la anterior por intentar ser algo más realista, por abandonar las bandas, el mundillo de las peleas, el clásico romance entre niña bien y niño malo y... poco más. Sigue teniendo un montón enorme de despropósitos y lo que subsana por un lado, se equilibra para mal por otro lado. Además, globalmente es una novela prescindible pues deja la trama en el mismo tipo de situación que en la anterior, abierta a algo que, espero, no llegue. Y lo peor que tiene, es que Moccia trampea excesivamente con sus personajes, los distorsiona y ya no son lo que eran. Ya sólo me quedan un par de novelas de este hombre en la estantería, pero creo que podrán esperar bastante, necesito recuperar neuronas.

15 comentarios:

  1. A mi me gusto bastante más que su primera parte, me encantaron los personajes en este libro.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Me gustó más que lacprimera parte, y adoro a Gin, más que una acosadora la veo una chica MUY enamorada, capaz de todo por acercarse a Step,y que quieres que te diga, veo que se curra las cosas mucho más que Babi.
    Un besito!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dices eso porque es ficción, pero si te pasase en realidad te daría más miedo que alegría. Y sobre Babi, no soy yo precisamente la que la defiende XD

      Eliminar
  3. ¡Buenas!
    A mi este libro me gustó bastante xDD y prefiero a Gin en vez de a Babi. Lo que estoy de acuerdo con lo que comentas del final, no deja nada claro :/ yo sí que espero que haya una tercera parte jajaja
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Leí por ahí que si no ha habido tercera parte es, básicamente, porque Moccia no sabe cómo resolver el entuerto que ha liado para dejar contentos a fans de Babi y de Gin. Yo también prefería a Gin hasta que se descubre que es una acosadora en potencia ^^U

      Eliminar
    2. HALELULLAH!! Por fin hace algo bueno este señor; no escribir tercera parte :D. Ahora solo queda que se retire del mundo de la escritura :)

      Eliminar
  4. Puuues seré la única que piensa distinto. Me gusta más la historia de Babi.. aunque no pegasen ni con cola,.. la otra me pareció, como has dicho, la de una acosadora con final "happy":S

    ResponderEliminar
  5. No me llaman nada esta saga de libros...

    ResponderEliminar
  6. Buajajajajaja me he reído a gusto con tu reseña XD

    Sí, yo también soy de las masoquistas a las que el primer libro le gustó bien poco y aún así me leí la segunda parte. Y en mi caso tiene más delito, porque los cogí de la biblioteca, no los compré, por lo que no tenía culpabilidad de haber malgastado el dinero...

    Me parece un autor muuuy sobrevalorado que intenta hacer que sus personajes parezcan profundos solo porque "sufren mucho" ¬¬

    Y la forma de librarse de Babi... horrible. Demasiado facilona. En vez de darle un cambio realista, decide sencillamente que ahora sea la mala del libro. Y Gin... sinceramente, a mí me cayó mal desde el principio, y con lo de la acosadora mucho peor...

    Pero lo peor son, sin duda, los finales de este hombre. ¿Cree que porque una historia termine mal es mejor?

    A parte de esta saga, no me he leído más de Moccia (muy aburrida tengo que estar para darle otra oportunidad). Únicamente me he visto las películas de Perdona si te llamo amor... y me han quitado aún más las ganas de leer los libros XD

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya empezaba a creer que era la única que pensaba así XD

      Suerte tienes de que no haya más libros de este hombre en tus estanterías, yo aún tengo el de Carolina se enamora y el de Esta noche dime que me quieres =3= En fin, me los leeré para hacer antes o después otras reseñas divertidas, que me quedo muy a gusto destripando un libro malo =3

      Eliminar
  7. Jaja, ¡qué dura! Eres de las pocas personas a las que he leído que han puesto a parir de esa forma Moccia. A mi la verdad es que ambos libros me gustaron, de hecho uno de los puntos que tenían a favor eran la escritura peculiar de este autor, que en mi caso se me hacía sencilla y muy llevadera.
    Con respecto a los personajes, estoy practicamente de acuerdo contigo. Yo creo que a la mayoría de la gente no le gusta tanto la segunda parte por el hecho de que no se queda con Babi y esto es lo mejor que realmente tiene el libro. La personalidad de este personaje me gustó mucho al principio, pero cuando descubrí que era una acosadora, todo el libro (que me había gustado) se fue al traste.
    Cada uno tiene su opinión, y para gustos, colores.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver, la escritura en el primero no estaba mal, pero en el segundo especialmente es caótica, saltando de una voz a otra o de un tiempo a otro sin que haya nada que lo indique. Marcarse cuatro frases bonitas no tiene mucho misterio...

      Por lo demás, me alegro de coincidir con más gente en lo que a los personajes se refiere =)

      Eliminar
  8. Moccia en general no me llama, la verdad. Leí un fragmento de un libro suyo, que ahora no recuerdo cual era, pero es que solamente por la forma que tiene de narrar ya se me quitan todas las ganas de leer cualquier cosa suya u.u

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y haces muy bien, en serio, ahórrate el suplicio.

      Eliminar

¿Y tú qué opinas? =D