lunes, 20 de diciembre de 2021

Memories Off Second

Y seguimos con más OVAS de hace unos años. Hoy toca la "continuación" de la serie de la que os hablé hace un par de entradas que, si leéis la reseña de 
Memories Off, podréis ver que no fue especialmente de mi agrado. La cosa es que tenía Second también desde hace tiempo y, por liberar espacio del disco duro en caso de parecerme un bodrio similar, consideré que era un buen momento de verla. ¿Será tan mala como aquélla? ¿Mejor? ¿Peor? Bueno, seguid leyendo para salir de esta enorme duda (*modo irónico on*).

Una cosa a aclarar antes de entrar en la reseña como tal es que por "continuación", así, entre comillas, me refiero al propio título porque no hay ninguna relación entre ambas series de OVAS. Para no mentir, sí que hay un punto de unión y es Shin, un personaje secundario que cumple el papel del mejor amigo del protagonista en ambas series: mismo nombre y diseño, pero no la misma "persona". No sé si me he explicado. Puede que en las versiones de Visual Novels haya más conexiones, pero en estas versiones animadas, la cosa se queda aquí, al menos que yo haya visto.

Argumento

Hotaru Shirakawa se declaró al chico que le gustaba y al que admiraba siempre que le veía jugar en sus partidos de fútbol: Ken Inami. Éste aceptó salir con ella esa noche en que caían copos de nieve y el tiempo pasó. Así llegó el asfixiante verano. La pareja sigue junta aunque Hotaru no hace más que preguntarse si realmente Ken la quiere.

Un día de lluvia, Ken ve a una chica de su misma edad refugiada bajo un toldo. Es muy evidente que tiene prisa pero no puede salir corriendo bajo la lluvia porque lleva unos papeles que se empaparían. El chico, que se había encontrado a su profesora que además es su vecina, decidió dejarle su paraguas a la desconocida y volver acompañado de aquélla. Muy agradecida, Tomoe Tobise promete devolvérselo y, para ello, Ken le dice el restaurante donde trabaja. La sorpresa llega cuando la chica, cumpliendo lo prometido, aparece con Hotaru, quien resulta ser su mejor amiga. El verano de estos tres chicos está a punto de traer una gran complejidad de sentimientos.

Reseña

Estos OVAS parten de una premisa mucho menos dramática como era en los anteriores que la novia del protagonista había muerto y él debía seguir adelante. Sin embargo, no explotaron su potencial, dando un producto menos que mediocre. Aquí, en cambio, el punto de partida es mucho menos intenso pero le sacan todo el jugo que da de sí a la clásica y manida figura del triángulo amoroso. No creo estar destripando nada al decir esto, pues es bastante evidente que se va a dar un conflicto de este tipo ya desde el mismo opening y que la duda será con quién se acabará quedando Ken. En los OVAS también salen de pasada otras chicas que en la Visual Novel tendrán su propia "ruta", pero aquí, como mucho, son secundarias y las protagonistas son exclusivamente Hotaru y Tomoe.


Otro punto a favor de Second es que aprovechan los tres capítulos que lo conforman para dar tiempo para conocer a los personajes y desarrollar la trama. Recordad que en el original, cada capítulo era una historia independiente y todo quedaba precipitado y carente de profundidad. Aquí sí llegamos a ver cómo crecen y cambian los sentimientos de unas y otros. No es original lo que se muestra, no es ninguna maravilla sobresaliente, pero está bien narrado y puede llegar a tocar el corazoncito en algún momento.

No obstante, llegamos al que me parece su punto débil y es su final. Si digo por qué me lo parece ya es un destripe, así que lo contaré en blanco y ya, quien quiera leerlo, que seleccione el texto. Me parecía que la construcción del conflicto iba bastante bien. Por lo que se había visto, Ken aceptó salir con Hotaru un poco porque sí y, aunque le gustaba, no la quería. En cambio, por Tomoe sí se despertaron sentimientos de verdad. El desenlace al que se llega, aunque se intenta explicar con el manido "No sabes lo que tienes hasta que lo pierdes", no funciona con el conjunto de la trama armada y de lo que los personajes muestran sentir. Me parece que faltó cierta madurez con el final, que de todos modos podría haber funcionado de haberlo desarrollado mejor haciéndolo creíble, pero no siento que sea así y es una pena porque en global me estaban pareciendo unos OVAS bastante redondos.

Comparando con el Memories Off original, también hay una gran mejora inicial y es una animación mucho más decente. Sólo pasó un año entre ambas series de OVAS, siendo éstos de 2003, pero se encargaron otros estudios, Picture Magic y Rikuentai, que parece que se lo tomaron más en serio. No es que sea una animación maravillosa ni espectacular, sigue teniendo un diseño de personajes muy básico pero al menos os puedo decir que no os sangrarán los ojos. No obstante, no es una animación que se mantenga constante y hay bajadas en la calidad. 


En conclusión, respondiendo a la pregunta que hacía en la introducción, sí, estos OVAS son considerablemente mejores que los del Memories Off original, pero es que esto no era difícil. Lo difícil casi habría sido que fuesen peores. La trama que cuentan es muy sencilla pero está bien narrada y, al menos yo, he llegado a empatizar con los personajes. Si no fuese porque el final no me ha convencido, le habría dado una nota de casi sobresaliente. Al menos, se quedan en entretenidos y con algún momento por el que quizás os valga la pena darle una oportunidad, pero tampoco os perdéis nada del otro mundo por no hacerlo.

miércoles, 15 de diciembre de 2021

Winter Garden

Sigo viendo cositas breves que tenía almacenadas y pendientes desde hace la tira de tiempo, tanto porque ya va siendo hora de bajar la lista como por borrar y hacer hueco en caso de que no valgan la pena el espacio que ocupan. 

Los OVAS de hoy, además, por el título, me parecían muy apropiados para las fechas en que estamos, a un pelo de entrar en el invierno, de ahí que viese como una buena opción ponerme con ellos justo ahora.

Lo primero es que, antes de entrar en materia, tocaría comentar que son unos OVAS un tanto peculiares. Supongo que os sonará Di Gi Charat, una franquicia muy popular (tirando del traductor, si lo necesitáis, tenéis más información aquí). De todo lo derivado, lo único que nos llegó fue, de la mano de la desaparecida Glénat, la antología de cuatro tomos con capítulos independientes de varios autores, destacando Koge Donbo, la dibujante original. Los OVAS que hoy reseño serían la última producción animada de este universo realizados en 2006 y, si no conocéis Di Gi Charat, los podéis ver de manera independiente. Ahora entenderéis por qué.

Argumento

Dejiko ha crecido, ronda la veintena y trabaja en una pastelería con cafetería. Vive en un pequeño apartamento con su hermana Puchiko, que tiene 15 años y va al instituto. El día a día de ambas es muy tranquilo y las estaciones van pasando. 

El día de Nochebuena, después de haberse quedado divagando en un parque tras el trabajo, Dejiko tropieza con tan mala suerte que destroza los pasteles que su jefe le había regalado al cerrar. Takurou, un joven que pasaba por allí, va a ayudarla y, al ver el desastre de los pasteles, le regala su tarta para animarla. A partir de ahí los encuentros de ambos harán saltar una chispa muy dulce con una sombra de duda: ¿quién es la atractiva mujer que vive con él?

Reseña

Una vez vistos debo hacer una pequeña rectificación del inicio de la reseña y es que quizás no sean del todo adecuados en realidad para las fechas en que estamos pues su título engaña un poco dado que en los dos capítulos que forman estos OVAS llega a transcurrir un año entero, pasando por todas las estaciones. Detalle tonto a comentar, no hay más.

En cuanto a la relación con Di Gi Charat, salvo algún guiño puntual, parecería que no tuviesen nada que ver. No por nada, en el original, las protagonistas eran unas alienígenas que acababan en Akihabara y debían trabajar en una tienda friki para subsistir, además de que Dejiko soñaba con ser famosa. 

Que cada cuál interprete la conexión entre ambas obras como pueda/quiera. Yo me imagino algo en plan de que todo aquello fuese una fantasía, un juego infantil que quedó atrás al crecer, algo que se podría confirmar en el opening con la mirada de nostalgia que lanza Dejiko a una niña que va con un gorrito de orejas de gato. O sino, simplemente, considerar que son obras que no tienen nada que ver y disfrutarlas por separado cada una en su estilo.

En realidad, no hay mucho que decir de Winter Garden: son dos OVAS de corte slice of life con un toque romántico y un enfoque maduro, sobre todo si pensamos de dónde venía la serie original. Son muy sencillos y entretenidos, desprendiendo calma y naturalidad en las acciones de los personajes, sin grandes estridencias. No os sacarán carcajadas ni lágrimas en los momentos más dramáticos, pero son agradables de ver. Además, la parte de "drama" como tal no acaba de funcionar porque el tema de la "mujer que vive con Takurou" tiene una resolución que se ve venir a leguas desde el primer momento y que dejará a todo el mundo satisfecho.


Hay que reconocer que, para ser ya adultos Dejiko y Takurou, son bastante parados y un poco sosainas. Por suerte Puchiko mete un poco de pimienta en los capítulos, lo que se agradece. Por lo demás, no hay secundarios de relevancia de los que decir nada.

De la animación se encargó J.C. Staff y el trabajo es bastante decente, sin alardes ni detalles muy destacables pero manteniéndose correcto en lo que dura esta mini-serie. El diseño de personajes me parece muy mono, así, tan redondito lo que suma puntos en lo que a visionado agradable se refiere.

Si os apetece ver algo corto, dulce y simpático, aquí tenéis una buena elección para un rato aburrido durante una tarde. La única pega que le puedo poner es que el final resultan un tanto abrupto y deja por completo en el aire, a la imaginación de cada cuál, cómo se desenvolverá la pareja a partir de ese momento.

viernes, 10 de diciembre de 2021

Memories Off

El otro día, haciendo limpieza, me encontré una nueva tarrina de CD grabados desde hace la tira de tiempo. Antes de llevarlos al punto limpio junto con otros trastos me pasé a los discos duros su contenido y, entre lo que había, estaba esta serie de tres OVAS. Como sigo sin tiempo para ver gran cosa, eran la opción perfecta para cubrir los huecos entre que hago una cosa y otra.

Antes de entrar en materia, un poco de información. Estos OVAS salieron entre finales del 2001 y principios de 2002 y fueron realizados por el estudio E&G Films. Son un producto derivado de una visual novel de título homónimo que ha tenido numerosas continuaciones, precuelas y spin-offs (más información aquí). Vamos, que su renombre tienen en Japón. El problema es que las animaciones que derivan de éstos, rara vez son un producto memorable, no siendo éste una excepción.

Argumento

La vida de Tomoya Mikami sufrió un duro revés cuando su novia, Ayaka, fue atropellada por un coche, muriendo en el accidente. Esto se produjo, además, cuando se dirigía a encontrarse con Tomoya que no tenía paraguas y ella iba a llevarle uno, por lo que desde entonces se culpó a sí mismo por su muerte. 

Cada vez que Tomoya se interesa en una chica, ve imágenes de Ayaka en sus sueños animándole. Decide que necesita encontrar una manera de despedirse de su amor perdido de una vez por todas y seguir adelante con su vida.

Reseña

El argumento no pinta mal ¿verdad? Seguramente la visual novel esté bastante bien y de ahí las numerosas continuaciones que tuvo. A fin de cuentas, se trata de una historia romántica con unas dosis de drama importantes. Sin embargo, la estructura de los OVAS es terrible pues son independientes entre sí y cada uno va de cómo Tomoya acaba con una chica distinta en cada capítulo. Se deberían entender como "universos paralelos" supongo, sin buscar conexiones entre ellos salvo algún guiño puntual, pero no deja de ser extraño pasar de uno a otro y que la relación armada en un capítulo desaparezca en el siguiente.

En sí, el formato no es malo del todo. Creo que sabéis quienes pasáis por aquí que soy bastante fan de las historias cortas. Ya se sabe: "Lo bueno, si breve, dos veces bueno". Sin embargo, eso no se cumple aquí. Por otro lado, teniendo en cuenta que en el juego original eran cinco chicas (la sexta de la ilustración adjunta en el argumento es Ayaka), me pregunto si simplemente eligieron tres para los OVAS de manera consciente o si el plan era contar todas las historias pero por los motivos que fuesen no dio a lugar. Igualmente, dada la estructura seguida, comentaré un poco cada capítulo por separado y luego elementos más en común. 

Owaranai Ame: Yue-hen. La chica de esta historia, Yue, era otra amiga de la infancia de Tomoya, al igual que Ayaka, así que también conocía a la difunta y tiene sentimientos encontrados porque siempre estuvo enamorada de él pero se apartó al no ser correspondida. De los tres, es el único que vale un poco la pena. Es el OVA más emotivo, con los personajes más humanos, la trama más intensa y el desarrollo mejor llevado. No es ninguna maravilla ni es original, no, pero en comparación, gana por goleada.

Kamen no Kokoro: Shion-hen. En este caso, Shion es una alumna transferida recientemente. Buena estudiante y muy callada, le encanta leer y se ha hecho cargo de la biblioteca. Físicamente es bastante parecida a Ayaka, de ahí el interés inicial de Tomoya en ella. Siendo sincera, no hay por dónde coger este OVA: es espantoso, ñoño y melodramático sólo porque sí. El único puntillo de interés que se toca muy de pasada es que la chica sufrió acoso de pequeña porque la llamaban "gaijin", de ahí su personalidad actual de "máscara seria".


Ōgon no Umi: Minamo-hen
. La última chica es Minamo, de tipo infantil, lo suyo es dibujar. Tomoya la conoce cuando la ayuda a salir del tren mientras se cerraban las puertas pero lo cierto es que les unía un vínculo anterior bastante triste. Si el anterior tenía un melodrama muy chorra, éste es "too much drama". Demasiado drama. Cliché, predecible y aburrido. Supongo que si os toca la fibra sensible podríais considerarlo el mejor, pero desde luego no ha sido mi caso.

Creo que estos OVAS habrían funcionado mucho mejor centrándose en la historia de Yue únicamente desarrollándola a un ritmo más lento porque es la única que realmente vale la pena. La segunda es totalmente descartable y la tercera... conmigo no ha funcionado pero quizás mejor desarrolla, sí me habría llegado la historia tan delicada de Minamo.

Al margen de esto, si os pica la curiosidad de lo dicho y queréis ver aunque sea el primero, aviso que os van a sangrar los ojos. La animación va más allá de mala, es terrible. El diseño de los personajes es muy de esos años así que no puedo decir nada, de hecho, me gusta, pero es que los pobres salen TAN MAL dibujados... De la producción sólo salvaría la voz de Tomoya, que se encargó el más que conocido Hikaru Midorikawa (Tamahome en Fushigi Yûgi, Zelgadis en Slayers, Edgar en Hakushaku to Yôsei...) y se nota el nivel. De las voces de las chicas no tengo nada muy malo que decir pero tampoco bueno, cumplen.

En definitiva, en el global son unos OVAS malos que desperdician el potencial dramático de la historia de base que tenían. Os diría que probarais al menos el primero pero entre que el desarrollo es precipitado y la nefasta calidad de la animación, seguro que tenéis cosas mejores a las que dedicar vuestro tiempo.

domingo, 5 de diciembre de 2021

Toaru Hikuushi e no Tsuioku

Hace ya bastante tiempo, en 2014, ahí es nada, me vi el anime 
Toaru Hikuushi e no Koiuta que, como habréis intuido ya por el título, alguna relación con la reseña de hoy debe tener. Me hace gracia que por entonces escribí esto: "Toaru Hikuushi e no Tsuioku, considerada precuela de esta historia y adaptada a película. Nada más saber de su existencia la busqué y ya la tengo disponible para ver, así que antes o después tendréis también su reseña". Como siempre, conmigo estas cosas suelen ser más "después" que "antes". El caso es que recuerdo entre cero y muy poco de la serie pero, vista la película, os puedo asegurar que el visionado de ambas historias se puede hacer completamente por separado. Quizás en las light novels en que se basan la relación entre ambas sea mayor pero, en sus adaptaciones, coinciden en más bien poco.

Como información entre la risa y la pena, la película fue licenciada y llegó a distribuirse por una nueva empresa, Monte Anime, que aunque aún sigue viva su web y ahí esté su Twitter, no llegaron a sacar nada más y se desvanecieron como el humo. Ni idea de cómo habrá sido su edición de la película pero ya no me voy a volver loca por buscarla. Si os interesa ir por ella, le pusieron La princesa y el piloto, que parece ser su título internacional aunque sea bastante erróneo pues la protagonista no es princesa, sólo pertenece a la nobleza... o al menos, en la película no dejan caer otra cosa.

Argumento

La guerra entre el Imperio Levamme y el Imperio Amatsukami ha durado años. En medio de esta lucha, Carlo, el príncipe de Levamme, se queda prendado de la hermosa Fana del Moral, de la región de San Martiria. Nada más verla le propone matrimonio y le promete terminar la guerra pronto para poder casarse lo antes posible. Sin embargo, la guerra continúa y llega a pasar un año entero desde el compromiso. 

Una noche, el ejército aéreo de Amatsukami asalta la residencia de los del Moral, apuntando a la vida de Fana, la futura emperatriz del enemigo. La joven dama consigue sobrevivir al ataque pero queda claro que allí no está segura. Así, se toma la decisión de enviarla a la Capital del Imperio. En principio, se envía a la flota de operaciones especiales pero son derribados en su mayoría. Como última opción por llevar al príncipe su prometida, la Fuerza Aérea de San Martiria contrata a un mercenario de sangre mixta, un "bestado", para llevar a Fana a la capital de Levamme en secreto en un Santa cruz, el avión biplaza más moderno que poseen. El piloto, Charles Karino, acepta la misión... pero atravesar un océano solo, en territorio enemigo, está lejos de ser una misión fácil.

Reseña

Algo a comentar para empezar, que ya pasaba en la serie, es que hay nombres en español, algo que me hace mucha gracia, sobre todo cuando escuchas a los japoneses decirlos. Está Domingo García, Diego del Moral, el avión Santa Cruz... También tengo la duda con el nombre de la protagonista porque en unos sitios he visto que se llama Fana pero en otros sale como Juana, que iría más acorde al contexto, pero por mucho que ponga la oreja, nunca suena así cuando la llaman, por lo que opto por dejarla como Fana.

Entrando en la película en sí, tengo sensaciones encontradas. A ver si escribiendo la reseña soy capaz de explicarme y aclararme yo misma.

Por un lado, la historia es tremendamente básica y cliché: chica de clase alta con un paria de la sociedad sumado al tropo de que él le hace de protector y ella es la damisela en apuros. Mientras esté bien desarrollado, que se usen estos tropos no me molesta demasiado, pero es cierto que por su originalidad no brilla la película. 

Por otro lado, el tema bélico, con batallas aéreas entre aviones y otras naves en este caso, no es lo mío especialmente. Sin embargo, como pasa en Full Metal Panic!, como esto es sólo una parte de la historia y no se come toda la cinta, lo llevo bien porque se supedita a la trama política y a la romántica.

Quizás lo más interesante que tiene la película es el crecimiento lento pero constante de Fana, la protagonista. Una joven que siempre se limitó a aceptar las órdenes de su padre o un matrimonio de conveniencia sin amor va sacando poco a poco su voz. Por su parte, Charles es un personaje al que no le veo una evolución y me parece muy triste. Como mestizo, hijo de una mujer de Amatsukami y un hombre de Levanne, siempre ha sufrido discriminación y violencia y es considerado lo peor de lo peor, poco más que basura. Nunca se rebela contra esos desprecios, siempre agacha la cabeza y lo soporta todo estoicamente. Echo en falta que llegase a desarrollar un poco de orgullo y arrojo. Vuelvo a Full Metal Panic!, porque ahí, la evolución de un Sousuke que no sabía vivir de otra forma que no fuera un soldado a un ser humano era soberbia, aunque, vale, tuvo más espacio para ello en 12 novelas. Aquí no pediría tanto, pero un poco de esto sí.

La relación entre ambos también crece poco a poco. Cuando la chispa salta de verdad toca el clásico dilema entre deber y amor. Un romance prohibido de libro que nos creemos totalmente y lo sentimos muy real. Así llegamos a un final que me deja sin una idea clara de si me gusta o no. Quiero divagar un poco así que spoilers van. Lo primero a decir es que es el desenlace más lógico y racional con la trama: ambos completan el viaje, Fana se casará con Carlo volviéndose una emperatriz que, al parecer, hará mucho por acercar con la paz ambos reinos, y Charles desaparece de los registros de la historia porque como "bestado" no se merece ningún reconocimiento por el logro de llevar a cabo una misión imposible con éxito. No me jodas, pero tanto realismo me parece que está de más. Por no hablar que, como Emperatriz, Fana debería tener el poder de haber cambiado el destino de Charles, incluso poniéndolo como ejemplo de la unión positiva entre ambos reinos. Esto era una historia de ficción, podrían haber llevado la trama por cualquier lado y eligieron el más descorazonador posible. Nos tenemos que conformar con una frase final que dice: "Pero cómo terminaron sus vidas aún sigue envuelto en el misterio". No, hombre, no. No me hagas que me conforme con esa migaja de "Quizás...". O me dais algo más sólido en el epílogo u os vais a la porra. Fin de spoilers. Sólo por resumir diré que la mayor virtud de su final es, al mismo tiempo, lo que más me molesta personalmente porque me siento entre estafada e insultada por el epílogo.

De animación no hay mucho que decir. Se encargó el estudio Madhouse e hicieron un buen trabajo visualmente, con algunos cielos realmente preciosos y muy realistas y buenas coreografías de batallas aéreas. En el diseño de personajes, en cambio, la cosa queda más sencilla. Se ven bien y no hay momentos de sangrado de ojos, pero tampoco destacan especialmente. Un punto muy negativo es que Fana, al principio y durante buena parte de la película, lleva una melena larga. No sólo es una decisión muy estúpida que salga con el pelo corto en todas las imágenes promocionales porque es un destripe en toda regla sino que, encima, durante la película, el momento en que se lo corta, que debería estar cargado de simbolismo y fuerza... no está. Lo omitieron. Quien haya jugado al Final Fantasy IX en que se da una situación similar seguro que tiene grabado a fuego en la memoria el momento en que Garnet se lo cortó y todo lo que significó para su personaje.

En definitiva, una película que parte de elementos mil veces vistos pero que es sólida y funciona bastante bien, así que seguro que os da un rato de entretenimiento. No obstante, creo que puedo decir que esperaba más de ella, sobre todo en su recta final porque aunque tenga un buen desenlace de manera objetiva, subjetivamente me ha sabido a muy poco.

martes, 30 de noviembre de 2021

Pale Cocoon

A falta de tiempo, sigo viendo OVAS que bien tenía pendientes o bien había visto hace muchos años. En esta ocasión, se trata del segundo grupo. Apenas recordaba alguna imagen y la existencia de un tema musical que tengo en MP3 y que en aleatorio, de vez en cuando, me salta en el reproductor. Así, me parecía el momento perfecto para darle un revisionado.

Pale Cocoon es un OVA único de 2006, un capítulo de unos 20 minutos dirigido por Yasuhiro Yoshiura que quizás os suene por Time of Eve, pero poco más destacado parece tener en su lista de trabajos.

Argumento

Han pasado muchos años desde que los humanos se retiraron a una colonia artificial debajo de la superficie del planeta. Un desastre ecológico no especificado dejó la superficie inhabitable, plagada de contaminación, frío por recibir poca luz y ausente de signos de vida. Gran parte de la historia previa a la mudanza se ha olvidado, a pesar de los avances tecnológicos y la información restante se encuentra en un vasto archivo de datos, muchos de ellos corruptos. Decidido a recuperar esta valiosa información, el "Departamento de Excavación de Archivos" trabaja específicamente para restaurar la mayor parte posible. Hace mucho tiempo, el Departamento solía estar emocionado y lleno de energía. Ahora, pocos siguen trabajando ahí y muchos lo dejaron porque sienten que el conocimiento del pasado perdido solo puede traer tristeza.

Ura, miembro del departamento que aún sigue especialmente motivado, trabaja muchas horas para recuperar la historia. En cambio, su compañera, Riko, ha perdido su pasión y sus ganas de conocer el pasado. Pero un día, Ura se encuentra con un disco que, una vez decodificado, cambia por completo la forma en que ve su mundo.

Reseña

Nos encontramos ante una historia de ciencia ficción post-apocalíptica con un enfoque muy gris y pesimista. Personalmente, me parece una pequeña joya con esa melancolía y desánimo que transmite, con algunos planos muy bien logrados y con el tema musical que decía más arriba que me parece muy bonito y que va muy bien con el OVA.

En los 20 minutos que tiene no hay espacio para mucho pero sí para tocar algunas ideas interesantes. Sobre todo destaca por su mensaje ecologista porque aunque es una incógnita qué pasó exactamente, sí que queda muy claro que fuimos los humanos los que destruimos la posibilidad de vida en la superficie terrestre, obligando a la humanidad a vivir en unas colonias subterráneas grises y sin nada de vida. El personaje de Riko ejemplifica muy bien cómo esas futuras generaciones despreciarían a quienes dejaron que el planeta muriera. En cambio, Ura es un personaje obsesionado con los archivos y con el mundo anterior. Teniendo en cuenta lo gris que es su existencia, que incluso llaman "campo de concentración", es normal que busque refugio en la belleza perdida.


Por otro lado, inevitablemente quedan muchas cuestiones en el aire porque se ve muy poco de las colonias, nada de la organización social que rige en ese nuevo mundo, apenas hay un par de personajes en el OVA y resulta un tanto confuso en su final con un giro de guion que entiendo pero que plantea muchas más dudas que respuestas.

La parte más floja, de todos modos, resulta ser su animación y diseño de personajes. Como decía, hay algunos planos interesantes e ideas en los escenarios que están muy bien, pero la animación es muy pobre y el diseño de personajes es demasiado burdo. Además, hay repetición excesiva de planos y un uso de 3D que a veces no termina de quedar bien.

En definitiva, un revisionado que me ha dejado satisfecha. Es de estos trabajos en que "menos es más", con mensajes interesantes e ideas a las que darle unas cuantas vueltas cuando ya ha terminado. Dadle una oportunidad si no lo habéis visto, son unos 20 minutos de vuestro tiempo, nada más.