domingo, 5 de julio de 2020

Wanted, de Matsuri Hino

Matsuri Hino se puede considerar la autora fetiche por excelencia de Panini en lo que a shojos se refiere. No por nada, Vampire knight (El caballero vampiro) fue su mayor éxito e incluso están trayendo su secuela, que es de lo poco que aún sacan de esta demografía. En mi caso, mi relación con la autora es un poco de amor-odio, aunque sin llegar realmente al odio. Me maravilla su estilo de dibujo pero sus historias... no. Llegué a tener sus series Merupuri y la ya mencionada pero la primera la vendí completa con sus cuatro tomos por lo poco que me convencía la premisa (quizás algún día la busco de nuevo para refrescarme la memoria y reseñarla) y con la otra, después de ver por scans lo que iba desbarrando, no pasé del tomo 9. Así pues, éste es el único manga que conservo de ella. Y no sé si de forma permanente.

Wanted

Cuando era una niña, Armeria actuaba con su maravillosa voz ante los nobles egoístas hasta que le dolía la garganta. Sólo en la mansión del Gobernador Lanceman su joven sobrino, Luce, impedía que llegase a tal extremo. Pero una noche, los piratas del Capitán Skulls atacaron y acabaron secuestrando a su amado. 

Ocho años han pasado de aquello y la pequeña Armeria ha conseguido, tras disfrazarse de chico y tomar el nombre de Arlto, enrolarse en el barco de Skulls. Su sorpresa llega cuando está ante el capitán y descubre que es un joven muy apuesto que le recuerda a Luce. No puede ser él... ¿O sí?

Wanted se compone de tres capítulos autoconclusivos que bien se podrían haber quedado en el primero pues los otros dos no aportan gran cosa. No hay una trama de fondo una vez se da el "reencuentro" entre Armeria y Luce quien, como es evidente, es el nuevo Skulls tras tomar dicho papel al envejecer el anterior capitán. La mayor gracia que tiene son las dos viñetas-parodia en que en la primera trata a Armeria de tonta por no darse cuenta desde el primer momento de que es él y en la otra hace lo mismo con Skulls cuando se descubre de una manera igualmente absurda ante ella. Qué puedo decir yo si la propia autora ya se lo dice todo.

Por otro lado, la visión de los piratas que ofrece es muy "limpia" y romantizada. Ellos, claro, son piratas buenos que ayudan a la población como si de unos Robin Hood del mar se tratasen. En ningún momento se muestra auténtica crudeza de las batallas ni la crueldad de los sanguinarios piratas. Es un shojo romántico puramente que desaprovecha el contexto para dar una historia realmente interesante.

El punto más fuerte de la obra es la determinación de Armeria a la hora de buscar a Luce y de querer ayudarle una vez descubre que es Skulls. Sin embargo, al final, no pasa de ser una protagonista que requiere que la rescaten cada pocas páginas siendo bastante decepcionante su papel. La verdad es que, visto cómo actúa durante la serie, una se pregunta cómo llegó a sobrevivir y a mantener su tapadera de chico ocho años hasta llegar al barco de Skulls. Por parte de él, el clásico "chico malo" que, claro, no lo es tanto.


Si al menos hubiera pensado mejor la estructura y hubiese creado un nudo y un desenlace en los capítulos 2 y 3 quizás la sensación que dejaría sería más satisfactoria porque al final es una obra abierta. La misma Matsuri Hino lo dice al final del tomo: ya había empezado El caballero vampiro y se debía centrar en ella quedando en el limbo la posibilidad de introducir una mujer pirata o un capítulo en que narrase cómo Luce acaba convirtiéndose en el nuevo Skulls. Por no hablar de darle un desenlace a la trama, claro.

Se puede decir que es una lectura entretenida, para pasar el rato y salir de los entornos más comunes en el shojo de institutos o mundos de fantasía, pero ya está. Una pena de potencial desperdiciado.

Cerezos de Primavera

Shô Kamura es una joven que en plena apertura a Occidente de Japón en la era Meiji desea ser médica y trabajar en la clínica familiar. Sin embargo, sus padres lo que tienen pensado para ella es que se case con alguien apropiado tal como le corresponde. Aún así, no deja de visitar la librería para leer libros sobre medicina. Allí empieza a ver a menudo a un hombre muy apuesto y extravagante que suele llevar un sombrero de cowboy. Takao, que así se llama, la acaba apoyando frente al librero que le niega seguir leyendo sobre medicina y la chispa parece saltar entre ellos aunque más trata con él, más obstáculos parecen surgir.

Un poco como en la obra principal del tomo, volvemos a tener a una protagonista de objetivos muy marcados y, en principio, con la determinación para perseguir sus sueños. Pero al igual que con Armeria, Shô es otra chica que acaba necesitando que la rescaten y que, cuando tiene un momento para poder lucirse al curar una herida, va y se desmaya... Otra decepción.

Esta historia corta se nota que es un trabajo bastante antiguo, realizado entre su primera serie, Toraware no Minoue (que no nos llegó) y Merupuri. Supongo que al estar aún verde y tener la limitación de páginas se puede entender lo mal narrada que está. Los saltos entre escenas son bastante bruscos, es como si fuera a trompicones, no hay fluidez en el desarrollo. Pero tampoco se puede decir que la trama romántica, que es lo principal de esta historia, sea muy allá. La pareja carece de chispa y resulta mucho más interesante la relación de Takao con su hermano que con Shô.

Conclusión

Lo que recordaba de este tomo se confirma con esta nueva relectura. Buenos elementos de partida, contextos interesantes pero la principal peca de quedar abierta y la última de narrativa deficiente por no hablar, claro, de lo decepcionantes que son ambas protagonistas, sobre todo si vemos cómo nos las presenta inicialmente. Un dibujo magnífico en la línea de la autora aún siendo trabajos antiguos pero es lo único que no tiene pegas. La verdad es que no sé muy bien por qué lo conservo...

martes, 30 de junio de 2020

Boku wa kiss de uso wo tsuku, de Rei Touma

La reseña que toca hoy es de una serie que no nos llegó y que a estas alturas dudo que lo haga. Se trata de una obra menor, sólo son siete capítulos repartidos en dos tomos, pero que funcionó bastante bien y recuerdo que gustó mucho en su momento. La autora, Rei Touma, se puso después de ésta con Reimei no Arcana, su gran serie que seguro que os suena, y ésta sí lamento que no nos llegase. La verdad es que tenía ganas de releer algo de esta mujer pero no me apetecía ponerme con su serie más larga y tenía el recuerdo de que ésta me gustó mucho. Aunque, ya os adelanto, es de esos casos en que es mejor quedarse con ese vago recuerdo positivo, la relectura ha sido muy decepcionante.

Argumento

Meiko Kitazono es una estudiante de segundo y una lectora empedernida que cada día, después de clases, va a la biblioteca del instituto a leer novelas de misterio. Allí suele estar Shinobu Shinoda, un año mayor que ella, encargado de la sala, algo que no le pega con su imagen de ligón despreocupado. También va bastante por ahí otro alumno de un curso superior, Kyoishiro Mikoshiba, de imagen mucho más seria y responsable. Ambos son dos de los chicos más perseguidos por el resto de alumnas. También se pasan por ahí de vez en cuando Mogami, un compañero de clases y Hachiya, de un curso inferior y miembro del club de atletismo como aquél.

Un día, Meiko se queda dormida mientras leía pegada a la ventana. Al no estarlo del todo, llega a notar cómo alguien la besa pero, cuando abre los ojos, ya se ha marchado. En un rápido paseo por la biblioteca descubre que los cuatro chicos están allí, así que ha podido ser cualquiera. Ella, tan aficionada a las historias de misterio, va a tener que resolver este enigma y descubrir al culpable entre los cuatro sospechosos.

Reseña

Si os digo la verdad, antes de ponerme con la relectura ni recordaba de qué iba. Ya el punto de partida resulta mosqueante pero es que el desarrollo es todavía peor. Ya os decía que no iba a salir una reseña positiva.

Para empezar, el harén en torno a la protagonista es ridículo. La serie es demasiado corta para que haya cuatro chicos interesados en ella, dos de ellos, sólo por las imágenes y porque no tienen ni nombre/apellido (no tengo claro cuál es el que desconocemos de ellos), está claro que no van a pintar nada, sólo a enredar un poco más. Casi parece que el que haya cuatro chicos es por hacer el misterio un poco más misterioso y para dibujar a más chicos guapos. Creo que la serie habría ganado centrándose en Shinobu y Kyoishiro, los otros dos sólo ocupan un espacio que resta haber podido dar algo más de desarrollo a la trama y a los personajes. 

Lo peor de todo, con diferencia, es que los cuatro acaban siendo unos imbéciles y unos capullos en mayor o menor medida. Hachiya sería el que menos pero sólo porque apenas tiene escenas en la serie. El resto... ¿Mogami? Típico "nice guy" con una vena violenta muy preocupante ¿Kyoishiro? Un manipulador de primera, mentiroso y perturbador. La forma en que acaba el primer tomo con él es como para llamar a la policía y luego tiene el cuajo de pedirle que no llore cuando básicamente la ha amenazado con meterle mano como mínimo ¿Shinobu? Otro mentiroso y encima éste es un acosador que sigue a Meiko allá donde vaya. Si la idea de la serie era que todos gustasen y no saber a cuál elegir, desde luego servidora, a estas alturas de la vida, lo que ve son cuatro chicos de los que huir como alma que lleva el diablo.

Y en cuanto a la protagonista, ésta es completamente anodina y lo que más destaca es su cobardía. Meiko no hace más que salir corriendo cada vez que alguno de los chicos le dice algo que la hace sonrojar. Como aficionada a las historias de misterio habría esperado una protagonista que no se amedrentase tanto, que usase mejor sus neuronas para evaluar a los chicos y sus actitudes. Claro que así la serie habría sido aún más corta seguramente. 


El interés de la serie es resolver el misterio del beso pero hasta esto resulta poco relevante al final porque desde bien pronto en la serie se ve que Meiko se enamora de uno de ellos, que incluso si no es él quien la besó eso no va a hacer que cambien sus sentimientos. Encima la resolución es bastante aburrida y hace que los actos del chico "culpable" tengan aún menos sentido.

Una serie planteada en sí misma como un "placer culpable" porque la única gracia que tiene es ver a chicos guapos y escenas de tensión romántica con unos y otros. La trama es ridícula, los personajes resultan más odiosos cuanto más se les conoce y ni siquiera el desenlace tiene alguna chispa de interés. Que sea una obra menor en duración y planteamiento no significa que se pueda ignorar todos los defectos que tiene. El punto de partida habría funcionado muy bien como base de un videojuego otome pero como manga es bastante mediocre. A estas alturas me alegro de que no nos llegase y haberme así ahorrado un dinero en algo que, de haber releído ahora en papel en lugar de scans, seguramente ya estaría en el mercadillo.

jueves, 25 de junio de 2020

Final Fantasy X-2

Cuando hice la reseña del Final Fantasy X en 2016 comenté que ya había empezado a jugar a su secuela y que esperaba traeros su reseña en unos meses (je, en este sentido mejor será que nunca os fiéis de mi palabra, soy un desastre). Lo cierto es que, como a veces me pasa, llegué a dejarlo a las puertas del desenlace pero me entretuve en misiones secundarias que se me atragantaron (odio infinito al Gran Tomberi) y lo acabé olvidando. Así, en pleno confinamiento, me picó el gusanillo de jugar a algo y éste me parecía la mejor opción por su enfoque de misiones, su tono más ligero respecto a otros de la saga y por completar también la reseña de esta bilogía. Como es inevitable, en el argumento y el análisis de la historia habrá spoilers del primero, aunque intentaré que no sean muchos ni muy sangrantes.

Argumento

Han pasado dos años desde que Yuna y sus guardianes lograron traer la calma eterna después de derrotar a Sinh de tal forma que éste no pudiese resucitar como había pasado durante los siglos precedentes. Sin embargo, en el proceso, toda Spira descubrió que el dogma de Yevón que había regido sus vidas era una patraña, que el Clero que había impuesto su doctrina era corrupto y que el miedo a las máquinas era infundado porque no eran el origen del monstruo. 

En estos dos años han surgido diversos grupos que pretenden desentrañar la verdad del mundo, oculta desde hace siglos por el Clero. Para ello, la principal fuente de información son las esferas de grabaciones, ocultas y dispersas por todos los rincones del planeta. Por un lado está la Liga Juvenil, dirigida por Nooj, cuyos miembros son mayormente jóvenes y miembros de la desaparecida Legión. Luego está Nuevo Yevón cuyo director, después de inquietantes movimientos internos, es el joven Baralai. Su filosofía es conservadora y la organización está formada por quienes no se atreven y/o no pueden romper del todo con el pasado, ven que los cambios en Spira están siendo demasiado rápidos y consideran que las cosas deberían ir a otro ritmo. El siguiente gran grupo son los Mecanistas, liderados por Gippal. Un grupo formado por albhed, los que eran perseguidos sólo dos años antes, que se esfuerzan en dar a conocer a toda Spira cómo usar las máquinas y a quienes la búsqueda de esferas no les interesa.

Yuna había vuelto a Besaid junto a Wakka y Lulu. Vivía tranquila limitándose a recibir a todos los que quisieran conocer a la invocadora que había traído la calma eterna. Todo cambia para ella el día que su prima, Rikku, aparece con una esfera que Kimahri había encontrado. En ella se ve a un joven encerrado en una celda diciendo que había intentado usar una máquina del enemigo para salvar a la invocadora, su amada. La calidad de la imagen es terrible y no se le distingue pero su figura y su voz se parecen tanto a las de "él"...

Yuna decide que "ésta es su historia", sufrió y perdió seres muy queridos al derrotar a Sinh y puede permitirse ser un poco egoísta por intentar perseguir una pequeña esperanza. Antes de que Wakka o Lulu consigan que cambie de opinión, acepta la oferta de Rikku de unirse a Las Gaviotas, un grupo de cazaesferas que se dedican a buscar éstas por todo el mundo. Allí estará con su también primo, Hermano, el co-piloto, Colega, y un pequeño genio llamado Shinra, todos albhed. Aparte, para las misiones, Rikku y Yuna irán acompañadas de Paine, una chica seria que guarda muchos secretos.

Historia

De todos los Final Fantasy a los que he jugado, si alguno se merecía tener una secuela, era el X por dos motivos. El primero, más bien desde un punto de vista subjetivo, es que no me gustó el desenlace que tuvo. En sí no era malo, ni mucho menos, pero dejaba un regusto triste e injusto para la protagonista. A ver, spoiler del juego anterior: Yuna, durante su peregrinaje, pierde todo en lo que había creído, es más consciente que nunca de que su padre murió por un engaño que precisamente su sacrificio ayudó a continuar aunque trajera una calma temporal sin Sinh, es considerada una proscrita, debe sacrificar y despedirse de sus eones... y cuando parecía que todo había acabado, Tidus se desvanece delante de ella. Pues menuda putada, oye. Todo para encima acabar volviendo al pueblecido de Besaid a aguantar y rechazar a los que la quieren usar, abuelitos del pueblo que la quieren casar con el primero que pase y plastas que van a contarle sus penas y dudas como si de una consejera espiritual se tratase. Nada de esto es justo y me parece perfecto que le den la oportunidad de salir de ahí, de buscar su felicidad y de ser un poco egoísta. Por cierto, todo esto no se muestra como tal en el juego sino en un vídeo que hicieron entre ambos llamado Eternal Calm. El juego comienza cuando Yuna ya está con Las Gaviotas y me parece imprescindible verlo para entender mejor el contexto y por qué la joven parece tan distinta a la del juego anterior.

El segundo motivo por el que una secuela era más bien necesaria es porque en el anterior se habían trastocado todos los pilares que regían Spira. Este juego refleja muy bien cómo la gente se enfrenta al nuevo mundo que se les abre. Los diferentes enfoques, los más valientes y los más conservadores, y cómo pueden escalar estas diferencias en disputas que echen por tierra la calma que se había logrado.


Además, no es sólo cómo cambia Spira en su conjunto sino lo que ocurre en cada pequeña región y grupos de población. Por ejemplo, en el Camino de Miihen, con la aceptación de las máquinas, aparecen medios de transporte que hacen que los chocobos ya no sean necesarios ¿avance de los tiempos o una triste pérdida? También, la Isla Kilika, que fue destruida por Sinh, la encontramos completamente reconstruida y llena de vida. Más triste es lo que ha sucedido con los guado, el pueblo que siguió en las atrocidades que cometió a su líder, Seymour, y que se han exiliado esperando la muerte a manos de los ronso como venganza por los crímenes que cometieron. Por supuesto, también nos reencontramos con muchos de los personajes secundarios (Dona, Clasko, Elma, Lucil, Shelinda, Oaka, Issaru, los miembros del Besaid Aurochs...) y vemos qué es de su vida en esta nueva era. Si algo hace bien esta secuela es mostrar diferentes perspectivas y visiones de la nueva Spira. Pero, sobre todo, aún con los problemas que pueda haber, la nueva Spira refleja esperanza, alegría y optimismo, un mundo que deja atrás el aire a muerte que se respiraba por el miedo y desesperanza que generaba Sinh.

Pero, claro, si el juego sólo fuese de cómo cambia el mundo la cosa quedaría un tanto aburrida. Sin entrar a destripar, según vamos avanzando, empezamos a descubrir que hay una nueva amenaza que puede hacer peligrar Spira y que los líderes de los grandes grupos vuelven a pecar de ocultar demasiados secretos. Y encima, todo queda conectado con la búsqueda de Yuna por desentrañar el misterio de la esfera que la hizo salir de Besaid. Es una trama mucho menor en cuanto a profundidad, calidad pero sobre todo duración que la del juego anterior. Sin embargo, no me parece que sea una mala trama, sólo que peca de caer en algunos clichés. También es cierto que el tono de este juego, hasta que no avanza bastante, no es la seriedad y oscuridad del anterior. Hay, de hecho, un aire bastante cómico durante muchos momentos y supongo que eso chocaría demasiado a algunas personas.


Un tema al que le dan bastantes vueltas y te hace reflexionar el juego es la importancia de los recuerdos ¿Los recuerdos se deben quedar en el pasado para poder avanzar o podemos apoyarnos en ellos para perseguir lo que realmente queremos? Hay muchos detalles que despiertan sentimientos, por ejemplo cuando al luchar Yuna usa las espadas de Tidus (💕), o la primera vez en el juego que visitamos cada lugar o ciertos sitios que tuvieron un significado especial. Es muy humano y muy emotivo, no lo podemos negar.

Duración

Si en otros juegos de la saga hay varias horas de diferencia entre el tiempo que se le dedica, dependiendo de si te quieres centrar en la trama o hacer también las misiones secundarias, en éste la variación es mucho más notable, diría que el que más. La trama pura del juego no da para 30 horas pero con la cantidad de misiones secundarias, mini-juegos y cosas en las que entretenerte, yo he llegado a casi las 200 horas.

Hay que tener en cuenta que el juego tiene varios finales y, si queremos ver "el mejor", tendremos que conseguir el complicadísimo porcentaje del 100% visto. Esto supone que muchas de las cosas opcionales no lo son tanto. Más aún, es un % muy voluble y si nos olvidamos de pasar por un sitio o una simple conversación, ya nos quedamos sin llegar a esa cifra. De hecho, yo me he quedado en mi partida en un mosqueante 99% así que me toca rejugar para buscar ese 1% que me falta, tanto por ver el final perfecto que se llama como por el trofeo correspondiente. Las 30 horas que he dicho antes sólo las echaríamos realmente en una Nueva Partida + en que ya nos queramos centrar en lo básico y en alguna cosita que sepamos que se nos pasó en la primera ronda.


Aparte de las misiones en sí, que ya había en el juego original, la versión remasterizada incluye un apartado que multiplica las horas si quieres explotar sus opciones al máximo (abajo me explayaré). Por resumir diré que es subir una media de 3-4 niveles a casi todos los monstruos y enemigos del juego que capturas. Ahí es nada. Imaginad todas las horas que suma eso. Y añadid un coliseo de torneos con premios muy jugosos. Supongo que esto lo digo para que entandáis por qué le he dedicado tantas horas. Es un juego muy entretenido con muchas opciones de pasar el rato así que por aquí cumple de sobras cada euro que invirtáis en él.

Jugabilidad

Novedades: Libertad de elección y saltos
Algo que se criticó mucho de su predecesor es el "efecto pasillo" que tenía. La historia era muy lineal y, de hecho, avanzábamos de Sur a Norte en el mapa siguiendo el peregrinaje de Yuna. Sólo hacia el final, que conseguimos el barco volador, tenemos la opción de elegir a dónde ir, pero es cuando ya hemos recorrido todo el mundo y al juego sólo le queda el desenlace. Aquí no, la libertad es prácticamente total salvo en ciertos momentos. Podemos elegir hacer un recorrido a pie más lineal o volver cada poco al nuevo barco volador para saltar de un punto a otro. Incluso, si queremos centrarnos en la historia principal, podemos limitarnos a ir a los puntos que tienen marcado el "Enlace activo" e ignorar el resto de lugares y misiones. Es cierto que hacer otro juego lineal no habría tenido sentido pero aún así la libertad tan grande que hay aquí es de agradecer. 

La otra gran novedad es que podemos saltar y escalar. La verdad es que se hace raro pero tampoco es nada muy relevante. Imagino que lo pensaron para justificar que ahora podamos visitar zonas nuevas, por ejemplo, trepando por el Monte Gagazet. En cambio, hemos perdido la posibilidad de bucear que teníamos en el juego anterior aunque fuese en lugares muy concretos.

Desarrollo
A diferencia del imponente tablero de esferas del juego anterior, en éste el desarrollo vuelve a los clásicos niveles de la mayoría de juegos de la saga. Derrotando enemigos ganas experiencia que te permite subir de nivel y así mejorar los parámetros. No hay mucho que decir, es un sistema que funciona, básico y que permite que, si se te atraganta un enemigo, con subir unos pocos niveles lo puedas vencer luego sin complicarte en buscar estrategias rebuscadas. Al menos, claro, para la mayoría de enemigos. Algunos jefes opcionales, por mucho que tengas el nivel máximo, requerirán de saber usar bien el sistema de juego.

Vestisferas, roles y losas 
Una de las mayores virtudes de este juego lo encontramos aquí. Al tener sólo tres personajes frente a los elencos más amplios de otros juegos de la saga, sólo tendríamos tres roles de especialización y eso limitaría mucho las opciones. La solución es que las tres chicas puedan cambiar de rol a través de las "vestisferas". Cada esfera representa un rol que se ve en el look que llevan y sus armas. Por ejemplo, empezamos con "Pistolera" para Yuna, "Ladrona" para Rikku y "Guerrera" para Paine (que son los looks que llevan durante la mayor parte de las escenas animadas). Luego se van sumando vestisferas como "Maga negra", "Maga blanca", "Berserker", "Alquimista"... y así hasta las 14 del juego original, dos nuevas que han añadido en la versión remasterizada ("Fiestera" y "Psicomante") y tres súper, uno por cada personaje, que serían las vestisferas más poderosas. 

Cada rol tiene su gama de parámetros y, por mucho que subamos de nivel, el balance no cambia. Así, como ejemplo, la "Ladrona" es muy rápida pero tiene poca defensa mágica. De ahí que sea clave cuándo usar cada vestisfera. Además, cada una tiene, por otro lado, su gama de habilidades y si quieres usar magia negra o te pones al personaje con el look de "Maga negra" o haces uso de algunos accesorios que tampoco permiten mucho margen de maniobra.

Quizás esto puede parecer muy restrictivo pero no hay que preocuparse, en la batalla puedes cambiar de looks tantas veces como se quiera. Esto es posible porque las vestisferas se colocan sobre losas que permiten insertar de dos a seis de éstas. 
Por ejemplo, podemos empezar con una "Ladrona" para poder robar algún objeto interesante que tenga el enemigo y cambiar luego a una opción de combate para darle lo suyo. Lo único a tener en cuenta importante es que se debe pensar el orden que es más probable que se pueda necesitar para no hacer cambios de looks innecesarios que hagan perder el tiempo. Por otro lado, según las losas, hay unos nodos intermedios entre vestisferas que aportan alguna ventaja que puede interesarnos como mejorar la defensa física, la protección de algún estado alterado, añadir un elemento a los ataques... Supongo que con la imagen que pongo a continuación quedará más claro.


Además, no es sólo que las losas sirvan para poner las vestisferas y listo sino que muchas de ellas permiten usar habilidades que, de otro modo, no tendríamos, como las magias "Fulgor" y "Sanctus" o la habilidad "Arrebatar" (que la "Ladrona" no la consigue) que permite birlar objetos a la par que se hace daño. Otra opción más, por ejemplo, con la losa "Protección solar" podemos usar la magia "Coraza" para defendernos sin tener que poner a una de las chicas como "Maga blanca". Digamos que las losas ayudan a complementar habilidades que se quedan un poco cortas en las vestisferas (me parece bastante cutre que la "Maga negra" no aprenda "Fulgor" ni "Artema" y sólo domine por sí misma las cuatro magias elementales) y nos ahorran cambios de looks si es para usar sólo una habilidad concreta.

Para mejorar en el dominio de las vestisferas, al igual que subimos de nivel en el desarrollo, los enemigos dan PH (puntos de habilidad) al derrotarlos. También podemos ganar puntos extras haciendo uso de las habilidades de cada vestisfera. Por ejemplo, el comando "Rezar" de la "Maga blanca" que no consume PM y cura un poquito a las tres chicas, da 1 PH cuando lo uses siempre que a alguna de las tres les falte un poco de vida. Así, conseguir todas las habilidades de esta vestisfera se hace en dos patadas.

Batallas
Con todo lo dicho, ya os imaginaréis lo dinámico y variado que puede ser la parte de pelear. No recuerdo cómo iba el sistema del Final Fantasy XII pero creo que éste es el último de la saga que mantuvo el sistema por turnos permitiendo manejar a todos los personajes en la batalla. Una gran despedida de las batallas por turnos que en parte lamento que no hayan reciclado en juegos posteriores. No será tan vistoso ni realista pero te permitía disfrutar de todas las acciones y de manejar a todos los personajes. Y, aún así, el sistema por turnos de este juego llega a ser bastante movido, pudiendo actuar las tres chicas a la par.

Misiones y minijuegos
Al margen de las batallas, el juego está plagado de mini-juegos y misiones en las que podemos entretenernos. Por ejemplo, vuelve una especie de "juego de cartas" como los que había en el Final Fantasy VIII y en el Final Fantasy IX, un shooter contra monstruos en Besaid, podemos hacer feliz a una chica capturando a un chocobo para que pueda montarlo en Miihen, escavar piezas en el desierto de Bikanel para ayudar a los mecanistas, buscar cactilios por toda Spira, montar junto a Clasko una granja de chocobos, varios mini-juegos en la Llanura de la Calma... Como decía, el entretenimiento está garantizado y echar horas y horas en lo que más nos divierta sin que nos demos cuenta es casi inevitable. Por no hablar de la cantidad de mazmorras que tiene el juego, la mayoría que sólo se pueden visitar al final. La más imponente y con los enemigos más fuertes del juego en Bevelle, con 100 niveles, ahí es nada, de dificultad creciente según se avanza y con todos los monstruos del juego, algunos que sólo salen ahí. Conseguir el trofeo que consiste en conocer todos los monstruos, la mayoría incluyendo su versión en "ultraescencia" (cuando matas muchos monstruos del mismo tipo, el siguiente con el que peleas se pone en ese estado, siendo bastante más fuerte y llegando a hacer peligrosas peleas que parecían fáciles un momento antes) es un auténtico reto.

Captura del shooter. Mi pesadilla particular fue llegar al nivel máximo, algo obligatorio si se quiere tener una escena extra necesaria para el 100%.

Como nota, también vuelve el Blitzbol del juego anterior pero no jugamos realmente como entonces y es un poco meh en esta versión, más cuando en el Final Fantasy X le había conseguido pillar el truco en mi anterior partida y ya no había ningún equipo que me ganase.

Entrenador de criaturas de Shinra
Este apartado no estaba en el juego original de la PS2 y es todo un mundo por sí mismo que se puede disfrutar en la edición remasterizada. Consiste en capturar (casi) todos los monstruos y enemigos del juego además de algunos personajes como Hermano o Colega o incluso los viejos camaradas del Final Fantasy X, incluidos Lulu, Kimahri, Tidus o Auron. A la mayoría de los monstruos los haces subir hasta cuatro niveles para que te cuenten una historia y las hay para todos los gustos: emotivas, ridículas, extrañas o incluso con cierta dosis de interés. Al tener su historia completa se les libera para ver su desenlace y, en ocasiones, te dan algún objeto interesante, habilitan un mini-juego bastante tonto (¡pero difícil!) o se unen como equipo al Coliseo. 

Este minijuego es realmente entretenido, te da para horas y tiene su gracia tener peleando para ti a chocobos, molboles, tomberis y toda clase de criaturas (algo muy parecido a lo que hicieron para completar el equipo de tres del Final Fantasy XIII-2) o también rivales humanos del juego como son Nooj, Gippal o Baralai. Lo único a tener en cuenta es que los monstruos los maneja la IA, no tú, y que además ocupan cierto tamaño (S, M y L) por lo que los grandes (L) pelean solos, los medianos (M) pelean con un pequeño (S) y estos últimos pueden formar un grupo de tres. Como es evidente, las chicas ocupan un espacio (S) cada una. 

Puede pareceros una tontería pero tener a ciertos monstruos luchando en tu lugar ayuda muchísimo. Por ejemplo, un Gran Molbol hacia el final, con un nivel alrededor de 75 que consigue las codiciadas Expansión de vitalidad y de daño, bien equipado, me salvó de varios monstruos complicados en el horrible laberinto subterráneo de Bevelle como el odioso Gran Tomberi que me chafó la partida hace unos cuatro años.

Además, no es sólo la captura y luchar con ellos, el Coliseo que he mencionado antes da paso a torneos con premios realmente interesantes, incluida la vestisfera "Psicomante" que sólo se puede conseguir ahí y que es necesaria para el trofeo correspondiente a conseguirlas todas. Por cierto, uno de los premios es también la vestisfera "Fiestera" por lo que si nos la saltamos al principio del juego aquí la podríamos conseguir de nuevo. Más difícil es conseguir una segunda (o primera, depende de qué se haga antes) vestisfera "Peluche", la más fuerte del juego.

Perspectiva feminista

Como ya habéis visto, el juego tiene a tres chicas como el equipo principal. No sólo son las que se encargan de las peleas sino que el papel de los chicos de Las Gaviotas es totalmente secundario. Supongo que en parte por eso fue muy denostado en su momento, calificándolo incluso de "juego para chicas" sin ningún valor. Si es que es hoy en día y cada vez que sale un juego donde se controla a una chica ya supone tener a los gamers misóginos haciendo bulla. En fin. Parece que no avanzamos.

La cuestión es que aunque hubiese paridad (o casi) en la mayoría de juegos de la saga, salvo por Terra del Final Fantasy VI (que tengo pendiente pero la conozco un poquitín gracias al Dissidia), el protagonismo ha sido siempre masculino, por no hablar que en personajes secundarios también priman los hombres en la saga, incluyendo los jefes finales a excepción de Artemisa en el Final Fantasy VIII. Por una vez, el protagonismo recae casi en exclusiva en las chicas y esto picó mucho.

Aún así, sí, se puede considerar que es un juego pensado en las fans de la saga y para eso cogieron dos de los elementos japoneses que más podemos encontrar en los mangas shojos. Por un lado, es evidente que las vestisferas son una reinvención de las magical girls cuando cambian su ropa normal por su traje de batalla (pensamos en Sailor Moon o Wedding Peach de las series más clásicas). El cambio de look entre vestisferas durante una batalla tiene de hecho secuencias que recuerdan a esas escenas. Por otro, Yuna se convierte en prácticamente una idol y, de hecho, el juego empieza con una escena de ella (aunque luego sabemos que no es realmente ella) dando un concierto con una canción de lo más pegadiza, Real Emotion, como toda una celebridad. Más adelante hay un segundo concierto y, por cierto, la canción es un temazo precioso, 1000 words, aún me pone los pelos de punta. Que el juego sea tan denostado por estos elementos me parece el mismo fenómeno de machirulos para los que sólo valen las series de magical girls si son seinens oscuros (si queréis saber de lo que hablo tenéis esto y esto). Es la misma reflexión que hago con este juego. 

En cuanto a Yuna, me parece que el juego hace un gran trabajo con ella. En el anterior, tenía una carga sobre sus hombros tan enorme que no la dejaba ser feliz y ella misma, no sólo por ser la hija de quien era sino por el deseo de hacer lo que logró su padre aunque le costase la vida a ella también. Aquí se libera, ya no pelea por toda Spira sino por ella misma. Viaja para buscar su propia felicidad y lo hace en compañía de dos buenas amigas que la apoyan y con las que se divierte. Eso no significa que su cambio de look y el ser más abierta la hagan ser otra completamente distinta, sigue siendo una chica muy dulce, amable y que no sabe decir que no a quien le pide ayuda como se lo harán notar Rikku y Paine en varias ocasiones. También es una chica fuerte pero con sus momentos de debilidad que la hacen muy humana. La adoraba antes y la adoro ahora, me parece de las mejores protagonistas de esta saga.

El juego, no obstante, te da dos opciones de final para ella y, con lo que tú hagas durante él y sobre todo en unos momentos muy concretos, podrás darle una felicidad u otra (el final en que toda Spira perece por el monstruo final no cuenta, obviamente XD). Yo siempre he procurado que su final fuese el más feliz posible, porque la chica se lo merece y porque soy una sensiblera de mil pares de narices.

Pero no todo me parece perfecto en este aspecto del juego. No todas las vestisferas pero sí varias llevan unos trajes entre sexualizados y ridículos. La "Ladrona", especialmente en el caso de Rikku, que va con un bikini y micro-mini-falda (pero eh! lleva una bufanda tan larga que arrastra por el suelo), la "Tahúr", que tenéis en la imagen adjunta, con un vestido de noche lleno de aberturas que debe ser lo más incómodo del mundo, botas con tacones para pelear... Supongo que en algún punto querrían demostrar que el juego no era sólo para chicas y así les dieron un punto de atracción a los chicos tirando de fanservice descarado. Esto mismo se da no sólo en las tres protagonistas. Mientras que todos los chicos con los que interactuamos van bien abrigaditos (Hermano es la excepción que confirma la regla, que va sin camiseta), no vayan a pasar frío, el vestuario de otras secundarias tiene aquí o allá algún punto de fanservice. Valga como ejemplo el trío de rivales que tenéis a continuación: Leblanc y sus secuaces, Ormi y Logos. Ella con un escote hasta las bragas y ellos que de carne sólo se les ve la cara y las manos. En fin.


Otro puntillo negativo en este apartado es un mini-juego que consiste en buscar novia para un tipo en la Llanura de la Calma. El padre de éste nos lo pide y mediante una selección de frases tenemos que buscar a mujeres por toda Spira que se puedan interesar. Por una mísera frase vamos a convencer a mujeres de que se interesen en un tipo que ni sale de su tienda. Claro que sí. Además, podrían haber innovado un poco y que existiese la opción de emparejarle con hombres también, al menos eso habría hecho la tarea un poco más diversa.

Conclusión

Por favor, qué reseña más larga me ha salido y aún podría divagar mucho más. Por concluir diré que es un juego muy disfrutable por sus elevadas dosis de entretenimiento de lo más puro y de misiones y tareas que parece que no se acaban nunca si tienes la intención de conseguir todos los trofeos (aparte de rejugarlo para conseguir el trofeo por el 100%, aún no me he puesto con los del juego externo al mismo, Last Mission porque ufff). Siempre que lo juego me lo paso realmente bien, tanto por lo divertido como por las partes más emotivas. Me parece un juego que fue muy denostado en su momento de una manera ridícula y muy machista. Sí, es cierto que a nivel de la historia central no es la gran epopeya del anterior y de otros de la saga pero no es el horror que muchos dijeron. Por ver la evolución de Spira y darle una segunda oportunidad de encontrar su felicidad a Yuna bien merece la pena. Y por pelear disfrazadas de moguri, tomberi o Caith Sith, también.

sábado, 20 de junio de 2020

Papa to mama hajimemashita, de Show Ichikawa

Hace un tiempo, buscando no recuerdo qué serie, llegué al grupo de scans en español Usagi no fansub y cotilleando sus trabajos, ésta era una de las series que tenían completa. Me fijé en el nombre de la autora y me sonaba mucho así que dándole vueltas a la cabeza me acordé que era la misma que Romance modelo, el tomo único que sacó Ivrea hace unos años. No han vuelto a apostar por la autora (y por el shojo en general tampoco mucho) así que no creo que nos llegue. Una vez leído puedo decir que no nos estamos perdiendo nada del otro mundo.

Argumento

Noko Mochida es la responsable delegada de la clase 2ºA y tiene de vecino de pupitre a Yuushi Kitajima, un chico bastante irresponsable que se suele dormir durante las clases. Ella es tan seria que no resulta atractiva a los chicos mientras que él tiene encandiladas a la mayoría de sus compañeras de clase. No podrían ser dos personas más diferentes.

Un día, al volver a casa, Noko va a saludar a su nuevo vecino después de que los Mishima se hayan mudado. Su sorpresa es que a quien se encuentra es a Yuushi. Pero no acaban ahí los hechos inesperados. De repente, ambos escuchan unos balbuceos. En la puerta, en un capazo, hay un bebé y la nota que su madre ha dejado es: "Para Yuushi. El nombre de este bebé es Soushi y es tu hijo. Por favor, cuida de él durante un tiempo". El chico niega ser el padre del pequeño y ante la incapacidad de éste para cuidarlo y que se niega a ir a la policía, Noko decide ayudarlo hasta que se aclare la situación del bebé.

Reseña

Una serie muy mona pero que carece de sentido en todos y cada uno de sus elementos. Y ahí podría dejar la reseña pero vamos a explicar un poco más, que para algo me pagan. Bueno, no.

Lo que me llamó la atención es que, curiosamente, el argumento recuerda mucho a la segunda historia corta del tomo mencionado, Amor en casa. La diferencia entre ambas es que, en ella, los protagonistas eran amigos de la infancia que se habían distanciado y aquí son sólo compañeros de clases. Por lo demás es un reciclaje de casi los mismos elementos pero estirado en formato de serie y quizás con un poco más de sentido... pero sólo un poco. Partiendo de que en esa historia corta el bebé era su hijo que llegaba del futuro (aunque luego, claro, no fuese así), difícil era que esta historia no fuera un pelín más realista.

Siendo sincera, esta serie no hay por dónde cogerla. Noko no conoce a Yuushi así que no entiendo que le crea cuando dice que él no es el padre cuando en la nota pone su nombre. Luego, tampoco entiendo esa negativa a llamar a la policía si te abandonan un bebé en la puerta. Podría justificarse fácilmente con eso mismo de que la nota pone su nombre y, aunque no sea él el verdadero padre, argumentar que la policía no le creería y se podría meter en líos. Sin embargo, el único motivo que se da para no recurrir a ellos es que confía en que la madre volverá porque le dejó parches térmicos al bebé para mantenerlo caliente. Pero el remate ya es la explicación al equívoco del nombre de "Yuushi" en la nota, una carambola con menos probabilidades de suceder que el que te toque el primer premio de la lotería. Encima, claro, para que esto funcione los padres de ambos ni están ni se les esperan. Los de Yuushi tienen la excusa de que están de viaje durante dos semanas (¿acabados de mudar se van de viaje dejando a su hijo adolescente y perezoso solo a cargo de su nueva casa? ya, claro...) pero los de Noko sí que deben estar en casa y en ningún momento comenta algo en plan "He aprovechado que mis padres han salido a comprar para venir a ayudarte con Soushi". No hace falta mucho para darle un poquito de realismo a tu historia si se intenta.

Otro elemento a destacar es que la serie estaba claramente pensada para ser un tomo único (las reseñas antiguas en Baka así lo confirman) pero se ve que tuvo cierto éxito y la animaron a continuar en un segundo tomo. La trama del primero, en los tres capítulos que dura, cierra el misterio de la madre y el padre de Soushi. Los siguientes tres capítulos son un añadido muy insulso que no aportan nada. Sin embargo, podría no haber sido así porque la aparición de la madre y su rol como madre soltera habría podido dar pie a algunas reflexiones interesante teniendo en cuenta lo difícil que sigue siendo hoy en día... y más que lo debe ser en Japón. Supongo que eso ya habría sido un tema más serio propio del josei y no de un shojo tan sencillo como éste por lo que ni se plantea que se profundice en ello.

Pero, como decía, la serie es mona. Se nota que la autora era madre por entonces de un niño pequeño y se percibe esa ternura con el bebé, sus travesuras habituales y el cariño de los protagonistas. Ambos son muy dulces y hacen una bonita pareja pero no se pueda decir que tengan una química especial ni que su relación destaque de algún modo.

Un detalle muy tonto que me mosquea es que se diga que porque Noko es una gran delegada de la clase, seria y responsable, a pesar de que sea guapísima, ya no es "atractiva". Si fuera un chico, podría ser el clásico príncipe perfecto de tantas series. No es hasta que ella se muestra vulnerable en clases que cambia la opinión sobre ella. El machismo que sigue habiendo es desesperante y no digo que sea en Japón porque en nuestro avanzado Occidente, una mujer buena en su trabajo y seria tampoco recibe demasiados piropos que se diga.

En definitiva, una lectura muy sencilla, breve y mona de dos adolescentes jugando a ser papá y mamá sin que en ningún momento el bebé les dé grandes problemas y con una resolución muy rápida tanto de la trama como del romance entre ellos. No tiene nada de original, no tiene mucho sentido el planteamiento pero entretiene el rato que nos dura. Para rellenar un rato de aburrimiento con mucha dulzura sin darle demasiado trabajo a las neuronas.

lunes, 15 de junio de 2020

[Meme] Manga tag: 12 preguntas

Hacía tiempo que no me cruzaba con un meme o manga tag, como lo queráis llamar, de preguntas interesantes. Esta vez (en realidad, como la última) ha sido vía vídeo de Yer y viendo las preguntas, me entró ganas de responder y hacer un poco de buceo en mis recuerdos, algo que el blog me facilita enormemente con mi terrible memoria. 

1. ¿Cuántos tomos forman tu colección?

Tengo un archivo excel con mi lista de mangas y el sumatorio de tomos me lo iba actualizando según iba añadiendo pero hace años que no lo toco, desde el 2014 según los datos del fichero, así que está totalmente desactualizado. Al menos con mi mangateka el recuento ha sido rápido:

- Tomos de series abiertas: 233
- Tomos de series canceladas/paradas: 125
- Tomos de series completas: 1.433
- Tomos únicos: 144
TOTAL: 1.935

Si no he metido la pata en alguna suma, ésa es la cifra a día de hoy. Lo mismo me pongo y actualizo el excel para estar segura.

2. ¿Primer manga de tu colección?

Éste lo tengo muy claro y es Marmalade Boy en formato grapas o cómic-book. Fue en la época en que se emitía la serie en La 2 y aluciné en colores y di saltos cuando en la librería a la que iba desde que era una enana los vi. Tiempo después me dijeron que había un VHS "parecido" a los cómics que compraba y que era ni más ni menos que la película de la serie. Sigo alucinando con que las distribuidoras aún ignoren esta serie, les habría vendido más que bien tanto entonces como en reediciones más actuales.

Me costó completar la colección con sus 23 números pero lo peor vino luego, después de dejársela a un amigo que me perdió tres números, dos que pude recuperar sin mucha dificultad y el #11 y que conseguí encontrar años después vía mercadillo en 2013.

3. ¿El manga más nuevo de tu colección?

Mis últimas compras de manga fueron las del 25º Manga Barcelona y ahí, lo último que pillé el domingo fue el tomo único Shinshoku Syndrome de oferta. 

4. ¿La mejor edición de tu colección?

Aunque la pobre está un poco tocada (sin llegar al estado de la pregunta 6), diría que es la edición de Clover de Mangaline. Ese precioso papel cebolla de sobrecubierta, esas ilustraciones a color a doble hoja en papel duro, casi cartulina y cada tomo por 6€. Me parece una maravilla, tan delicada como la obra en sí.

5. ¿La peor edición de tu colección?

Voy a ser buena con las ediciones españolas y voy a decir Power!! Girl Got Game, que la tengo en inglés. El diseño de portadas es horroroso, la calidad del papel es mala, no tiene sobrecubiertas y encima el precio, comparando con lo que tenemos aquí, es alto para esa calidad. Al menos la conseguí de oferta y, si la he elegido por encima de otras ediciones inglesas que tengo es realmente por las portadas.

6. ¿El manga más dañado de tu colección?

Sin duda, el peor tomo que tengo es el #6 de Novio fetiche. Lo adquirí de segunda mano y tenía previsto recomprarlo en algún momento pero no lo he llegado a hacer y hasta que no ha salido esta pregunta ni me había acordado. No sé qué le pasó al pobre tomo para acabar así.

7. ¿Último manga que regalaste?

Por más que me estrujo la mente no recuerdo haber regalado manga a nadie de mi entorno, sé que es una afición que no comparto con nadie, al menos desde que rompí amistades con la gente del instituto que coincidíamos en esos gustos, así que mejor ir a lo seguro. Al menos no dejo este punto en blanco porque creo que puedo contar el último amigo shojero invisible de PSS en que participé. En aquella ocasión, sabiendo que a quien me había tocado le faltaban los dos últimos tomos de 3x1 y que los tenía una tienda local, fui por ellos dado que estaban a un paso de descatalogarse con la mala situación de Medea.

8. ¿Manga más barato?

Si me conocéis un poco, sabréis que he tenido, sobre todo antes, una suerte tremenda a la hora de encontrar gangas y ofertas alucinantes, no tendría la mangateka que tengo si no fuese así. De entre todas las que tengo recopiladas en el blog me he acordado del tomo #15 de xxxHolic, de las CLAMP, que por un error puntual en la web estaba a 0€ ¡Más barato que eso es imposible! 


Se vino en una compra conjunta en 2010 que incluía también la serie completa Gemelas milagrosas, de Nami Akimoto, por 18€, es decir, a 2€ cada tomo, lo que desde luego tampoco está nada mal.

Por supuesto, si esta pregunta se refiere (que no está claro) al manga más barato por su precio oficial, evidentemente lo más barato que tengo son los ya mencionados comic-books de Marmalade Boy seguido del formato Biblioteca Manga, también de Planeta, en que sacaron Kamikaze Kaito Jeanne y Time Stranger Kyoko.

9. ¿Manga más caro?

Lo más caro que he comprado es el tomo único Catarsis, de Moto Hagio, que vale 16€ y, la verdad, se puede entender con lo tocho que es.

10. ¿Manga leído online pero que no has comprado?

Aquí podríamos diferenciar tres casos. El primero que lees la obra completa y ya con eso tienes suficiente y no la quieres en la estantería. Se me ocurren en este punto Sexy guardian, de Mayu Shinjo o Princesa Hanaka, de Kayono. Qué malas eran ambas, por diosa. La primera porque se nota que aún estaba muy verde y la segunda por final absurdo y dibujo tan estilizado que da cosita. También, y aquí la opinión puede ser más polémica, El monstruo de al lado, de Robico, editada por Norma. Me vi el anime y qué decepción, para un shojo que animaban... busqué scans del manga para ver si lo que quedaba era mejor y meh, no, así que pasando.

El segundo caso sería el de empezar a leer una serie para ver qué tal y como no te convence, la dejas a medias y, claro, tampoco la compras. Aquí diría las obras de Kaho Miyasaka, que ni en sus tramas ni en su dibujo me dice nada. Quizás me habría animado con Aprender a querer, pero como Panini la canceló, pues nada, una autora que no ha tocado mis estanterías.

En el tercer caso pienso en algo que he leído online y que tengo la intención de comprar pero aún no ha caído. En esta categoría pondría Capuccino, de Wataru Yoshizumi, que creo que es lo único pendiente que me queda de esta autora y de lo último que me llegó a gustar con la horrible deriva que ha tenido.

Ups, se supone que era manga... en singular... XD

11. ¿Tu recomendación imprescindible?

Aunque sea una p*tada, aquí digo Kanata Kara / From far away, una obra preciosa, llena de momentazos y que da igual las relecturas que le dé, siempre me pone los pelos de punta y me emociona hasta asomar la lagrimita. Sin embargo, sólo está en inglés y creo que es casi imposible encontrar los tomos. No sé cómo andará la cosa por scans, lo siento. 

Si queréis una recomendación más accesible, Strobe Edge es un manga muy sencillo pero adorable y de lo mejor que podéis encontrar en shojos de instituto puros.

12. ¿Tu manga más preciado?

Supongo que la joya de mi corona es el tomo único Promesa, el segundo shojo que se publicó en España y el primero en ser nombrado como tal. Es toda una rareza aunque no es imposible de encontrar y os lo recomiendo si os cruzáis con él.

Esto me ha recordado que le regalé a Miya este tomo, que lo encontré en una de las tiendas locales de manga por 1€, sí, un mísero euro. Podría haber usado esto para la pregunta 7 pero como en realidad fue justo el verano antes y ya tenía escrita esa respuesta lo dejaremos tal cual XD