miércoles, 20 de octubre de 2021

Akuma no Hanayome. Ran no Kumikyoku

Octubre es el mes por excelencia de Halloween y, aunque a mí no me van (casi) nada las historias de terror, dado que en PSS es un género que se reivindica bastante para quitar el prejuicio de que el shôjo no puede tocarlo, pues una va ampliando conocimientos al colaborar en lo que puede. Precisamente, para hacer el hilo de animes del género, que tampoco hay muchos, aproveché y me vi algunas cosas, incluido este OVA que reseño hoy. Ya que estoy, en futuras entradas comentaré otras cosas que he visto o revisionado. Y si puedo, a la larga, a ver si veo el resto de obras, que algunas me han parecido muy interesantes.

En 1988 se realizó un único OVA de Akuma no Hanayome (también conocida como Bride of Deimos). La guionista del manga original es Etsuko Ikeda y la dibujante, Yuuho AshibeSe publicó en la Princess de Akita Shoten y consta de 17 tomos que salieron entre 1974 y 1990. También cuenta con una secuela, Saishuushou, que empezó a publicarse en 2007 en la Mystery Bonita, alcanzó los 6 tomos y quedó en hiatus en 2014. El título del OVA es Ran no Kumikyoku que vendría a significar "Suite de la orquídea". Dura unos 30 minutos y es del Estudio Madhouse

Argumento

Minako Ifu ha atraído la atención del demonio Deimos pues parece ser la reencarnación de la amante y hermana de éste, Venus, la diosa del amor. Cuando Zeus les pilló besándose, ella fue enviada al inframundo, tuerta y atrapada entre espinas, y él quedó convertido en demonio. Para rescatarla del castigo que recibió como resultado de su relación incestuosa, Deimos tiene que llevar a Minako al inframundo para que Venus pueda poseer su cuerpo.

El OVA no cuenta el inicio de la serie, sino que adapta un capítulo posterior. Minako ya conoce a Deimos y la trama gira alrededor de la desaparición de un amigo suyo, Hisamatsu, especialista en orquídeas. Tras ganar un premio menor en un concurso, éste le dijo que iría a ver a una famosa pero misteriosa cultivadora de estas flores que siempre gana todos los primeros premios por sus increíblemente hermosas orquídeas azules. Desde ese día, nadie más volvió a saber del chico.

Reseña

Para empezar, hay que ponerse en situación. Estamos ante una animación de 1988 de un manga que empezó a mediados de los '70. La estética, obviamente, está desfasada por completo pero hay ciertos detalles de una enorme belleza oscura que hacen que aún sea un disfrute visual y tenga su impacto generando algún que otro escalofrío. El punto débil, no obstante, es la animación como tal, que es donde más se nota su antigüedad.

Hay algo que quisiera destacar del punto de partida de la historia y es que no deja de hacerme gracia que Zeus se pusiera hecho un basilisco por pillar a una pareja incestuosa cuando la mitología dice que él se transformaba en cualquier cosa, incluso animales, para acostarse con quien fuera. Pero bueno, tampoco sería de extrañar, él sí puede hacer lo que le venga en gana pero los demás no.

A pesar de los elementos basados en la mitología griega y el aire romántico que en principio parece desprender el argumento, lo cierto es que sólo con ver los primeros minutos del OVA ya nos damos cuenta que los tiros van por otro lado. El cautiverio de Venus, su desfiguración y la oscuridad de Deimos resultan perturbadores e inquietantes. 


Entiendo por un lado la decisión de dedicar el OVA a un capítulo intermedio de la serie en lugar de al arranque de la misma. Con el OVA una se puede hacer una idea general de cómo es la obra más allá de la trama de fondo entre Deimos, Venus y Minako. Si el manga se centrara sólo en ellos dudo que hubiese llegado a los 17 tomos que tiene. Es una historia corta independiente que refleja el tono oscuro y terrorífico que debe tener la serie en su conjunto. Quizás a ojos actuales, sobre todo de quienes ven a menudo el género, la trama sea muy light y predecible, pero aun así me ha gustado. No sólo tiene su punto de terror sino también de drama familiar, personajes perturbados y amores truncados. Además, está al nivel de lo que tolero en cuanto al punto macabro pero no gore ni excesivamente espeluznante.


Sin embargo, por otro lado, ya que sólo hicieron este OVA, me da un poco de pena no conocer más de la trama de fondo de la serie. No puedo negarlo, ver esta animación me ha despertado muchas ganas de conocer la serie original al completo, lástima que es un manga tirando a imposible de ver por aquí. El personaje de Minako queda muy plano, sólo sirve de motor de la historia, y Deimos realmente apenas aparece, así que no podemos hacernos una idea de cuál es su dinámica en el manga.

En definitiva, una historia secundaria truculenta y oscura que sirve como una buena carta de presentación del manga. Visualmente tiene sus detalles en la estética tan tétrica y, a la vez, tan artística, pero la animación es poco fluida, lo que es la única pega real que le puedo poner.

viernes, 15 de octubre de 2021

Liberación, de Ally Condie

Y con esta reseña pongo fin a la trilogía que empecé hace 10 años. Para no repetirme, en la reseña del segundo, Caminos cruzados, cuento por qué tanto tiempo ha pasado desde que leí el primero, Juntos. No he querido demorarlo más y aquí vengo con su cierre. 

Voy a ser un poco mala pero también sincera: me emociona y alegra más poder tachar la trilogía de la lista de las que tengo a medias que lo que me ha producido la lectura del libro en sí. Pero no nos adelantemos al contenido de la reseña. 

Como es inevitable, hay destripes de los anteriores, aviso hecho.

Argumento

Tras reencontrarse en la Talla, Cassia y Ky se unieron al Alzamiento contra la Sociedad. Sin embargo, el tiempo que la pareja estuvo junta fue breve porque quienes mandaban decidieron que ella era más útil reinsertándola como ciudadana de pleno derecho en la capital, Central, entrando a trabajar de clasificadora, mientras que él tenía aptitudes para ser un buen piloto de aeronaves junto a la amiga que hicieron allí, Indie. 

Por su parte, Xander llevaba años formando parte de la resistencia y, ahora como funcionario médico, está en el lugar idóneo para cuando todo comience, que va a ser en breve. El Alzamiento, con su Piloto al frente, lleva años preparando su victoria y, para lograrlo, usará lo que la Sociedad había empleado para diezmar a sus enemigos: una Plaga mortal para la que han preparado vacunas y curas para detenerla. Pero rara vez las cosas salen como estaban planeadas...

Reseña

Para empezar, una apreciación totalmente superficial: no entiendo el cambio de fondo de las portadas en la edición española de Montena. De las dos primeras en un tono gris clarito al negro del tercero, lo que rompe por completo la línea seguida. Si bien es cierto que reeditaron las anteriores con el mismo fondo negro, quienes ya teníamos las primeras ediciones nos fastidiamos. Además, este fondo hace que destaquen mucho menos las imágenes con el simbolismo que tiene la chica vestida primero de verde, luego de azul y por último de rojo, al igual que las tres pastillas que da la Sociedad y que tan relevantes son en la trama.

Entrando en materia, por dar una impresión rápida de lo que me ha parecido este cierre de la historia, digamos que queda muy lejos del primero pero no llega a ser el horror del segundo. Igualmente, este libro adolece de lo que me generó el anterior: desinterés absoluto por los protagonistas. Xander es el único que se salvaba y que, en este libro, se haya incorporado su voz como narrador, quizás es lo que ha ayudado a medio salvarlo.

Una virtud hay que reconocerle a este libro y es que nos da respuestas a muchos interrogantes y temas que estaban abiertos desde el primero. Por ejemplo, al fin sabemos quién metió a Ky en los emparejamientos, a pesar de ser un "aberrante", de modo que le apareció a Cassia en la ficha junto a Xander y todo dio inicio. Al menos se agradece que quede bien cerrado sin mayores hilos sueltos. Otra virtud es que la poesía y el estilo lírico están más controlados y limitados a cuando toca, no hay el despliegue injustificado del anterior en los momentos menos oportunos.

Otro punto a destacar, que no tiene que ver con el libro en sí, es el momento en que lo he leído. Aunque parece que lo peor de la pandemia del Covid ha pasado, leer este libro ahora me ha hecho ponerme mejor en situación con el tema de la plaga, perdón, la Plaga. Las mascarillas, el miedo al contacto con otras personas, las mutaciones... Ahora que he visto cómo es una pandemia real, no ha sido difícil meterse en la lectura. No obstante, me temo que la autora quiso complejizar mucho su Plaga y hay cosas que no me han quedado claras, si bien esto puede haber sido cosa mía.

Pero hasta aquí llega lo pasable del libro porque llegamos a su gran problema y es que es ABURRIDO, si, igual que el anterior, en letras mayúsculas. No es tan terrible como aquél, pero está lejos de lo que se esperaba para una trilogía que hablaba de una Sociedad controladora y un Alzamiento que se estaba fraguando. ¡¡¡Por favor, que se supone que el libro pertenece al género de las distopías y casi hay más acción y tensión en libros de Jane Austen!!! Ya no es sólo la publicidad engañosa que lo comparaba con la trilogía de Los Juegos del Hambre, es que de manera paulatina en los libros se iba consolidando una rebelión con todas la letras... y no. Que al final se explica cómo es que esto se desarrolla así, con esa falta absoluta de acción y luchas, pretendiendo suponer un gran impacto, pero... meh. Me siento un tanto estafada.

Además, aunque he dicho que cerraba las preguntas planteadas durante los libros, hay muchas cosas que siguen quedando en el aire: no se sabe nada de la composición territorial de la Sociedad, incluso aquí surgen unas llamadas "Tierras Ignotas" que están más allá de lo conocido y de las que nadie ha vuelto ¿En serio? ¿Y lo del "Calentamiento" que se supone que causó el origen de este mundo? Nada se explica. Y en cuanto a cómo quedará el mundo tras el final del libro, la autora lo deja abierto por completo a la imaginación de cada cual.

Otro problema es que a estas alturas no soporto a los protagonistas. Me parecen sosos y desdibujados, especiales sólo porque son quienes narran, pero con un papel absurdo porque terceros les dan demasiada importancia. De nuevo, sólo Xander parece estar mejor justificado pero ni así. Y en cuanto a sus relaciones, lleva siendo todo tan ñoño y tan previsible desde el primero que dejan de despertarte ningún sentimiento. Ya sabíamos que esto de triángulo amoroso tenía poco dado que Cassia siempre ha elegido a Ky pero si la autora forzaba que él siguiera siendo relevante por algo debía ser ¿no? Pues no. La resolución es terrible dándole a Xander una vergüenza de final.

Un detalle que me hizo hacerle la cruz a Cassia definitivamente es cuando, mediante unos intercambios secretos se deshace de unas valiosísimas hojas de poemas por... un vestido rojo. Sí. Está en una posición peligrosa y delicada infiltrada en la Sociedad trabajando para el Alzamiento y, de todo lo que podía hacer con su valioso cargamento de poemas, adquiere un vestido para un encuentro con Ky. Por mucho que tuviera aún un buen número más de hojas, es insultante. Lo siento, pero ya llevaba el libro anterior pareciéndome idiota perdida y con esto que se da al principio de este libro ya desistí por completo de buscarle un mínimo de sentido común. Y que la llamen "la poeta" cuando durante los tres libros crea un (1) poema corto y cutre... de risa.

En cuanto a Indie, la última pieza del cuarteto amoroso que nunca es tal, lo que hace la autora con ella durante todo el libro, pero sobre todo al final, es incongruente y decepcionante.

Me apena mucho cómo ha acabado esta trilogía con lo que me gustó el primero. Abría un abanico de posibilidades, de desarrollos interesantes, que no se corresponde con lo que la autora ha acabado ofreciendo. Como ya dije, al menos queda bastante cerrado y tiene algunos momentos por los que la lectura ha valido la pena pero, en general, no ha aportado nada que se quede en el recuerdo, ni en situaciones ni mucho menos en personajes. Una enorme decepción.

domingo, 10 de octubre de 2021

Jyu Oh Sei

Mi aporte más reciente a PSS fue un #RecomiendaPSS del mismo anime que hoy reseño. En ese hilo me limité a poco más que presentar la serie pero no quise profundizar mucho más porque estamos ante una historia que, capítulo a capítulo, te va dando sorpresas. Aquí tampoco es que vaya a destripar mucho, pero quería entrar a analizar un poco más a fondo algunos aspectos que en el hilo no daba a lugar.

Dicho esto, antes de entrar en materia, mencionar que esta serie de 11 capítulos del estudio BONES se basa en el manga homónimo de Natsumi Itsuki, una autora inédita por aquí. Lleva publicando desde los años 80 y, aparte de por esta obra, quizás os pueda sonar por Hanasakeru Seishounen, obra de 12 tomos empezada en 1987 que fue animada en 2009. El manga de Jyu Oh Sei, cuyo título se puede traducir como ‘El Planeta del Rey de las Bestias’, consta de cinco tomos en su edición original. Se publicó entre 1993 y 2003 entre la LaLa y la Melody de Hakusensha.

Argumento


Dos hermanos gemelos, Thor y Rai, corren por mitad de una selva mientras son perseguidos por hombres con intenciones asesinas. Rai, claramente el más torpe de los dos, no tarda en tropezar, pero Thor promete que le protegerá en lugar de sus padres. ¿Pero cómo han llegado ahí? 

Año 2436. Thor y Rai vivían en la colonia espacial Juno cercana al planeta Rhea, uno de los 10 que forman el sistema solar alrededor de la estrella Balkan. Los 10 han sido terraformados para la vida humana mientras que la Tierra, el origen de la especie, queda a 50 años luz. A pesar de los avances, la esperanza de vida humana ha bajado de los 90 años a los que se llegaba en la Tierra a unos 50. Por eso la Tierra tiene un gran atractivo para muchos pero sólo aquellos de alto rango nombrados por Odín, el Primer Ministro de Juno, pueden ir. 

Las vidas de Thor y Rai cambiaron de golpe al volver a su casa, encontrarla a oscuras... y a sus padres muertos. Asesinados sin lugar a dudas. Al momento del terrible hallazgo, las Fuerzas Especiales les durmieron, les metieron en una nave y fueron enviados a un planeta desconocido cubierto de plantas inmensas. Lo único que les metieron en los bolsillos fue un saquito de fuerte olor y un cuchillo energético.

Cuando sus perseguidores logran rodearlos, Zagi, su líder, detiene su ataque y, por algún motivo, decide hacerles de guía. Les explica que están en Quimera, un planeta que es una prisión donde las inmensas plantas carnívoras están en lo alto de la cadena alimenticia. Allí los humanos se organizan en cuatro anillos juntándose con los de su propia raza, aunque el grupo de Zagi dice no formar parte de ninguno. Por su parte, las mujeres, siendo una minoría vital para la supervivencia de la especie, viven separadas de los hombres. Sólo hay una forma de salir de semejante lugar: convirtiéndose en Jyu Oh, el “Rey de las Bestias”, ganando a los líderes de los anillos y siendo aceptado en la “Pagoda de la Daga”. Esto, claro, sólo los más fuertes lo logran. 

¿Sobrevivirán los dos niños en un lugar tan peligroso donde humanos y plantas son una amenaza constante? ¿Descubrirán quién y por qué asesinó a sus padres? ¿Y por qué los enviaron a un lugar así? Si querían matarlos, un tiro habría sido más sencillo ¿no?

Reseña

Recuerdo vagamente que descubrí esta serie cuando se anunció, allá por 2007, que Jonu Media la había licenciado (aquí la información, que no me lo invento). No sé qué pasó pero no llegó a ver la luz aquí aunque sí salió en Reino Unido, Alemania y Francia. El caso es que se trataba de un shôjo de ciencia-ficción y no pudo interesarme más. Ya sabéis que en PSS reivindicamos de manera muy cansina y vehemente que el shôjo no es sinónimo de romance, que es una demografía en la que caben todos los géneros, incluido éste, pero es algo que o bien se ignora o bien se desprecia. El caso es que vi la serie después del anuncio para comprobar si me interesaría adquirirla y sí, quedé encantadísima. Una lástima que no prosperara la licencia porque la tendría ahora en mi estantería, seguro.

La serie no para de meterte puñaladas. Es de esas obras duras e intensas en que no te puedes encariñar con nadie o acabarás sufriendo mucho. Tiene drama, tiene intriga y tiene luchas contra los elementos, las plantas y entre los humanos. ¿Romance? Mínimo, aunque algo hay, es lo menos relevante en la serie (y lo peor desarrollado, la verdad sea dicha). Son 11 capítulos de tensión y enormes dudas de hacia dónde se dirige la historia y qué ocurrirá con los protagonistas.


Sin embargo, esos 11 capítulos son su mayor problema porque el anime adapta por completo los cinco tomos del manga y me temo que eso es poco dado lo en el aire que quedan algunas cuestiones y la falta de desarrollo en ciertas relaciones y de profundización en los personajes. Estoy segura de que sumando al menos uno o dos capítulos habría sido un anime redondo. Ahora me gustaría leer el manga para ver qué se dejaron y cómo desarrolló la autora ciertas partes pues a lo mejor el problema viene del material original.

De entre los temas que quería comentar que no podía en el hilo, algo que me ha llamado mucho la atención en el revisionado (no sé si en su momento también) es la separación de mujeres y hombres en Quimera. A la que nos paremos a pensar en series futuristas en que la natalidad es un problema, las mujeres fértiles pasan a estar bajo el dominio de los hombres. Por ejemplo, El Cuento de la Criada me viene a la mente. Aquí no. Las mujeres son fuertes, son guerreras que forman su propio anillo, el del Sol, y son ellas las que eligen al hombre con quien quieren tener descendencia cuando llega su periodo fértil que, por lo que entendí, es una vez al año, no al mes como nos pasa a las humanas en la Tierra.

Otra cosa que llama la atención es que, con lo interesante que era la creación de este mundo, no se aprovechara para contar más historias a modo de spin-offs, precuelas o secuelas. No me refiero sólo a Quimera sino a Juno, a la emigración humana que dejó la Tierra, la adaptación en el nuevo sistema solar de Balkan, la organización en "anillos"... Había tanto que explorar que es una pena lo poquito que nos muestran. Para lo corta que es la serie, el potencial es enorme.

De la animación, para ser una serie de 2006 que ya tiene sus años, se puede decir que ha envejecido bastante bien. Tiene unos escenarios fantásticos y un buen y variado diseño de personajes. La única pega que le puedo poner es que los personajes más jóvenes de la serie (Thor, Rai y Tiz), por su diseño, deberían tener más bien unos 14 años frente a los 12 que tienen realmente. Y con sus versiones mayores, tras el salto temporal que se da, pasa lo mismo pues, aunque tengan 15, parece que ronden los 18-19.


De entre todos los personajes me gustaría destacar a Third, el más interesante y misterioso de todos. Lástima que su doblaje, del que se encarga el actor de doramas Shun Oguri, deje tanto que desear y le haga perder bastante de su carisma.

No voy a negar que la nostalgia y el recuerdo de lo que me emocionó la serie en su momento siguen vigentes. Con el revisionado, que no recordaba casi nada de lo que pasaba, he vuelto a quedar impactada de los hechos que se dan y me he vuelto a emocionar pero, aparte de eso, ahora soy más consciente del terrible ritmo que le dieron para poder cuadrar la trama en sólo 11 capítulos. Me sigue pareciendo un anime más que entretenido, con momentos muy buenos, ideas interesantes y un potencial enorme no aprovechado, pero no puedo obviar que el desarrollo no está a la altura, sobre todo por su precipitada recta final. 

martes, 5 de octubre de 2021

Hakushaku to yôsei #13. Si deseas al Caballero Carmesí, de Mizue Tani

Actualmente, de los 33 libros que forman la serie incluyendo los de relatos y el fanbook, las fan-traducciones al inglés van por el #26, habiendo empezado ya el siguiente, con lo cual, a lo tonto, me he puesto por la mitad de lo que hay disponible en casi nada de tiempo. Por lo tanto, me parece un buen momento para pausar la lectura de la serie, dejarla reposar un tiempo y retomarla más adelante. Así, ésta es la última reseña hasta entonces. Espero no haberos abrumado y aburrido demasiado con ella. Supongo que, en realidad, casi nadie habrá leído las entradas. Oh, bueno, es lo que hay ^^U

Como siempre, a partir de aquí, spoilers de las novelas anteriores. Y quien llegue a esta entrada sin saber de qué va la serie puede ir a la reseña de la primera novela.

Argumento

Lydia, tras volver de compras con Lota algo apenada por no haber encontrado un regalo adecuado para Edgar en conmemoración de su compromiso, se encuentra que su padre está atendiendo a unas visitas que no conoce. Lo que le sorprende es escuchar cómo éste les pide que se marchen de forma muy poco cortés, algo insólito en el carácter amable de Frederick. 

Del salón salen dos hombres hablando de que quieren conocer a su hija. Ambos, Fergus y Patrick, provienen del pueblo de Aurora, la madre de Lydia. El primero es el hijo del actual líder del clan McKeel mientras que el segundo es un "Doctor de hadas". Fergus, en cuanto la ve, le dice a la joven que se case con él. Edgar aparece para realizar una visita en el momento oportuno y las cosas se ponen muy feas. Entonces, para calmar las aguas, Patrick explica por encima lo que ocurre y es que el equilibrio entre el mundo de las hadas y el humano está por romperse, lo que en esos momentos está afectando bastante a sus tierras en Escocia, pero que podría acabar generando una crisis que afectase a todo el Reino Unido.

El peligro vuelve a cernirse sobre la pareja y, esta vez, para salir adelante, Edgar tendrá que hacer uso de los conocimientos heredados de Prince al morir éste, lo que supone un primer paso en el delicado camino que lo podría acabar convirtiendo en aquél.

Reseña

Y después de un libro de transición como fue el #11, la trama vuelve a ponerse seria. Eso sí, dada la importancia que cobra aquí el origen de Aurora, leer el relato corto del anterior libro en que se narra cómo y por qué se fugó con Frederick ahora se vuelve imprescindible para entender por dónde va lo que sucede aquí. De hecho, había pensado poner un comentario en la reseña del mismo diciendo que lo mismo antes o después lo sucedido ahí acabaría cobrando importancia. Pues ha sido mucho antes de lo que imaginaba.

En este libro, por un lado tenemos todo lo que se deriva del pasado de la madre de Lydia en su pueblo natal. Aquí se da lo que imagino que será un primer choque contra los seres oscuros y las leyendas de esa zona de Escocia, pero supongo que veremos más de esta trama en futuros libros, sobre todo cuando toque ver qué pasa con esa historia del "profeta dormido". Y en cuanto a Fergus y Patrick, que han tenido su papel, seguramente se les volverá a ver.

Por otro lado, después de haber ignorado el asunto en el anterior libro de la serie, aquí se empiezan a tratar las consecuencias y el oscuro futuro que Edgar tiene por delante tras lo sucedido con la muerte de Prince. De momento, lo usa a su favor pero está claro que está jugando con fuego y, previsiblemente, las cosas se irán torciendo. Claro que no lo hace porque sí, no le quedaba otra opción. Y, encima, como no quiere preocupar a Lydia sigue sin contárselo. Se avecina drama del bueno.

Al margen de las diferentes tramas fantásticas, la relación de la pareja protagonista sigue su curso ya comprometidos oficialmente y con el anuncio hecho. Lo que sucede en este libro gira en torno a una Lydia haciendo el esfuerzo de demostrarle sus sentimientos a Edgar. Además, se da una situación muy compleja en la que Lydia "deja de ser Lydia" y hay mucho drama y angustia por parte de los dos. Desde luego, si pensé por un momento que ya estaría todo resuelto entre ambos y que los problemas ya habrían pasado, me equivoqué. Qué cuesta arriba se les está haciendo llegar a la boda...

Por cierto, normalmente es Lydia la que se mete de cabeza en el peligro y necesita ser rescatada pero aquí la meten sin ella buscarlo. Además, en otros libros sus aportaciones para solucionar los problemas son muy puntuales, por conocer cierta información o resolver algún enigma de las hadas; aquí toma la iniciativa y, a falta de poderes o fuerza, sabe usar su ingenio y actuar decididamente para salir del paso. No es que en otros libros sea una inútil, pero en éste se luce bastante más de lo habitual.

En cuanto a los secundarios, volvemos a tener a los más destacados de la serie ocupando un papel importante después de la novela de transición que fue la #11. Ermine sigue tan misteriosa como siempre y ya empieza a cansar que no se atisbe ni de casualidad qué pasa por su mente más allá de que aún aprecia a su hermano y a Edgar pero no termina de estar de su lado. Toca seguir leyendo hasta que ésta levante sus cartas. Luego, Raven sigue su lenta evolución hacia la humanización y resulta que va afianzando una curiosa amistad con el gato-hada Nico. Kelpie, cómo no, vuelve a ser un imprescindible a la hora de usar sus poderes además de un gran apoyo para Lydia. Y Lota sigue siendo un personaje genial que cada vez que aparece suma puntos. Un elenco estupendo que ojalá vayan teniendo más desarrollo en futuros libros y no queden sólo como comparsa de los protagonistas.

En definitiva, otro libro en que vuelve a subir el nivel de intensidad y emotividad. No sólo la serie se sigue complejizando sino que la pareja cada vez me toca más el corazoncito. 

viernes, 1 de octubre de 2021

Hakushaku to yôsei #12. Relatos cortos (2), de Mizue Tani

Y segundo libro de relatos cortos de la serie. El anterior fue el libro #8 y al parecer hay tres más además de un fanbook que, si sigo leyendo y llego hasta él, lo reseñaré también por eso de no romper la numeración. Maniática que es una.

En este caso, el libro se compone de tres relatos siendo el último el más relevante y extenso pues se lleva para sí casi medio libro, sólo unas pocas páginas menos de la mitad. En cuanto al título del libro, al igual que pasaba en el anterior, coge el de uno de los relatos, el segundo. 


Hasta que la cigüeña esté complacida

Frente a la mansión de Edgar, alguien ha dejado un bebé en un capazo con una nota diciendo que es hijo de quien vive ahí. Como es comprensible, las sospechas recaen inmediatamente en éste como padre de un hijo ilegítimo pues, aunque dice haber cortado ya con todas las mujeres por ir en serio con Lydia, su prometida, lo cierto es que no resulta muy creíble. Sin embargo, el bebé, que lo primero que ve es el rostro de ésta, resulta que puede hablar. Dice ser un espíritu de cigüeña, de hecho, tiene dos pequeñas alas en su espalda que lo confirman. Al parecer es el bebé que Lydia tendrá en un futuro... ¿con Edgar?

Un relato tremendamente tierno y dulce pero también cuenta con su punto divertido y emotivo. Al situarse cronológicamente no mucho después de lo que deben ser los hechos de la tercera novela, los protagonistas están aún lejos de tener una relación seria como en los últimos de la serie. Al margen de que es evidente que todo el relato se va a sustentar en un par de confusiones y equívocos, lo cierto es que deja ver un más que posible futuro de ambos siendo unos padres ideales.

Sencillo, agradable y simpático. Un rato de lectura que te deja con una sonrisa en la boca. Lo único malo es que es previsible y que la base es bastante cliché pues es un punto de partida que ya he visto anteriormente.

8/10

Lecciones sobre cómo ganar el corazón de un caballero

Cuando alguien le dice a otra persona "vamos a escuchar la canción del ruiseñor toda la noche" es una indirecta bastante directa para el sexo. Esta frase cobrará otro sentido para Lydia cuando Nico traiga a su casa a un hada-ruiseñor que quería conocerla y que, tras ser presentada, le dice que hará que se enamore. A partir del día siguiente, los problemas empiezan para la joven.

Un relato muy chorra, el más cómico que he leído hasta el momento. Es tan absurdo todo que, llegado el momento, Raven se tendrá que disfrazar de mujer. Esto, que pasaba en el anime con otro contexto diferente, ahora me lleva a preguntarme si no cogieron la idea de aquí (esta novela se publicó en 2007 y el anime se realizó al año siguiente). Al menos en el relato tiene su explicación más o menos aceptable pero en el anime fue muy "porque sí".

La gracia está en el momento de confusión que se genera cuando Lydia le dice a Edgar lo de escuchar el canto del ruiseñor por la noche. Hay una pequeña gota de tensión erótica, algo de drama y poco más.

En definitiva, bastante prescindible este relato, con alguna escena por la que merece la pena su lectura que no pasa de ser simplemente entretenida.

7/10

El académico y el hada. La isla al final del mundo

Con la futura boda de Lydia y Edgar, el padre de ésta, Frederick Carlton, pide que envíen desde la casa que tienen cerca de Edimburgo el velo de novia que la abuela materna de Lydia confeccionó para la madre de ésta, Aurora McKeel. Aunque el hombre sigue evitando contarle a su hija cómo acabaron juntos, esto desencadena en su mente los recuerdos de cuando conoció a su hada particular...

Y al fin conocemos la misteriosa historia de los padres de Lydia. De hecho, salvo que me lo haya saltado en algún momento, creo que ni siquiera sabíamos sus nombres hasta ahora. Uno era "Profesor Carlton" o "padre de Lydia" y la otra era "la doctora de hadas, madre de Lydia". Y eso era todo. Sin embargo, sí que se había mencionado que, sorprendentemente para el carácter de Frederick, ambos se habían fugado juntos, abandonando Aurora su pueblo natal y a su familia. ¿Un hombre tan serio, poco atento a los detalles y sencillo, dejándose llevar por un arrebato pasional? Ya había ganas de saber qué se escondía aquí porque siempre se había negado a contarle a Lydia cómo le pidió matrimonio a Aurora y cómo sucedió todo. Pues bien, de eso va este relato.

Me ha parecido una historia bonita pero que le ha faltado un poco más de chispa. Aunque no es tan sencillo, todo partía de un flechazo pero se ajusta bastante a lo que sabíamos de Frederick. Y, por su parte, Aurora ha resultado ser un personaje muy interesante que te hace pensar que ojalá su hija hubiese heredado parte de su valentía, al menos en lo que a la sinceridad con sus propios sentimientos se refiere. La verdad es que ambos forman una bonita pareja y es bastante triste pensar que no llegaron a estar juntos demasiados años.

8/10

Conclusión

Los dos primero relatos resultan prescindibles aunque entretienen pero por el tercero sí que merece la pena, sin duda, detenerse en el libro antes de seguir con la serie como tal.