viernes, 30 de julio de 2021

Hakushaku to yôsei #3. Amable con tu propuesta, de Mizue Tani

Y la maratón continúa con la tercera novela de esta serie. Creo que me voy a poner de tope alcanzar donde se quedó el anime y luego pasaré a otra cosa durante unos días o, si no, no voy a parar.

Precisamente, ésta es la segunda novela que se adaptó en el anime de 2008 después de haberse saltado la anterior. Al igual que la adaptación de la primera, le quitan bastante de la oscuridad que tienen las novelas haciéndolo un producto más descafeinado y agradable para cualquier público. No obstante, lo peor es que la condensación de los hechos es mucho mayor y mientras la otra tuvo cuatro capítulos, ésta se queda en sólo tres y eso es demasiado poco.

Siendo ya la entrada dedicada a la tercera novela, los destripes empiezan a ser importantes. En todo caso, para saber de qué hablo os remito a la primera reseña. A partir de aquí, spoilers de esa misma primera novela.

Argumento

Un kelpie, un caballo negro de las aguas, se cruza con una pequeña hada que lleva en un anillo "la luna" engarzada y aprovecha un descuido para robárselo. Ambos se dirigen de todos modos a Londres, al mismo lugar: la residencia del nuevo Conde Caballero Azul. Mientras el kelpie va en busca de Lydia Carlton, "Doctora de hadas" a la que conoce desde hace tiempo y a la que propuso matrimonio, la pequeña tiene la misión de encontrarse con Edgar Ashenbert para entregarle el anillo que la reina de las hadas ha encontrado y que sirve para satisfacer la condición de la promesa de matrimonio que realizó con un antecesor de éste.

Las cosas se complican aún más cuando una misteriosa organización se decide a atacar a Edgar y Raven por creer que ambos son en realidad seguidores del conocido como Prince, aquél que les controlaba en América y del que huyeron, y no sus enemigos. Y en medio de todo esto, Paul Foreman, un joven y amable pintor, se ve envuelto en este caos cuando el anillo de la luna acaba atascado en su dedo.

Reseña

Y después de una novela más secundaria como se puede considerar la anterior, lo que explica que la ignorasen a la hora de hacer la adaptación anime, aquí las cosas dan unos cuantos pasos tanto en la parte que se refiere a la lucha entre Edgar y Raven contra su enemigo, Prince, como a la parte romántica.

De lo primero está claro que si la organización que está contra Prince (por cierto, no sé si debería dejarlo así al hablar de él o traducirlo como Príncipe pero me decanto por la primera opción por coincidir con la versión original) supiese que Edgar y Raven en realidad huyeron de él y buscan venganza, podrían ser aliados comunes. La cuestión es si eso será posible antes de que suceda algo grave que lo impida. La trama de fondo se va complejizando y todo parece apuntar a que la familia noble a la que realmente perteneció Edgar de niño estaba de algún modo relacionada con todo esto antes de verse arrastrado a todo su sufrimiento posterior.

En cuanto a la parte romántica la cosa avanza gracias a que Kelpie y Paul serían a priori pretendientes de Lydia. Esto lleva a que Edgar parezca que se pone serio pero, aun con todo, sigue sin llegar a ser amor y la pobre protagonista está hecha un lío. 

La verdad que no es para menos. En la novela se cuenta un hecho de la infancia de Lydia que explica sus reticencias a caer en el amor. Un amigo de la infancia que le mintió diciéndole que había algo más en sus sentimientos pero todo fue una jugarreta por parte de otros críos que le obligaron a escribir esa carta con el engaño. Entre eso y el rechazo que siempre ha sufrido por su capacidad de ver lo que los demás demás no pueden es normal que se resista a caer en las dulces palabras de Edgar. Y es que no sólo es un Don Juan sino que la ha engañado y manipulado varias veces para usarla en su beneficio. Todo movimiento que hace parece destinado a seguir atándola a su lado por su propio bien, no por un sentimiento romántico. Así, la chica no tiene más remedio que crearse una coraza impermeable aunque cada vez le cueste más y más mantenerla porque sus dudas y confusión no paran de crecer.

Los secundarios principales de la novela son Kelpie y Paul. El primero, como hada que es, resulta fascinante. Es directo y es pasional. Y hay que reconocer que los piques que tiene con Edgar llegan a ser bastante divertidos. En cuanto a Paul, es sencillamente encantador. Un chico humilde y un buenazo. Lo único es que la parte de pretendiente para Lydia... como que no. El joven pintor parece mucho más interesado en Edgar que en ella.

De otros seres fantásticos, ahí sigue Nico, que esta vez tiene menos momentos destacables. Quienes se unen a la fiesta son dos pequeñas hadas, la adorable Marygold y la más seria Sweetpea. La novela deja con ganas de conocer a su reina. Y en cuanto a Raven, de momento no hay ninguna evolución de su parte apreciable a simple vista.

En definitiva, una novela muy intensa que me ha conseguido emocionar varias veces. Soy una romántica empedernida y una historia que va creciendo así, poco a poco en cada novela, resulta una delicia. Es muy evidente lo que acabará pasando pero hasta llegar a ese momento, el camino es un placer recorrerlo cuando los personajes están tan bien construidos que es creíble que necesiten su tiempo para librarse de sus barreras. Si a esto le sumamos la trama más oscura de fondo, el contexto del Londres victoriano con sus bailes de temporada y los elementos fantásticos obtenemos una auténtica gozada de serie.

domingo, 25 de julio de 2021

Hakushaku to yôsei #2. Cuidado con la dulce trampa, de Mizue Tani

Segunda novela de esta serie que reseño de seguido a la anterior y seguramente la siguiente entrada siga con ella. Tengo por delante disponibles, de momento, hasta la novela #26 pero no creo que me vaya a pegar una maratón así de bestia... aunque después de haber estado desde abril a junio con la Hermandad de la daga Negra, tampoco lo descartaría. Ya veremos.

En este caso, esta novela está adaptada en los tomos #3 y #4 del manga de Ayuko, es decir, los últimos. Al igual que la primera novela, es una adaptación bastante fiel y me da mucha pena que no siguiese con los sucesivos libros, claro que era simplemente un manga promocional de las novelas y, en menor medida, el anime. Por otro lado, hablando de éste, en el anime se saltaron esta novela lo que es un tanto incomprensible con los buenos momentos que tiene. 

Si habéis llegado aquí y no sabéis de qué estoy hablando os remito a esta entrada. A partir de aquí, claro, habrá spoilers de la primera novela.

Argumento

Tras su aventura en la Isla de Manan, Edgar consiguió hacerse con la Espada de los merrows con el zafiro que incluye la estrella que prueba que él es el heredero del Conde Caballero Azul aún sin realmente serlo. Tras presentarse ante la Reina y proclamar como suyas las posesiones y riquezas de aquél, también nombró a Lydia Carlton como su "Doctora de hadas" personal. Ahora, ya asentado en Londres, puede poner en marcha su plan de venganza.

Una noche, Edgar acompaña a Doris Walpole, una tímida joven de vuelta a casa después de que ésta se separara de su doncella en una tarde de densa niebla. Una vez allí, su prima Rosalie, celosa de que ésta fuese en su carruaje y sabiendo que le esconde algo, le desea que el fogman, un ser oscuro que se lleva a niños en la niebla según las leyendas, la haga desaparecer. Su deseo se cumple y esa misma noche se le pierde el rastro. Tres días después la Sra. Marle, antigua nodriza de ésta, acude al Conde y a su especialista pidiendo ayuda para encontrarla temiendo que la leyenda del fogman fuese cierta.

El primer caso de Lydia en Londres no será tan sencillo como en un principio pudiera parecer y es probable que acabe metida en una nueva situación peligrosa que se conecta de algún modo con el oscuro pasado de Edgar.

Reseña

Como dije en la reseña de la primera novela, Es un villano refinado, había campo de mejora y evolución para los protagonistas. Lydia sigue pecando de ser demasiado amable, centrándose en lo bueno de las personas con las que se cruza aunque le hagan daño y la pongan en peligro. Dadas todas las sombras que rodean a Edgar parece necesario que sea un personaje que desprenda tanta luz como una santa pero no deja de ser un tanto irreal.

Por su parte, Edgar sigue mostrando la parte oscura de su ser. Si en el anterior libro predominaba la ambición por hacerse con el título de Conde para ganar una posición segura, tanto para él como para Ermine y Raven frente a su enemigo común, ahora que la tiene, en este libro se obceca en la búsqueda de la venganza. 

Es un personaje triste que cuanto más lo conocemos, más entendemos sus acciones. No obstante, como Lydia, no somos capaces de ver hasta dónde será capaz de llegar y por eso es difícil terminar de confiar en él. Si bien podemos entender sus motivos, es mucho más difícil llegar a aceptar ciertas acciones que realiza. Pero, oye, no me voy a quejar de tener un personaje así de gris y complejo que camina sobre la línea entre el bien y el mal de forma tan ambigua.

Mi teoría de por qué se saltaron esta novela al hacer el anime es que aquél estaba muy enfocado a las adolescentes que lo viesen así que una novela donde las secundarias principales son dos chicas monas no debería ser de interés. Como Doris se pasa la novela casi entera desaparecida no hay mucho que decir de ella. Rosalie es la que se lleva el peso en la trama. Una niña mimada, arrogante y egocéntrica ¿pero lo suficientemente mala como para hacer desaparecer a su propia prima? ¿Incluso aunque contase con la ayuda de un pequeño ser diabólico conocido como bogey? Aquí reside la clave de la historia. Lo que en un principio parecería una novela a modo de "un caso" para Lydia se va complejizando cuando la relación con el pasado de Edgar se va haciendo más y más evidente.

En cuanto a la relación de los dos protagonista, aún está muy lejos de ser romántica. Edgar es un Don Juan que encandila a toda doncella que se cruce con él, así que Lydia se niega a creer en nada de lo que le dice pues lo más probable es que la quiera seguir usando y por ello la halague. Parece que cada vez que empieza a confiar en él, Edgar hace algo para traicionarla o dañarla, así que vuelta a empezar. No obstante, algún paso se da aquí en la dirección adecuada para romper ese círculo vicioso, pero aún queda un largo camino...

La estrella de la serie, de todos modos, sigue siendo el gato-hada Nico, que tiene momentos en los que se luce. Lydia estaría perdida sin él, a decir verdad. Y en cuanto a Raven, el peligroso e inexpresivo sirviente-aliado de Edgar, vuelve a mostrar su fidelidad a él. Más allá de eso, algún momento puntual tiene en que se le ve más humano al ampliar su interés también al bienestar de Lydia. No sé dónde lo llevará la autora pero tiene aún mucho trabajo por delante con él.

En definitiva, una novela con muy buenos momentos, una trama intrigante de fondo y alguna escena especialmente bonita. Quizás la principal pega que haya que ponerle es que las piezas encajan de una forma demasiado conveniente, hasta incluso una extraña lata de conservas tiene su papel en el momento oportuno. También puede resultar un tanto previsible pero aun así estoy segura de que os sorprenderá en alguna que otra situación.

martes, 20 de julio de 2021

Hakushaku to yôsei #1. Es un villano refinado, de Mizue Tani

Hace ya unos meses, en PSS recuperaron mi vieja reseña del anime Hakushaku to Yôsei (me da un poco de vergüenza enlazarla, que hace mucho que la escribí y... ufff...) a raíz de una noticia de que lo iban a reponer en una plataforma (aquí). Debo decir que esto revivió la nostalgia y el mono por la serie que tenía bastante olvidada. Pero la cosa no era tan sencilla como volver a ver un anime cortito de 12 capítulos. Dado que esta serie tiene ya sus años y hay mucha gente que no la conoce, voy a incluir aquí una sección concreta para presentaros de qué demonios estoy hablando antes de pasar a la reseña en sí.

Y si queréis ampliar más información entre que van saliendo las reseñas de los siguientes libros, podéis leer el #RecomiendaPSS que le dediqué hace unos días. Como podréis ver, el contenido coincide bastante con lo que tenéis aquí y es que he retroalimentado una cosa con otra.

Introducción e información

Hakushaku to yôsei es una serie de novelas ligeras publicadas en la Cobalt, revista de demografía femenina (shôjo) de Shueisha. Salieron entre 2004 y 2013 alcanzando la friolera de 33 volúmenes (incluyendo un fanbook y seis recopilatorios de relatos). De la historia se encarga Mizue Tani y de las ilustraciones Asako Takaboshi.

Inciso: la "novela ligera" es como se llamarían en Japón a las novelas juveniles. Son "ligeras" porque su uso de kanjis complejos está muy limitado y así pueden leerla adolescentes a quienes aún les faltan muchos de estos símbolos por aprender. Es decir, no tiene nada que ver el término con el número de páginas o la seriedad de la trama. Además incluyen ilustraciones interiores, en B/N la mayoría, como si de un manga saliesen.

A raíz de su éxito, en 2008 se realizó un anime de 12 capítulos que adapta sólo unas cuantas de esas novelas. Nunca entenderé, primero, que no nos llegase cuando por entonces las obras shôjo tenían bastante tirón y, segundo, que no se dignaran a darle una segunda temporada cuando recuerdo que en su momento tuvo MUY buena acogida. Incluso tuvo un videojuego para la PS2 titulado Yume to Kizuna ni Omoi wo Hasete.

Pero la promoción no quedó ahí y entre 2008 y 2010 se publicó un manga de cuatro tomos realizados por la mangaka Ayuko. Esta adaptación sólo abarca las dos primeras novelas. En España lo tenéis licenciado por Ivrea con el título El conde y el hada, así que es lo único que nos ha llegado legalmente de esta serie.

Dado que las posibilidades de ver licenciada esta larga serie de novelas ligeras son prácticamente nulas, adjunto sitios que he encontrado donde podéis leerlas. En español, el sitio que más avanzado está es aquí, que en estos momentos llega a principios de la novela #7. En inglés van por la novela #26 y tenéis los siguientes enlaces: aquí, aquí y aquí.

Argumento

Mediados del S. XIX. En Londres, en el inquietante laboratorio del Dr. Gotham, éste se encuentra atado a su propia silla para experimentos humanos. Un joven de cabello rubio y ojos malva le apunta con una pistola mientras le pregunta por la "Estrella de los merrows", el zafiro que se encuentra insertado en la espada que perteneció al legendario Conde Caballero Azul. Presionado por la amenaza de muerte, el médico le confiesa que, por lo que ha averiguado, sólo un "Doctor de hadas" podría decirle si tal joya es real o sólo una vieja leyenda y que hay alguien que dice tener tal especialidad en Edimburgo, Escocia. Entonces, un tiro resuena en la noche.

Lydia Carlton es una joven de 17 años que trabaja de "Doctora de hadas" pues heredó de su madre ya fallecida el poder de ver y comunicarse con los seres fantásticos que viven a nuestro alrededor sin que la mayoría podamos verlos. No obstante, decir que "trabaja" es mucho decir pues en el pueblo nadie requiere de sus servicios y es considerada el bicho raro por excelencia. Un día, tras espantar al nuevo cartero porque estaba hablando con su gato-hada Nico, recibe una invitación de su padre, catedrático de mineralogía, para ir a verle a Londres y pasar las fiestas juntos. Pero la carta no es lo único que llegó. En el periódico local, según lee Nico, sale una noticia de que están buscando a un criminal que atacó y robó a un tal Dr. Gotham. Se trata de un ladrón muy parecido a un asesino en serie ya ahorcado en América. No es que a Lydia le importe la noticia del ladrón, la verdad. Así que al día siguiente cierra su no-negocio de “Doctora de hadas” y se marcha con Nico.

En el puerto se le aproxima un hombre llamado Huxley que dice ser ayudante de su padre enviado para escoltarla. A pesar de lo extraño que resulta que su padre tuviese tal consideración dada su forma de ser, despistada por naturaleza, Lydia le sigue al camarote dispuesto para ella. Nada más quedarse sola, un joven con numerosas heridas le pide que le ayude a salir del barco. No sólo él, la vida de Lydia también corre peligro si permanecen a bordo. Lydia cree en sus palabras al constatar cosas que éste le dice y huyen juntos de Huxley y sus hermanos.

Tras una desesperada carrera, en la que Lydia pierde su maleta, logran ponerse a salvo en el lujoso camarote de otro barco. Ahí el joven se presenta como Edgar Ashenbert, el heredero del legendario Conde Caballero Azul. Para probar que es el digno heredero necesita encontrar la Espada de los Merrows y contrata a Lydia como asesora durante su búsqueda. En su viaje irán acompañados por los dos sirvientes de Edgar: el inexpresivo Raven y la encantadora Ermine.

Reseña

Esta primera novela está adaptada, obviamente, tanto en el manga como en el anime. Igual que pasa con Full Metal Panic!, el material original es mucho más complejo, explicativo e introspectivo que las otras versiones que deben ser más o menos recortadas para ajustarse al medio. La más fiel es la versión del manga en que apenas hay unos leves cambios en los dos tomos que usa para la adaptación. En cambio, revisionados los cuatro primeros capítulos del anime que adaptan la novela a la par que la leía, los cambios son mucho más significativos tanto en la trama como en el enfoque, mucho más oscuro en la novela. Lo más destacable es que Ermine, en el anime, sólo sale mencionada.

Entrando ya en la obra en sí, es una novela que combina la fantasía con el misterio ¿Es Edgar realmente un Conde, más aún, el heredero de aquél que conectaba el mundo humano con el de las hadas? ¿Está relacionado con el asesino ajusticiado en América de algún modo? ¿Y con lo sucedido al Dr. Gotham? ¿Quién es Huxley en realidad? Y si todas estas preguntas no son suficientes, no hay que olvidar el misterio que envuelve la "Estrella de los merrows", tanto por su localización como por cómo conseguir la espada. 

Lydia se ha metido en algo muy peligroso y es una chica aún tan ingenua e inexperta que todo el mundo intenta engañarla y manipularla. Es un personaje que lucha constantemente entre lo que le dice su cabeza (y Nico, que actúa como su fiel consejero) y su corazón e instintos. No creo que se la pueda considerar una "chica tonta", sólo es demasiado buena y no está preparada para el mundo fuera de la burbuja de su pueblecito donde además, por ser el "bicho raro", era bastante ignorada y apenas tenía contacto con otras personas. Esto también ayuda a explicar mucho de sus acciones y forma de ser. 

Por su parte, Edgar es realmente la estrella de la serie. Su atractivo, sonrisa, refinamiento y modales esconden a un personaje muy oscuro cargado de secretos. En realidad es un personaje de varias capas y si la primera, la que muestra a todo el mundo, es su representación del perfecto caballero y la segunda es su oscuridad, escarbando más a fondo se vislumbra un corazón noble y fiel. También es cierto que no deja de ser el clásico personaje masculino atormentado por un terrible pasado que le ha obligado a crear todas esas capas. Un personaje muy interesante porque sus matices de gris tiran más a lo oscuro que hacia lo claro. Seguro que tiene una importante evolución en las siguientes novelas.

De secundarios, Raven es el más destacado. Un chico tan inexpresivo como un robot y peligroso como un cuchillo afilado. También tiene su triste historia y es de esperar que, según avance la serie, poco a poco se vaya humanizando. Ermine es quizás el personaje más triste por su pasado también horrible y por los conflictos internos que tiene. Es una pena que el anime la ignorase como lo hace pues es el personaje más interesante de largo.

En cuanto a las hadas, éstas no son únicamente la Campanilla de Peter Pan sino que hay una enorme cantidad de seres que se engloban bajo esta denominación, tanto buenos como diabólicos. En esta novela, aparte de Nico y los merrows (sirenas), conocemos a los brownies que son duendecillos traviesos que tienen pinta de ser recurrentes en toda la serie. Seguro que, libro a libro, la colección aumenta.

La única pega que tengo que ponerle a la historia es su final un tanto confuso en la parte en que Lydia negocia con los merrow. Eso y algún agujero de guion menor como que, al principio, tras huir a la carrera del primer barco, pudieran llegar al elegante camarote del otro sin que nadie les detuviese, sobre todo por las pintas de un Edgar golpeado y harapiento.

En definitiva, un inicio de serie más que redondo en que se asientan bien las bases de la trama, conocemos a unos personajes que tienen mucho campo de mejora e incluso se menciona al que probablemente será el villano que antes o después tendrán que enfrentar. Además, no es una novela muy extensa y queda bien cerrada así que se puede elegir si continuar o no con la serie si no termina de convencer. A cualquiera que le gusten las historias que mezclen fantasía con un punto de misterio y se sitúen en el contexto de la Inglaterra victoriana tiene aquí un imprescindible al que echar un ojo. Y hay un gato que habla, camina sobre sus patas traseras y se cree todo un caballero ¿es o no es esto un punto a favor? Yo no me perdería el darle al menos una oportunidad.

jueves, 15 de julio de 2021

Hamefura (T1)

Llego bastante tarde a esta serie que se estrenó en la primavera del año pasado, 2020. A pesar de su gran éxito y de que me interesaba la fui dejando pasar hasta que, con el estreno de la T2 hace un par de semanas, me animé a verla. Eso y la #ReseñaPSS que le dedicó @Miya, que fue lo que me picó del todo. Estaba dudando de si reseñarla ahora o ya esperar a la T2 y hacer reseña conjunta, pero bueno, mejor ir por partes. 

El título completo es Otome Game no hametsu flag shika nai akuyaku reijō ni tensei shite shimatta… pero resulta más conocida por su versión inglesa My Next Life as a Villainess: All Routes Lead to Doom! El anime se basa en una serie de novelas ligeras escritas por Satoru Yamaguchi e ilustradas por Nami Hidaka. Además, ha tenido varias adaptaciones a manga pero no me voy a extender más, os remito a la reseña para completar información.

Por cierto, es la primera serie que veo en Crunchyroll. Para quien no lo sepa, se puede ver de manera gratuita lo que tienen ahí, te comes anuncios pero nada muy grave si lo comparas con lo que hay en televisión y así se apoya el anime de manera legal. Y si no quieres ver anuncios, la verdad es que los planes de pago son bastante asequibles. Ahí lo dejo.

Argumento

Catarina Claes es una niña tan egoísta y consentida como cabría esperar de la hija de una familia de la nobleza. Un día le presentan a Geordo Stuart, tercer príncipe del reino, y, mientras paseaba con él, se cae de bruces contra el suelo dándose un buen golpe en la frente. Esto despierta los recuerdos de una vida pasada como estudiante de instituto del mundo que conocemos que murió en un accidente con 17 años. 

Entre sus recuerdos hay algo que destaca y es que conoce a la chica en la que se ha reencarnado: la villana de Fortune Lover, un juego otome al que estaba enganchada desde que su mejor amiga se lo dejó. Según va rememorando, Catarina era la villana que le hacía la vida imposible a la protagonista, María Campbell, en su ruta con Geordo. Los finales para ella eran a cada cual peor: destierro o muerte. Lo malo es que, sintiéndose culpable por la cicatriz que le queda a Catarina, algo que en la nobleza le haría muy difícil el matrimonio, Geordo le pide su mano y ella acepta sin darse cuenta, metiéndose de lleno en la ruta hacia su perdición.

No obstante, Catarina es una adolescente metida en el cuerpo de una niña, faltan años antes de que se dé el encuentro con María que lo desencadenará todo. Tiene tiempo de sobra para prepararse para todos los posibles destinos nefastos y, con su personalidad alegre y animada que tenía y no la de esa niña malcriada, irá ayudando a los personajes que sabe que lo pasaron mal en el juego: Keith, el hermano que adoptan sus padres o Allan, el hermano menor de Geordo. También conocerá de niña a Mary, la prometida de Allan, al cuarto pretendiente de María en el juego, Nicol Ascart, y a su hermana Sophia. 

Reseña

Los shôjos de género isekai siempre me han encantado, ahí están Fushigi Yûgi, Kanata Kara, Anatolia Story e incluso podríamos considerar La visión de Escaflowne. El caso es que, tras su éxito en los '90, desaparecieron y la temática pasó a estar encabezada por shonens que han tenido un boom impresionante. Pero ya no era lo mismo para mí. Quien diga que las demografías no importan que se lo haga mirar porque los enfoques son muy diferentes. Además, la sobresaturación de la temática ha ido a la par de clichés, parodias, fanservice y otros elementos que han, desde mi punto de vista, degenerado el potencial que tienen las historias en las que alguien viaja a otro mundo por el motivo que sea. Al menos esta saturación ha servido para recuperar con fuerza el género en el shôjo con esta serie por bandera.

Para empezar diré que Hamefura es lo que tenía entendido que iba a ser: un anime entretenido, simpático y con una protagonista que tiene un carisma arrollador. Catarina (Bakarina como se la conoce también, de "baka" = "idiota") es maravillosa. Ella sola carga sobre sus hombros todo el peso de la serie y lo soporta muy bien. Es simpática, generosa, fuerte y amable. También es una cabeza de chorlito, con unas salidas que no hay por dónde cogerla, glotona y MUY densa, en el sentido de que no se entera de los sentimientos de los demás por ella.

Como buen otome que en el fondo es, los personajes caen enamorados uno detrás de otro de la protagonista. Pero no sólo los chicos, también las chicas están locas por ella dándole un interesante punto de diversidad. Esto tiene su gracia cuando se piensa que originalmente era la clásica villana arpía que le hacía la vida imposible a la auténtica protagonista. La cosa es que el romance no podría ser menos trascendental para Catarina, cuya máxima preocupación es acabar sobreviviendo y no volver a morir joven así como evitar también ser desterrada.


La estructura de la serie, no obstante, me ha parecido un poco irregular. El principio es magnífico en su forma de presentarnos a los personajes y ver la dinámica que se establece entre ellos. Luego hay unos capítulos que son puro relleno y, aunque tienen algún punto, me han parecido muy flojos. Y de ahí se pasa a una intensa recta final en que la trama se vuelve más oscura porque el tema de la magia, que había sido bastante ignorado en general, toma relevancia.

Otro punto algo más débil es que, salvo Catarina, el resto de personajes son muy planos y clichés, al menos en líneas generales. Ésta es sólo la primera temporada, 12 capítulos que al parecer abarcan las dos primeras novelas de 10 lleva de momento, así que espero que haya margen de profundización y desarrollo en lo que está por venir. Lo malo es que, por las imágenes promocionales que he visto, parece que el elenco de secundarios se va ampliando. Habrá que ver cómo sigue la serie. En todo caso, esta temporada se podría ver de manera independiente porque el final se podría considerar cerrado.

Hamefura me ha servido para reencontrarme con los shôjo isekais pero, aunque me ha parecido muy divertida, me ha dado muy buenos ratos y me ha encantado la protagonista, se me queda un poco por debajo de las expectativas. Veremos cómo evoluciona, sobre todo en lo que a profundidad de los personajes y complejidad e interés de la trama se refiere. De momento, como introducción, muy bien.

sábado, 10 de julio de 2021

Seishun Otome Banshô!, de Shizuru Seino

No contaba con reseñar otra obra de esta autora tan pronto pero mientras investigaba para la de Junai Tokkô Taichô! descubrí que éste era un spin-off de la misma situado en un futuro a medio plazo y que la protagonista era la hija de Chiemi y Akifumi, es decir, los protagonistas de aquélla. No creo que sea spoiler destripar el hecho de que acaban juntos y que en el futuro tienen una hija. No he leído su continuación, Honki / Maji pero es algo bastante previsible. Como dato decir que e
ste spin-off consta de tres tomos publicados entre 2013 y 2014.

Argumento

Mihane Hirata ha heredado los peores rasgos de sus padres: de él tiene la piel oscura y los ojos de mirada amenazante y de ella tiene la fuerza bruta y la tendencia a meterse en peleas. Siendo así, es conocida como "Satsujinki" (monstruo asesino) y todo el mundo que se cruza con ella huye. Al menos cuenta en el instituto con la amistad de María, una preciosidad opuesta a ella que lo cierto es que disfruta mucho picándola aunque también le dé buenos consejos.

Lo cierto es que Mihane es una adolescente de 16 años como cualquier otra y tiene un chico que le gusta: Touma, su encantador compañero de clases y quizás el más popular del instituto. Un día que mira hacia donde está él con su grupo de amigos y éstos se dan cuenta de la (desde su punto de vista) inquietante mirada que les está lanzando, Touma se decide a preguntarle si es que quiere pelea con ellos. Entonces, sin querer, se le escapa que le gusta. Antes de que la pueda rechazar le pide que se conozcan un poco más y, para su sorpresa absoluta, él le dice que pueden quedar la tarde siguiente ¿Empezará así la historia de amor de Mihane o la cita será un desastre absoluto? ¿O quizás ambas cosas?

Reseña

Con lo decepcionante que me resultó Junai Tokkô Taichô! lo primero que quiero decir es que no necesitáis haberla leído para poder leer su spin-off. Quizás podríais echar un vistazo, como ya dije en su reseña, al primer capítulo para al menos conocer a los protagonistas de aquélla. Aparte de que Mihane es su hija y la mención de que ha heredado sus rasgos más destacados no hay nada que sea relevante para entender y disfrutar ésta. De hecho, ellos ni siquiera aparecen.

Con esta serie la autora vuelve a lo que se le daba de maravilla: la comedia romántica y disparatada. Mihane es un compendio de caras entre lo terrorífico y lo risible. Además no es sólo su cara sino que es muy bruta y tiene momentos insuperables como cuando aparece con una motosierra o cuando se enfrenta a... un oso. Sí, sí. Esto es literal.

A pesar de esto que digo, me parece relevante comentar algo que está de fondo aunque no se trata explícitamente. En Junai Tokkô Taichô! Akifumi tenía la piel oscura de manera natural (creo que no se llegaba a explicar por qué pero lo mismo se me pasó) y esto en realidad no era relevante en ningún momento. Sin embargo, para su hija es otro cantar. Ya sabemos que Japón es un país no sólo machista sino racista y el ideal de belleza femenino es, entre otras cosas, tener la piel muy blanca. Ya veis por dónde van los tiros. Momo, de Peach Girl, también sufría por los estereotipos ligados a su color de piel y su complexión. Mihane, cuando no tiene los rasgos exagerados por exigencias cómicas del guion es una chica quizás no tan preciosa como su amiga María, pero sí que es muy mona. Sólo tenéis que ver las portadas de los tomos que adjunto en la reseña para confirmarlo. Quizás habría estado bien que la autora aprovechara para tocar el tema y profundizar un poco más pero se centró en la parte de comedia y romance y dejó pasar la oportunidad.

También está presente aunque un poco desaprovechada cierta inversión de los roles de género tradicionales. Lo que más destaca es que Mihane aparece como defensora de Touma frente a las habladurías o como su salvadora llevándolo a cuestas (tal como la portada del tomo #2), pero poco más. Le podría haber sacado más punta porque Touma sigue siendo el clásico chico guapo, popular y amable sin nada destacable en este sentido. Esto se compensa en el pequeño extra final, ojalá más de lo que se ve ahí.

En cuanto a la parte romántica de la serie, me falta ver de dónde nacen los sentimientos de ella por Touma. Vale que es encantador y es el chico popular así que era fácil fijarse en él pero algo más debió haber. En todo caso, aunque simplemente se basase en un flechazo, sus sentimientos por él van creciendo durante los tres tomos y la chica es adorable en su timidez, su vergüenza y sus dudas por no saber cómo actuar (aunque también tiene sus puntos de acosadora chiflada, no lo vamos a negar). En cuanto a él, como no podría ser de otro modo, la cosa es mucho más progresiva y pasa de la curiosidad, a la sorpresa por ver lo buena chica que es en realidad, a la amistad y ya al final empieza a sentir algo más. Es una relación tierna, bastante infantil en realidad, que progresa lentamente. Aunque la parte cómica de la serie es la más destacable, el romance tiene unos momentos muy monos.

Por un lado me alegra de que la serie acabe en sólo tres tomos porque no le da tiempo a la autora a liarla para mal al meter a rivales que se entrometen en la pareja formada. Antes de eso hay un par de personajes que cumplirían ese rol, pero en realidad acaban acercándolos. Por otro lado, que acabe tan pronto me apena porque nos quedamos sin ver al menos un poco de su desarrollo como pareja. Habría estado curioso al menos llegar al momento en que Touma conociera a los padres de Mihane y ver a los protagonistas de Junai Tokkô Taichô! de adultos cerrando el círculo de ambas historias.

Poco más puedo decir. Una serie que me reconcilia con la autora después de la decepción anterior. Es muy cuqui y divertida, de ésas que al mismo tiempo que te sacan una sonrisa o incluso alguna risotada también te tocan la fibra sensible. Os dará un rato de lectura entretenido y bastante disfrutable.